Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los nuevos linajes de ómicron amenazan con recrudecer la nueva ola de contagios en Canarias

Las variantes BA.4 y BA.5 han mostrado un escape inmune superior tanto a las infecciones previas como a las vacunas | En Canarias suponen el 20% de los casos de covid

Una enfermera se prepara para realizar un test de coronavirus. Andrés Gutiérrez

Los nuevos linajes de la variante ómicron de covid (BA.4 y BA.5) están amenazando con recrudecer la séptima ola de coronavirus que ya ha empezado en Canarias. La protección de las vacunas y las infecciones previas no son suficientes como para evadir el contagio de estas subvariantes de coronavirus que, con varias mutaciones en la proteína de la espícula (S), han aprendido a infectar a nuestras células mejorando la forma en la que engañan a nuestro sistema inmune. 

Así lo reflejan las últimas evaluaciones rápidas del riesgo de ciertas variantes publicadas por el Ministerio de Sanidad, que concluyen que estas dos variantes tienen una capacidad de crecimiento mucho más rápido que el de los dos primeros tipos de ómicron (BA.1, la original, y BA.2, la mal llamada sigilosa) - que provocaron un récord de contagios y muertes en Canarias-. "La progresión observada indica que, muy probablemente, los linajes BA.4 y BA.5 (particularmente este último) continuarán su expansión hasta convertirse en los linajes dominantes en todo el territorio nacional a lo largo de las próximas semanas", relatan en su informe los científicos del Centro de Coordinación de alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES).

El riesgo de reinfección es muy probable, incluso en personas que hayan pasado recientemente covid

decoration

A día de hoy, el 19,2% de los casos de covid en Canarias son BA.5 o BA.4. Es la comunidad con menor penetración de esta variante y, sin embargo, para muchos expertos la séptima ola ya ha empezado. “Es probable que muchos de los casos que estamos viendo ahora sean de la variante BA.2 de ómicron, por lo que el riesgo de reinfecciones incluso en personas que hayan pasado recientemente covid con BA.2 es altamente probable”, señala Jacob Lorenzo, director del Instituto de Enfermedades Tropicales de la Universidad de La Laguna (ULL), que advierte que es muy probable que esta ola "no dure solo un mes", como ha venido siendo habitual en otras s ocasiones. 

Y es que estas variantes también muestran "indicios de poder evadir parcialmente la respuesta generada por las vacunas y las infecciones previas", como informa el CCAES. Que las pasadas infecciones no protejan preocupa a la comunidad científica, pues no ayudarán a que los síntomas sean menos severos. Algunas investigaciones recientes, de hecho, muestran que las reinfecciones pueden llegar a ser más severas y conllevar a riesgos más altos de hospitalización, muerte y desarrollo de covid persistente. 

Otros estudios han llegado a la conclusión de que estas variantes tienen una forma de contagiar muy similar a las viejas variantes (alfa y delta), que se propagaban más por los pulmones. Esto supone que las infecciones se pueden complicar más que lo que lo han hecho hasta el momento con ómicron (BA.1 y BA.2), puesto que estas últimas se replicaban más en células de las fosas nasales.

Los últimos estudios muestran que BA.5 y BA.4 se replican en los pulmones, como delta y alfa

decoration

No obstante, aún no existen evidencias de una mayor gravedad de los casos en comparación con BA.2 por lo tanto, el Ministerio de Sanidad considera que "el impacto que estos linajes puedan tener en comparación con el observado hasta ahora se considera muy bajo". Por otra parte, sí que admite que un aumento muy elevado en el número de casos conllevaría un aumento en el número de hospitalizaciones y fallecimientos.

Las mutaciones de estas variantes también las hacen más susceptibles a ‘escapar’ a algunos test. Las variantes han desarrollado dos delecciones en los puestos 69 y 70 de su ARN, que hacen que falle la detección del gen S. Por eso se recomienda que para la detección del patógeno se utilicen bien varios genes o se lleve a cabo una secuenciación completa del virus. 

Desde el martes, Canarias cuenta con 331 personas hospitalizadas, la cifra más alta desde el 18 de marzo. De estas 331 se encuentran en planta y 23 en la UCI. Las hospitalizaciones han crecido un 15% desde la semana pasada. 

Las Islas son una de las últimas comunidades en las que todavía es más probable infectarse de la variante de ómicron sigilosa que de los nuevos linajes. Sin embargo, esta hegemonía, que hace tan solo un mes rozaba el 90%, hoy ya se encuentra en el 59,7%. Como en otros lugares, las nuevas variantes están desplazando con mucha rapidez a BA.2. En Baleares y Galicia apenas representan el 23% de los casos.

A tenor del crecimiento de estas variantes, los expertos solicitan que las vacunas se reformulen para poder proteger mejor contra estos nuevos linajes circundantes. De hecho, los responsables del órgano regulador del medicamento en Estados Unidos - conocida como Food and Drug Administration (FDA)-, han instado a Pfizer y a Moderna a actualizar los componentes de la vacuna para que puedan enfrentarse a las variantes supertransmisibles de ómicron.

Compartir el artículo

stats