Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Palma

La 'masacre' se confirma y el Ayuntamiento de Palma suspende al 91% de los aspirantes a taxista

El consistorio solo ha aprobado a 14 de los 155 aspirantes en la prueba de mayo

Palma registra un déficit de conductores de taxi. MARÍA PEDRAZ

La 'masacre' que el presidente de la asociación de Taxis-PIMEM, Biel Moragues, anunció al Diario de Mallorca, diario que pertenece a este mismo grupo, Prensa Ibérica, el pasado día 10 se ha confirmado: en el último examen convocado por el ayuntamiento de Palma para obtener el carné que permite conducir unos de esos vehículos, de los 155 presentados solo han aprobado 14. Tras conocer este jueves este dato, Moragues no ha ocultado su indignación y ha opinado que el ingeniero del ayuntamiento de Palma que elabora estas pruebas está actuando de mala fe, con la intención de suspender al mayor número posible de aspirantes.

El presidente de la citada asociación de taxistas ha recordado que en las pruebas de abril, a la que se presentaron 300 personas, solo se otorgó el aprobado a 51. Eso provocó que el Consistorio optara por exigir al ingeniero municipal que elaborara una nueva convocatoria extraordinaria para mayo. Pero tras esta última prueba, los participantes denunciaron la extraordinaria dureza de la misma, incluidos algunos jóvenes con estudios universitarios, lo que llevó entonces a Moragues a vaticinar lo que finalmente ha sucedido, dado que han suspendido más del 90% de los presentados.

Este portavoz del sector ha señalado que ese enorme nivel de suspensos se explica por la dificultad de la prueba de itinerario, en el que los aspirantes a taxistas deben demostrar su conocimiento de las calles de Palma, algo que en su opinión no tiene sentido cuando actualmente estos coches pueden disponer de un navegador.

La indignación existente en el sector con el citado ingeniero municipal ha llegado a tal punto que algunos taxistas están reclamando a sus patronales que "pidan su cabeza" a los responsables del Consistorio, ya que ese mismo técnico ya venía siendo criticado por prohibir que sean utilizados como taxi modelos de coches que sí son permitidos en otros municipios.

Además, Moragues ha lamentado que estos suspensos masivos se produzcan en un momento en el que existe un déficit de conductores de taxi, lo que agrava los problemas para contar con los servicios de uno de estos vehículos, especialmente durante el turno de tarde-noche.

En relación a este último punto, esta asociación de taxistas de PIMEM ha reclamado hoy que se creen licencias temporales de taxi para afrontar el colapso de este servicio durante la temporada alta.

Desde esta organización se asegura que la situación del sector es "desesperante" y que este inicio de temporada alta es "desbordante", ante una falta de coches que «no se había visto nunca».

Se añade que "la falta de 50.000 coches de alquiler, las más de 300 licencias sin conductor o un transporte de bus insuficiente hacen que todas las miradas vayan injustamente hacia el taxi".

"Ante la falta de este tipo de servicio los turistas piden y necesitan del taxi para poder llegar a su alojamiento" se apunta.

Esta patronal considera que el debate sobre este sector pasa por conocer las intenciones del Govern sobre el modelo económico que quiere implantar, teniendo en cuenta aspectos como el decrecimiento de visitantes, del número de coches de alquiler o la gestión de la llegada de cruceros para decidir cuándo y cuántos taxis se deberían sumar a la flota actual para cubrir la demanda.

Compartir el artículo

stats