Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ofertas

Se busca compañero de piso espiritual en Ibiza

Internet se llena de anuncios que ofrecen sesiones de tarot, meditación y espiritualidad en Ibiza por diez euros

La verdad del negocio del tarot.

"Se buscan personas espirituales con las que alquilar un piso en la ciudad de Ibiza o alrededores. Las dos únicas normas son: sin drogas ni alcohol y sin perros. Soy un meditador y busco compañeros espirituales para crear un ambiente de energía elevada. Tengo 30 años y medito, trabajo/sirvo y estudio la mayor parte del día. Si cultivas unos valores elevados o, al menos, deseas cultivarlos, has de saber que la compañía y el ambiente es muy importante, y que la compañía espiritual puede ayudarte a evolucionar espiritualmente. Si te interesa, por favor, ponte en contacto conmigo".

Este es solo uno de los muchos anuncios que se pueden encontrar en plataformas online como Milanuncios. Al limitar la búsqueda exclusivamente a la isla de Ibiza, un gran porcentaje de ellos están directamente relacionados con el tarot, los videntes, la espiritualidad y la meditación.

Otro de ellos, publicado hace menos de dos semanas por un "facilitador de meditación", ofrece clases de meditación por 10 euros, tanto presenciales como online a través del programa de videochat Zoom. Están destinadas a principiantes o a meditadores que quieran profundizar su práctica y pueden ser colectivas o individuales. "Medita y encontrarás que tienes dentro un paraíso portátil", se lee en el anuncio en referencia a la frase del maestro indio Paramahansa Yogananda, "cuyas enseñanzas me guían".

Asimismo, esta persona señala que enseña técnicas de "relajación, concentración, afirmaciones, visualizaciones, cantos devocionales y mucho más". Y acaba el anuncio diciendo que "todo lo demás puede esperar, pero no tu unión con tu ser interior".

También hay numerosos anuncios para que el cliente "conozca la verdad", como es el caso del publicado por una persona que dice de sí misma que tiene una "alta videncia" y reta al ciudadano a "ponerla a prueba". La sesión, según especifica, cuesta 10 euros, que se pueden pagar mediante transferencia o Bizum, y dura 20 minutos. "Siempre, por muy dolorosa que nos parezca la verdad, es muchísimo mejor que vivir en un engaño. Por ello, yo digo lo que veo y no lo que quieres oír. El tiempo siempre me da la razón. Si tú me llamas, te garantizo que repetirás", reza el anuncio.

Tarot y videncia es lo que ofrece otro clasificado publicado en la plataforma con el objetivo de que "puedas resolver todas tu dudas y preguntar todo lo que quieras". De hecho, este anunciante asegura que "no se anda por las ramas", por lo que no te dirá lo que quieres oír: "Te diré solo la verdad para que no pierdas más tiempo ante esa situación que te preocupa. Mi propósito es que puedas acercarte siempre a la verdad. ¿Hablamos?". Además, aunque no especifica cuáles son sus tarifas, indica que "siempre hay promociones, así se hace más fácil para tu bolsillo".

Tampoco habla de precios la "vidente, bruja y medium" María, pero invita a que hables con ella "si vives con muchas incertidumbres, si estás en un momento complicado y necesitas orientación". A su juicio, "las energías nunca mienten", por lo que "si estas leyendo mi anuncio es porque puedo ayudarte". Trabaja, explica, con cuencos tibetanos.

Lo mismo ofrece un anuncio titulado "tarot africano". "No busques más porque encima de mi mesa está la baraja de tarot que responderá a todas tus preguntas con atención personalizada", se puede leer. Subraya que está disponible las 24 horas al día.

En otro anuncio similar, los precios oscilan entre los cinco y los diez euros, dependiendo de si la sesión de tarot dura 15 o 20 minutos.

Recuperar el amor perdido

Muchas de las ofertas que podemos encontrar en la plataforma son de personas que ofrecen "servicios" en Ibiza a pesar de no residir en la isla. Y es que muchos optan por vender la sesión de manera telefónica. Se define como la vidente número uno en España y asegura ser experta en amarres de amor. No vive en Ibiza, pero te "ayuda" siempre y cuando tengas un dispositivo móvil para conectar con ella. "Vidente de nacimiento experta en amarres de amor, endulzamiento, limpiezas, retornos de pareja, etc. Soluciono todos tus problemas y haré que regrese tu pareja gracias a mis amarres de amor", explica. Además, sostiene que el cliente obtendrá resultados "de tres a cinco días".

Por si alguien desconfiara de su trabajo, en el anuncio explica que envía fotografías y vídeos de los trabajos personalizados. "Me dedico a ayudar personas que me necesitan. Estoy disponible todos los días en mi casa. Trabajo a distancia desde el móvil para poder ayudar a todo el mundo y siempre ofrezco un servicio de alta calidad. En mi consulta recibirás todas las respuestas claras y completas", dice. Ella se centra en el amarre astral, cubano, siete nudos y magia blanca.

Curar "cualquier cosa"

Un "curandero y vidente de Ibiza" dice que es sanador de nacimiento y que tiene un don desde pequeño. "Puedo ayudarte con cualquier tipo de dolencia y/o enfermedad, problemas de depresión, nerviosismo, estrés y ansiedad. Realizo limpias con mis tradicionales prácticas de cura espiritual y hago un completo abordaje del cuerpo energético, equilibrando chakras y energetizándolos", explica en su anuncio.

Estos son solo algunos ejemplos, pero hay muchos más. Sin embargo, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades empezaron hace tres años a trabajar en un plan de acción para combatir las pseudociencias y pseudoterapias, como las terapias con cuencos tibetanos o la alineación de chakras.

En este Plan explican que estas pseudoterapias (hay un listado con más de un centenar) no tienen soporte en el conocimiento científico ni evidencia científica que avale su eficacia y su seguridad. "Su utilización afecta negativamente a la salud, sea perpetuando algunas dolencias, generando otras o, incluso, aumentando el riesgo de muerte. Esto último puede ocurrir bien porque favorecen el retraso o la sustitución de tratamientos convencionales (cuya eficacia y seguridad sí está probada) o porque reducen la efectividad de estos últimos, como han demostrado varias investigaciones", explican.

Compartir el artículo

stats