Los alimentos que ha recogido Cruz Roja en sus diversas campañas ha permitido repartir 879.500 kilos de alimentos a 35.073 personas vulnerables a los que la crisis sanitaria por covid-19 les ha afectado sobremanera.

El 60% de las ayudas se destinarán a las familias de la provincia de Las Palmas y un 40% a las de Santa Cruz de Tenerife. Concretamente, la provincia de Las Palmas recibirá 516.657 kilos de alimentos con los que se podrá contribuir al bienestar de 20.262 personas. Por islas, 278.983 kilos se entregarán a 11.913 personas de la isla de Gran Canaria; 222.181 se repartirán a 7.491 personas vulnerables en Lanzarote y 15.493 entre 858 personas en Fuerteventura.

Por su parte, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife se hará entrega de 362.843 kilos de alimentos a 14.811 personas vulnerables, con la siguiente distribución: 276.567 Kilos a 11.327 personas en la isla de Tenerife; 66.090 kilos a 2.882 personas en La Palma; en el Hierro 12.833 a 376 personas; y 7.351 Kilogramos a 226 personas en La Gomera.

Este reparto de alimentos se encuadra en la primera fase del Programa 2022 de Ayuda Alimentaria a las personas más desfavorecidas, cuya entrega se realiza a través de Cruz Roja, dado que es la entidad encargada del 50% de la distribución de este programa junto a la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL).

El programa está cofinanciado en un 100% por el fondo de Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa (REACT-UE), para incrementar el apoyo al Fondo de Ayuda Europea para las personas más Desfavorecidas (FEAD), con el fin de abordar la situación de quienes se han visto afectados social y económicamente por la crisis de la covid-19.

Esta acción se realizará en todo el territorio nacional, donde está prevista la distribución de más de 76 millones de kilos de alimentos que alcanzarán a 658.685 personas en esta primera fase.

Como explica Cruz Roja en un comunicado de prensa, las ayudas FEAD «contribuyen a paliar las peores formas de pobreza, suministrando ayuda no financiera a las personas más desfavorecidas en forma de alimentos y mediante la realización de actividades de inclusión social».

El Programa 2022 se desarrollará en dos fases en las que se tiene previsto atender a más de 1.322 millones beneficiarios de todo el territorio nacional, a quienes se van a distribuir cerca de 76,3 millones de kilos de alimentos.

De esta manera, además de la entrega del alimento para las personas más desfavorecidas, todas las organizaciones ofrecerán como medida de acompañamiento básica información sobre los recursos sociales más cercanos elaborada por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

Añade que la alimentación, como derecho fundamental de todas las personas, debe ser entendida como alimentación digna y adecuada, motivo por el que la cesta de alimentos que se entrega a las personas beneficiarias de este programa contiene productos esenciales, de fácil transporte y almacenamiento, que suponen de gran ayuda en el día a día de las familias vulnerables.

Así, para esta primera fase se incluyen leche, aceite de oliva, arroz blanco, alubias cocidas, conserva de atún, macarrones, tomate frito en conserva, galletas, macedonia de verduras en conserva, fruta en conserva, cacao soluble y tarritos infantiles de arroz con pollo y de fruta para las familias con niños y niñas pequeños a su cargo.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) se encarga de la selección de los alimentos que siguen criterios básicos de calidad y variedad, fácil manipulación y conservación, larga vida útil con un formato adecuado para el destino final del alimento.