Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Activismo

“El feminismo ha cambiado muchas cosas y el movimiento trans lo echó para atrás”

“El lobby transgénero en Naciones Unidas y el mundo entero es muy fuerte (...) Las compañías farmacéuticas les da dinero”, denuncia la activista en Alba Facio

Facio, a su llegada a las jornadas. Alba Villar

Las palabras mujer e igualdad han comenzado a ser desbancadas de discursos y políticas incluso en las Naciones Unidas en favor de trans y diversidad. Para la activista y jurista feminista costarricense Alda Facio “es peligroso”. Lo advirtió ayer en el II Encontro Nacional de Políticas Públicas, organizado por la Diputación de Pontevedra a través de la Escuela de Igualdad María Vinyals, en el castillo de Sotomayor, y que proseguirá hoy jueves con otras conferenciantes. Facio, que intervino tras el discurso de apertura de Carmela Silva y la intervención de la directora general de Igualdad de Asturias, Nuria Varela, concedió a Faro de Vigo esta entrevista.

He oído tanto de chicos jóvenes como de adultos que ellos se están sintiendo atacados con algunas leyes. Curiosamente, se están sintiendo como víctimas.

Se está legislando bien, lo que pasa es que los hombres están siempre siendo socializados para que piensen que ellos son lo más importante, que el espacio es de ellos. En el momento, en el que alguien les dice que ese espacio es compartido o solo para mujeres, se sienten atacados. En 1984, en Costa Rica planteamos una ley de paridad en los espacios políticos más importantes. En ese momento, yo fui a defender la ley al Congreso y los políticos hombres decían: “Nos quieren quitar todo”. Yo les pedía que volvieran a leer la ley, en ella ponía el 50% cuando las mujeres eran el 52% de la población. Ellos están acostumbrados a tenerlo todo y que las mujeres no nos defendamos cuando nos violentan. Cuando violan a una chica y denuncia, se oye: “Ay, pobrecito, le van a destruir la vida”. ¿Y a la jovencita? A ella, ya se le destruyó la vida pero no se piensa en eso. Es terrible.

En España, en una semana, llevamos cinco asesinatos de mujeres a cargo de sus parejas o exparejas y una sexta está entre la vida y la muerte. Hemos avanzado mucho en legislación, pero las cifras de homicidios siguen siendo altas.

Por una parte, ellos se sienten atacados; aunque no es cierto que se les ataque; y violentan a las mujeres porque creen que les están quitando derechos. Se visibiliza más la violencia que antes. También está que la violencia, no solo contra las mujeres, ha aumentado en todo el mundo. El cine, la televisión y las redes sociales contribuyen a que aumente la violencia porque los hombres se sienten con derecho a hacerlo. Ha aumentado la pornografía que es también cada vez más violenta. Se va naturalizando la violencia.

¿Se debería prestar más atención a los mensajes de determinadas canciones y videoclips? Las niñas y niños están continuamente consumiendo música con lenguaje sexista y agresivo.

Sí y es terrible. ¿Cómo esperamos que no haya tanta violencia si eso no se puede frenar porque se llama censura? Pero fíjate qué interesante que el movimiento transgenerista sí ha logrado que no se pueda decir nada contra las personas trans. Eso no se ve como censura pero, sin embargo, la misoginia contra las mujeres sí se puede cantar a viva voz y es aceptada. Lo es porque ha sido muy naturalizada. Hay que trabajar en leyes y educación. La violencia es causada por muchas razones. Lo más fácil para un estado es hacer leyes. No es que sea facilísimo pero hacer la ley no es tan difícil como implementarla o cambiar mentalidades que es lo importante. Yo pensaba que habíamos cambiado muchas cosas pero de repente llegó un movimiento que lo echó para atrás todo. Lo que a nosotros nos costó 20 años hacer, ellos y ellas lo consiguen en dos.

¿Está el feminismo en crisis por el movimiento de borrado de mujeres?

No sé. Está en crisis en el sentido en que está muy dividido, hay feministas que no ven problema en el borrado de las mujeres. No entiendo, ¿cómo puedes ser feminista si no te importa que borren a las mujeres? Una división como la que hay ahora en el feminismo no la he visto en toda mi vida. Al mismo tiempo, creo que se puede superar. Esta crisis llevará a la gente a reflexionar.

¿Qué le diría a la gente que le resta importancia al borrado de la mujer (eliminación del 'sexo' como categoría jurídica)?

¿Cómo vas a defenderla de la violencia, de la discriminación, si no existe? Por ejemplo, el movimiento transgenerista lo entiende muy bien. Cada vez se le añade una letra más al LGTBIQ. Ahora pusieron más porque pueden salir otras personas porque aunque solo haya dos en cada país hay que nombrarlas; pero en cambio a las mujeres sí nos pueden borrar. No importa el no existir. No se puede eliminar la discriminación contra un grupo específico si no lo nombras. Por eso las personas con discapacidad han hecho lobby y logrado su propia convención de derechos. No es lo mismo ser una mujer, que un hombre, que una persona de género fluido. No es lo mismo ser una mujer que ser una mujer trans. La razón por la que asesinan a las mujeres trans no es porque sean mujeres, sino por ser trans.

Usted apuntaba en el coloquio que podía haber razones políticas y económicas incluso de farmacéuticas.

El lobby trans en Naciones Unidas y el mundo entero es muy fuerte, cosa que nunca tuvimos las mujeres. Las compañías farmacéuticas le dan dinero al movimiento trans porque están creando personas que van a necesitar hormonas para toda la vida. Por su parte, el feminismo no es compatible con el capitalismo. Pero el movimiento trans no es un peligro para las compañías capitalistas.

¿Le preocupa que se derogue la ley del aborto en EEUU?

Sí, pero intento ser optimista. Si derogan la ley, creo que se dinamizaría el movimiento feminista gringo que está un poco parado. Las mujeres allí están saliendo a la calle. Las jóvenes se preguntan de qué sirve el feminismo si ya tenemos todos los derechos. Bueno, es una prueba de que no tenemos los derechos, en un segundo nos los pueden quitar. La Corte Suprema de EEUU está con miedo porque le viene encima un movimiento fuerte porque creo que la van a derogar.

¿Se debería limitar la objeción de conciencia de los médicos a la hora de practicar abortos?

No, pero sí se debería hacer como en Canadá. Allí, de forma individual pueden objetar pero no el hospital entero. Si todos son objetores, el hospital debe nombrar otras doctoras o doctores para que practiquen el servicio si quieren estar funcionando.

Hay otro problema, los vientres de alquiler.

No hay un pronunciamiento de Naciones Unidas todavía pero todo lo que sea neoliberal... Hay gente que lo defiende para que las mujeres ganen mucho dinero. Pero no es tanto. En India y Nigeria, donde hay grandes granjas de mujeres embarazadas, les pagan 5.000 dólares. Para una mujer de India es mucho pero es terrible porque no lo va a hacer una mujer de clase media o alta. Van a ser mujeres pobres que no tienen otra salida. ¿Entonces, vamos a permitir vender un ojo o un pedazo de hígado, por qué no? ¿Dónde se pone el límite? Es una transacción comercial con el cuerpo. En El Salvador, el país donde más terriblemente tratan a las embarazadas, si la mujer pierde el feto va a la cárcel aunque sea un aborto espontáneo porque está considerado un parricidio. Yo hablé con el presidente del Congreso y me dijo: “Una mujer que no puede retener el feto no merece estar libre. No es una mujer verdadera. Merece castigo”.

En España, hay debate sobre si el piropo es una forma de violencia contra la mujer. Hay políticas de extrema derecha que lo defienden.

Las mujeres que están a favor de los piropos no tienen una autoestima muy alta. Una no debería necesitar un piropo para sentirse bien. Se requiere educación, tomar conciencia de cómo funciona el patriarcado: es una manera de penetrar en tu conciencia. Piropear es no respetar a las mujeres.

Compartir el artículo

stats