Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tenerife suma dos nuevos positivos por la viruela del mono

España adquirirá vacunas y tratamientos a través de la Unión Europea | Canarias tiene siete pacientes en aislamiento domiciliario esperando por los resultados de laboratorio

Imagen de archivo. E. D.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias confirmó ayer dos nuevos casos de viruela del mono en Tenerife, lo que supone que el número de afectados en la isla asciende a tres. En total, en toda Canarias son cuatro los pacientes afectados, dado que el pasado lunes se corroboró un positivo entre los casos sospechosos de Gran Canaria

Aparte de los confirmados, en las islas sigue habiendo siete casos en estudio (cuatro probables y siete sospechosos), por lo que hasta el momento son once los que, hasta día de hoy, están afectados o podrían estarlo por este virus. Entre estos afectados se encuentran tres nuevos casos de viruela del mono para estudio, cuyas muestras se enviaron ayer para su estudio al Centro Nacional de Microbiología. Dos de los casos han sido catalogados como probables por cumplir los criterios clínicos y epidemiológicos mientras que el tercero es un caso sospechoso al presentar únicamente criterios clínicos. Todos los afectados, por el momento son hombres, la mayoría jóvenes y se encuentran en aislamiento domiciliario en espera del resultados, con una evolución favorable. 

Los nuevos casos de Canarias forman parte de los ocho positivos que se confirmaron durante el día de ayer en toda España. El país ya contabiliza 59 casos positivos, de los cuáles 20 han sido confirmados en viruela del mono a través de secuenciación genética y el resto se encuentra en espera. No obstante, como explicó el director del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), Cristóbal Belda Iniesta, en rueda de prensa, «sabiendo que el resto de tipos de viruela no están circulando, es razonable pensar que estos casos son positivos». Hasta la fecha, el Instituto de Salud Carlos III ha recibido muestras pertenecientes a 100 casos sospechosos de monkeypox o viruela del mono de al menos nueve comunidades autónomas. 

Vacunas y antivirales

Ante la evolución de la alerta sanitaria por Europa, los distintos países afectados se están preparando para hacer frente a un posible incremento de casos. Como explicó la ministra de Sanidad, Carolina Darias, tras la reunión del Consejo Interterritorial, España adquirirá tanto vacunas como antivirales para hacer frente al avance de la enfermedad. Será la vacuna danesa Imvanex la encargada de llevar a cabo la tarea de proteger a la población, siempre que, como recordó la ministra, «sea necesario». 

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) la autorizó en el año 2013 y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene una eficacia de hasta un 85% en la prevención de la viruela del mono. Imvanex se administra mediante una inyección. Las personas que no han sido vacunadas previamente deben recibir dos dosis, con 28 días entre cada una. Dicha vacuna ayudó a erradicar la viruela tradicional en el año 1980.

Todas las personas que se encuentran en aislamiento en Canarias son hombres

decoration

La ministra de Sanidad no quiso entrar a valorar en qué situaciones o condiciones estará prescrita la vacuna. Como explicó, tendrán que ser los expertos los que decidan cómo suministrarla si llega a ser necesaria para el actual brote de viruela del mono. 

En lo que se refiere a antivirales, por el momento se barajan tres fármacos que «parece» que tienen una buena respuesta contra la viruela del mono. El más prometedor es el tecovirimat. Un artículo publicado el pasado martes en la revista The Lancet Infectious Disease ha arrojado luz sobre los posibles beneficios del uso de este antiviral en los pacientes contagiados con monkeypox. Se trata de un análisis observacional y retrospectivo centrado en los siete pacientes con viruela del mono que fueron diagnosticados entre 2018 y 2021 en Reino Unido. 

El estudio formó tres grupos de pacientes que fueron tratados con distintos fármacos antivirales –también se utilizó brincidofovir– o sin ellos. El paciente que recibió tecovirimat (200 mg 2 veces al día durante 2 semanas por vía oral): «no experimentó efectos adversos y tuvo una duración más corta de la excreción viral y de la enfermedad (10 días de hospitalización) en comparación con los otros 6 pacientes», apunta el estudio.

En ambos casos, como puntualizó la ministra, quien tendrá la última palabra será la Autoridad de Respuesta ante Emergencias Sanitarias (HERA), una entidad europea de gestión de los recursos sanitarios puesta en marcha durante la pandemia de covid.

La secuenciación genética permitirá identificar los brotes y vínculos epidemiológicos

decoration

  Este ente se encargará de «garantizar la preparación y el acceso de forma equitativa a los recursos necesarios», así como dirimir «los plazos de la adquisición de la vacuna» para los países de la Unión Europea, como explicó Darias. Para garantizar que todos los estados miembros puedan acceder a los limitados recursos que existen para tratar la viruela del mono se realizará una compra centralizada a través del Joint Procurement Agreement (JPA), que se repartirá de acuerdo a la población de cada país. 

El Instituto de Salud Carlos III, a través del Centro Nacional de Microbiología, seguirá encargándose de la vigilancia de todas las muestras nacional. El encargado del centro, Cristóbal Belda, explicó los trabajos que se están realizando en este sentido en el instituto. «Además de la PCR, estamos haciendo secuenciación genética», relató el investigador, que aseguró que «en unos días» han conseguido desentrañar el genoma completo de 23 pacientes. «Es un trabajo tremendo», reseñó, al tiempo que indicó que ha resultado ser la variante de África Occidental, la más benigna que se conoce. 

Conocer la identidad completa del virus es vital para identificar los brotes y los vínculos epidemiológicos entre los distintos pacientes de viruela del mono. «Es un trabajo de filogenética», resaltó el director del instituto. Hasta ahora se han identificado dos posibles brotes. El primero es un local llamado Sauna Paraíso, situado en el barrio de Malasaña de Madrid. El segundo, aún en estudio, es el Gay Pride Maspalomas, que se celebró en Gran Canaria entre el 5 y el 15 de mayo.  

Compartir el artículo

stats