Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alerta Sanitaria | La evolución de la enfermedad

Canarias detecta un segundo caso sospechoso de viruela del mono

El cuadro clínico corresponde a un hombre joven que se encuentra en su domicilio en Tenerife | La EMA examina tratamientos y vacunas disponibles

Un paciente afectado por la viruela del mono muestra las palmas de sus manos. REUTERS

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias detectó ayer un segundo posible caso de infección por viruela del mono que está siendo atendido en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, sin que haya requerido ingreso hospitalario. Las muestras que determinarán si se confirma o no el diagnóstico han sido remitidas al Centro Nacional de Microbiología, en Madrid. Este segundo caso corresponde a un varón joven, que reúne, según la encuesta epidemiológica realizada, los criterios de notificación y perfil de casos que el Ministerio de Sanidad ha registrado como alerta de infección por viruela del mono, conocida también como Monkeypox. Dada su evolución favorable, el paciente debe continuar su proceso en domicilio con el seguimiento correspondiente.

Este es el segundo caso en estudio en Canarias tras notificarse el jueves otro que está siendo atendido por el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín sin que precisara ingreso hospitalario y del que se está a la espera del resultado del análisis de la prueba diagnóstica enviada al Centro Nacional de Microbiología. Al igual que este segundo cuadro, el paciente grancanario evoluciona favorablemente y está siguiendo su proceso en domicilio. Ambos casos no guardan relación epidemiológica alguna.

La infección por viruela del mono es una enfermedad poco frecuente y, hasta ahora, cursa con fiebre, dolor de cabeza, inflamación en los ganglios y erupciones en manos y cara, similar a la producida por la varicela. El virus presenta una baja capacidad de transmisión entre humanos y exige un contacto estrecho íntimo. El período de incubación es de cinco a 13 días, aunque en ocasiones puede llegar hasta los 21.

Este segundo caso en investigación se notificará al Ministerio de Sanidad y al Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), tal y como indican los protocolos. Fue el pasado 15 de mayo cuando Reino Unido lanzó una alerta sanitaria a la OMS, de acuerdo al reglamento internacional, tras detectar los cuatro primeros casos en Europa. Esta alerta ha activado el protocolo en todos los centros sanitarios del Servicio Canario de la Salud con el objetivo de detectar precozmente los posibles casos que pudieran registrarse.

Por otro lado, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) está analizando posibles tratamientos y vacunas disponibles contra la viruela del mono, tras la detección de decenas de casos en Europa en los últimos días, y asegura que hay datos que muestran que vacunas contra la viruela «pueden prevenir» la enfermedad en humanos.

Según explicó una fuente del organismo científico, la EMA «está lista» para asesorar a la Unión Europea (UE) para abordar «este problema emergente» y un grupo de trabajo de emergencia está «examinando posibles tratamientos y vacunas disponibles», y «considerará y asesorará sobre la necesidad de investigación clínica adicional de la viruela del mono». La misma fuente indicó que, «la EMA ha evaluado previamente dos fármacos con potencial para ser utilizados contra la patología, que actualmente están autorizados en la UE».

Uno es el antiviral Tecovirimat SIGA, que tiene un modo de acción sobre la extensión de la partícula viral en el organismo que lo limita e impide, por lo que ralentiza la propagación de la infección, y está autorizado para tratar la viruela, la viruela del mono y la viruela bovina.

Se utiliza en adultos y niños que pesan al menos 13 kilos, está disponible en forma de cápsulas para tomar por vía oral, y la dosis depende del peso corporal, aunque el tratamiento debe iniciarse lo antes posible después del diagnóstico. Sus efectos secundarios más comunes son el dolor de cabeza y las náuseas.

Canarias detecta un segundo caso sospechoso de viruela del mono

El otro preparado al que se refiere la EMA es Imvanex, una vacuna autorizada para proteger contra la viruela en adultos, para la cual existen datos en la prevención de la viruela del mono en animales. «Se han recopilado datos en el pasado que muestran que las vacunas contra la viruela pueden prevenir la viruela del mono en humanos», agrega la fuente. Esta inyección se administra en dos dosis, con al menos 28 días de diferencia.

Sin embargo, la EMA se limita a subrayar que ACAM2000, otra vacuna con licencia en Estados Unidos contra la viruela del mono, «no está actualmente autorizada en la UE», pero no confirma si tiene intención de revisar datos relativos a esta inyección, que se administra como un preparado que se inocula pinchando la superficie de la piel. Su administración causa una lesión en el lugar de la inyección y el virus inoculado puede propagarse tanto a otras partes del cuerpo como a otras personas, por lo que se requiere la toma de precauciones para evitar el contagio.

Tras los casos de viruela del mono notificados en algunos países europeos, entre los que se encuentra España, la EMA también está en contacto con el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), que está realizando un seguimiento de la situación epidemiológica en Europa con respecto a este virus, así como con la Comisión Europea.

El Ministerio de Sanidad había confirmado hasta ayer una treintena de casos de viruela no humana, siete de ellos del mono y los 23 restantes que, aunque se da por hecho que también lo serán, aún están pendientes de los resultados definitivos de la secuenciación del Instituto Carlos III.

El último informe de situación del Ministerio de Sanidad indica que la principal vía de transmisión de persona a persona son gotas respiratorias grandes, así como el contacto directo con fluidos corporales, secreciones infectadas u objetos contaminados, como la ropa, e incluso de madre a hijo por la placenta.

Madrid es la comunidad que más casos ha detectado –30 ratificados de viruela del mono con PCR de laboratorio y otros 15 sospechosos– y, según el trabajo de rastreo realizado por la Dirección General de Salud Pública de esta comunidad, se ha determinado que la mayoría de los confirmados están asociados a una sauna.

Primer caso en una mujer

Extremadura detectó ayer el primer caso con sospecha de infección por Poxvirus, conocida como Monkeypox o viruela de los monos. Se trata de una mujer con criterios de síntomas y cuya sospecha se comunicó sobre las 15:00 horas. El caso se ha puesto en investigación, señaló ayer la Junta en nota de prensa, si bien matizó que «hay probabilidades de que se descarte la infección». Se realizó la toma de muestras clínicas y se envió al Centro Nacional de Microbiología de Majadahonda. El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Ruiz Escudero, apuntó que el trabajo de rastreo de los casos que ha realizado la Dirección General de Salud Pública se centró en un foco, que es una sauna en la Comunidad de Madrid y que la Dirección General precintó ayer. |

Compartir el artículo

stats