Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio ambiente

Los científicos auguran más episodios de mortandad masiva de peces en el Mar Menor en próximos meses

El comité del Mar Menor y el IEO no descartan situaciones de ausencia total de oxígeno en el agua

Peces muertos en el Mar Menor: aparecen ejemplares sin vida en Santiago de la Ribera. Iván Urquizar

La mortandad de peces en el Mar Menor era una situación que se esperaba de forma irremediable ante la alta cantidad de nutrientes, como nitratos y fosfatos, que han entrado en la laguna en los últimos dos meses por las lluvias intensas registradas en la comarca del Campo de Cartagena. El portavoz del Comité Científico del Mar Menor, Emilio María Dolores, explicaba ayer que la falta de oxígeno o la ausencia total de este elemento en la laguna es "algo que se llevaba avisando desde marzo por la enorme cantidad de nutrientes que han entrado en la laguna, sobre todo por la rambla del Albujón". Esto ha generado "proliferaciones tremendas" de algas u ova verde cuya presencia abarca la práctica totalidad de la superficie de la laguna.

María Dolores advierte que "es del todo probable" que se vuelva a producir una situación como la de ayer en los próximos días o semanas, sea en esta zona o en otras que acumulen mucho fango y ova verde, "ya que demandan mucho oxígeno". La combinación de factores que se han dado en esta ocasión es el proceso de eutrofización que sufre la laguna, al acumular muchos nutrientes que provocan el desarrollo de esas algas, sumado a la subida de las temperaturas de los últimos días y la falta de viento que logre una mayor solubilidad del oxígeno en el agua.

El portavoz señala que los niveles de oxígeno en esta zona se estabilizaron a lo largo de la mañana al haber "mucha luz, que propicia la fotosíntesis" de la flora marina y genera la incorporación de oxígeno a la columna de agua. "Esto mejora la oxigenación". Este mismo proceso es el que preocupa de cara sobre todo a finales de junio, cuando las horas de sol comiencen a acortarse y por las noches la demanda de oxígeno sea mayor, un factor que propició la anoxia sufrida en la laguna el pasado verano. De cara a este jueves, cuando se registre viento de Levante, María Dolores espera que mejore la renovación del oxígeno y elimine posibles bolsas de hipoxia en zonas someras.

El Instituto Español de Oceanografía advirtió el pasado mes de abril que un nuevo episodio de anoxia era posible en la laguna tras las lluvias torrenciales registradas semanas atrás. Con el crecimiento a lo largo de las últimas semanas de algas filamentosas en gran parte de la laguna, que llegan a provocar un déficit de oxígeno, el Mar Menor entra "en riesgo potencial" de sufrir un nuevo episodio de anoxia y mortalidad masiva de organismos "muy elevado".

Compartir el artículo

stats