Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

El debate de la cuarta dosis para mayores: ¿ponerla ahora o esperar a otoño?

Los expertos piden esperar a ver el efecto que tiene el repunte de casos covid pero hay varias comunidades que están presionando | Investigadores valencianos ven "muy difícil un repunte de casos graves" ya que el 89 % de valencianos tienen anticuerpos

Campaña de vacunación covid en una residencia de mayores.

Una de las grandes incógnitas tras la llegada de las vacunas contra la covid-19 a finales de 2020 era saber cómo de efectivas iban a ser y cuántas dosis serían necesarias para tener "bajo control" la pandemia. Después de que el 94 % de mayores de 12 años tengan la pauta completa y de que el 60 % hayan recibido una dosis de refuerzo, se acaba de abrir el debate sobre la cuarta dosis (o más bien la segunda dosis de refuerzo) para los mayores de 80 años y personas en residencias, aquellos que por tener un sistema inmunológico más envejecido responden peor a las vacunas y tienen más riesgo si se contagian.

La discusión, de hecho, no está tanto es si es necesaria esa segunda dosis de refuerzo (que ya están recibiendo en la C. Valenciana las personas incluidas en el grupo 7, es decir, los inmunodeprimidos) sino en cuándo se va a poner después de que organismos como el ECDC (European Centre for Disease Prevention and Control) ya haya establecido sus beneficios para esta franja de edad.

Debate entre comunidades

Y el cuándo es el punto que ha centrado el debate esta semana en las reuniones técnicas que ha habido entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades, y no sin controversia. La mayoría de expertos de la Ponencia de Vacunas apuestan por esperar para ver hasta dónde llega el repunte de transmisión del virus que se está registrando ahora y, sobre todo, comprobar cómo incide este aumento de la circulación del virus en aumento de casos graves y hospitalizaciones en este grupo de edad.

Los expertos apuestan por esperar a poner la cuarta dosis junto con la de la gripe en otoño

decoration

Si, pese a que haya más virus circulando, los casos graves no se disparan, sería indicio de que la inmunidad que se ha conseguido con las tres dosis sería suficiente para que los mayores estén protegidos frente a las formas graves de la covid-19 y una oportunidad para esperar a diseñar la vacunación de la cuarta dosis para el próximo otoño, junto con la de la gripe, y tener así "preparados" a los mayores para lo que pueda venir con el frío. Además, como han venido incidiendo los expertos con la vacuna de los niños, forzar al sistema inmunitario en poco tiempo ofrece pocos resultados y el aumento de protección que puede traer un segundo "booster" también tiene "un techo".

Frente a esta posición, mayoritaria, se han alzado las voces de varias comunidades que están urgiendo a iniciar cuanto antes con esta revacunación en mayores. Se trata de regiones con incidencias ahora disparadas como Asturias o que ya están notando los efectos de esa mayor presencia del virus en un aumento de presión asistencial, como Castilla y León o incluso, según fuentes consultadas por este diario, regiones como Andalucía en las que pesaría más una decisión política ante la cercanía de las elecciones.

Y, si entran en el debate las decisiones políticas puede que ser que la opinión de los expertos se deje de lado, como ya se ha visto que ha sucedido en anteriores ocasiones en el seno del Consejo interterritorial durante la pandemia: si una autonomía se adelantaba en alguna decisión, era cuestión de tiempo que todas "entraran" tarde o temprano .

Compartir el artículo

stats