Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Monedas digitales

Enganchados a las criptomonedas

La adicción al mercado de estos activos digitales es similar a la ludopatía | Los especialistas señalan que es fácil dejarse seducir por un ciclo interminable de especulaciones, ganancias y pérdidas

La fiebre por las criptomonedas tiene en parte similitudes con la ludopatía.

La ola de las criptomonedas no cesa de aumentar. Según el Banco de España el 12% de los adultos españoles ya posee alguna en su cartera virtual, pese a la insistencia de los reguladores de que se trata de un mercado volátil e inestable. Pero precisamente el riesgo que entraña y la expectativa de multiplicar la inversión son los principales atractivos de estas transacciones y también lo que pueden convertir esta práctica en una adicción. Distintas entidades advierten de los primeros casos, especialmente en personas jóvenes, que no logran salir del bucle de la compra-venta de moneda virtual.

Jesús Cancelo, psicólogo clínico y director de la asociación gallega Alborada, explica que este reciente fenómeno es muy similar a la ludopatía. “Especular sobre sobre lo que puede pasar, ese riesgo que supone perder, y la expectativa de ganar generan adicción, sobre todo cuando ha sido reforzada positivamente alguna vez. Empezar perdiendo es lo mejor que te podría pasar porque probablemente no continúes. Ahora, si en el primer intento ves que puede funcionar, repetirás y es cuando corres el riesgo de invertir de forma compulsiva”, explica.

Según el psicólogo clínico, en Galicia no se tiene constancia de que haya casos de adicción a las criptodivisas. “En estos momentos no hay casos que acudan a consulta. ¿Puede haberlos en un futuro? Sin duda, como ya tenemos casos de adicciones a las apuestas online, los videojuegos y las nuevas tecnologías. Tendremos que estar atentos”, afirma el psicólogo clínico, que añade que en España aún no hay ninguna encuesta o estudio que arroje algún dato sobre esta adicción.

Jesús Cancelo | Director de alborada “Hay muchas falsas noticias que le dan una imagen positiva a estas inversiones” “La adicción es una enfermedad crónica que cursa con recaídas”

decoration

Aunque este fenómeno no ha sido aún calificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un trastorno mental, ya hay investigaciones que definen los principales síntomas. Uno de los más recientes es el llevado a cabo por la Universidad de Adelaida, en Australia, que analiza la relación entre las inversiones en criptomonedas, los juegos de azar y los problemas de adicción. Los expertos realizaron una encuesta a 543 personas de entre 18 y 40 años que participaban en apuestas deportivas online y realizaban inversiones con criptomonedas. Los resultados ofrecieron evidencias que demuestran que las personas que se sienten atraídas por los juegos de azar también son estadísticamente más propensas a participar en especulaciones de mayor riesgo, como las inversiones en criptomonedas. Asimismo, el Castle Craig Hospital, en Escocia, es uno de los centros pioneros en tratar a personas adictas a la inversión en criptomonedas mediante un programa específico.

Ansiedad, irritabilidad, ira, aislamiento social, pérdida de concentración, insomnio y dolor muscular son algunos de los síntomas comunes a la ludopatía y a la adicción a las criptomonedas. Es común también, que nieguen el problema, que oculten su compulsividad en su actividad inversora y que mientan a las personas de su entorno. “Dirá que no tiene ningún problema y que es capaz de resolverlo cuando quiera”, manifiesta.

Otras señales para identificar esta adicción son el aumento progresivo de las inversiones en criptomonedas, consultas continuas al móvil para controlar las fluctuaciones del mercado, la pérdida de autocontrol y la solicitud de préstamos. “Para continuar su actividad recurren a los préstamos, al banco o a la familia, y como lo normal es que vuelvan a perderlo, se sienten culpables y baja su autoestima. Además, mentirá para poder continuar invirtiendo”, explica.

Según Cancelo, la imagen positiva que se transmite sobre este tipo de transacciones, hace que no se vean a sí mismos como adictos, sino como personas decididas e inteligentes. “Hay muchas falsas noticias que llegan a través de las redes sociales de personas que se han hecho ricas con las criptomonedas que le dan una imagen positiva a este tipo de transacciones. Además, la inversión en criptomonedas puede interpretarse como un signo de modernidad, como alguien que se maneja mejor en el ambiente virtual y está un nivel por encima de las apuestas clásicas online”, explica.

Ante la sospecha de una adicción al mercado de criptomonedas, Cancelo recomienda hablar con la persona y recomendarle acudir a un centro especializado. “Nosotros siempre decimos a las familias que lo traiga como sea, que lo importante es que vengan, aunque no estén motivados, porque el paciente es el primer sorprendido cuando descubre que está en un sitio donde se le escucha sin ser juzgado y donde se le propone posibles soluciones”, sostiene.

Un factor de riesgo añadido es la accesibilidad a estas transacciones, ya que solo hace falta un móvil para comprar y vender criptomonedas. Como sucede de nuevo con la ludopatía, se trata de un enorme casino abierto las 24 horas del día en el salón de casa. Por ello, puede que la persona necesite aislarse para deshabituarse. “En su entorno habitual no puedes vivir sin móvil, pero en un centro sí”, afirma.

El apoyo familiar es fundamental para superar cualquier adicción. Alborada cuenta con los coterapeutas, que son miembros de la familia que ayudan al terapeuta a controlar al sujeto en su medio. Cancelo recuerda que la adicción es una enfermedad crónica que cursa con recidivas, por lo que hay que tener siempre presente esta posibilidad y no rendirse. “Si se recae, hay que volver a intentarlo”, asegura el psicólogo clínico.

Una convención multitudinaria bajo sospecha


Cerca de 9.000 jóvenes de toda Europa asistieron este fin de semana en el Palacio Municipal de Deportes de Badalona a la convención que la empresa IM Mastery Academy, investigada por estafa a menores por fomentar las inversiones en criptomonedas, celebró en esa ciudad catalana, un evento que tanto ayuntamiento como asociaciones de vecinos pidieron que se cancelase. Los jóvenes que participaron tuvieron que pagar 200 euros para poder asistir. El pasado mes de marzo, la Unidad de Delincuencia Económica de la Policía Nacional detuvo a ocho cabecillas de esta organización en España acusados de estafar con cursos virtuales sobre criptomonedas y transacciones financieras de alto riesgo a miles de jóvenes.

Compartir el artículo

stats