Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un empresario valenciano impulsa un economato gratuito para los refugiados ucranianos

El proyecto de Juan Manuel Baixauli surge en colaboración con Juntos por la Vida y el Grupo Sanz | El almacén cuenta ya con 50 toneladas de material

Voluntarios organizando la ayuda en el almacén solidario en Llíria.

Cubrir las necesidades básicas de las personas que llegan a la Comunitat Valenciana huyendo de la guerra en Ucrania. Este es el objetivo del almacén que ha inaugurado esta mañana en Llíria el empresario valenciano Juan Manuel Baixauli, junto a la Fundación Juntos por la Vida y con la colaboración del Grupo Sanz, que ha cedido las instalaciones.

"Desde que iniciamos el apoyo a Juntos por la Vida, nos dimos cuenta de que la gente que está llegando desde Ucrania no tiene absolutamente nada. Por eso, decidí impulsar la creación de un espacio donde poder recoger toda la ayuda privada de organizaciones, empresas o particulares y que ellos puedan abastecerse aquí de las necesidades que tienen inicialmente cuando llegan a la Comunitat Valenciana", ha explicado Baixauli.

Este "economato gratuito" cuenta ya con 50 toneladas de material humanitario entre ropa, comida no perecedera, pañales o productos para infancia y de higiene personal. El centro se encuentra abierto de las 10 a las 18 horas de lunes a viernes, y los sábados de las 10 a las 14 horas para que las personas desplazadas de Ucrania puedan acercarse a recoger lo que precisen.

Según apunta Juntos por la Vida, la oenegé ya ha trasladado a la Comunitat Valenciana a cerca de 1.000 personas desplazadas a causa del conflicto. "Esperamos que con esta iniciativa podamos dar servicio a todas las familias valencianas que han acogido y que a partir de este momento van a poder suministrarse de productos básicos para llevar mejor el peso económico que representa un acogimiento", ha subrayado Jesús Rodríguez, vicepresidente de Juntos por la Vida, que ha admitido estar "inmensamente agradecidos" con el proyecto.

Desde la Fundación, señalan que algunas de estas familias ya han comenzado a obtener la ayuda de este almacén y se han realizado entregas a domicilios donde hay personas ucranianas que no tienen recursos. También están haciendo envíos a centros sanitarios y hospitales dentro de Ucrania de medicamentos y utensilios necesarios.

Más voluntarios

En la inauguración, Juan Manuel Baixauli, presidente de Consultia Business Travel, Jesús Rodríguez y el empresario Alfonso Sanz, del Grupo Sanz, han hecho un llamamiento a las personas que quieran ayudar para que se animen a colaborar como voluntarios.

En este sentido, se han dirigido a los representantes de los municipios de la zona que se han acercado al acto, entre ellos, Amparo Navarro, alcaldesa de Benissanó, y Ximo Segarra, alcalde de Benaguasil.

"Nos faltan manos, porque esto es todo un acto de voluntad personal y de ayuda", ha reconocido Baixauli

decoration

"Nos faltan manos, porque esto es todo un acto de voluntad personal y de ayuda", ha reconocido Baixauli. Desde Juntos por la Vida, explican que el almacén esta coordinado por una persona que organiza la recepción diaria de mercancía y a los voluntarios que ordenan y clasifican la ayuda para exponerla de forma organizada.

El empresario también ha propuesto a los ayuntamientos que se convoque una recogida de productos de alimentación no perecederos y que estudien la posibilidad de "alojamientos, pisos que se pudieran ceder o familias que quisieran acoger". Alfonso Sanz ha querido también señalar que este almacén es una "oportunidad" para que los alumnos de colegios e institutos pasen a ayudar a los voluntarios.

Compartir el artículo

stats