Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los centros de salud eliminan los cribados covid pero mantienen el control de acceso

La Atención Primaria se centra en recuperar una normalidad como la previa a la pandemia pero sin aglomeraciones ni desplazamientos innecesarios

Una paciente espera en soledad una consulta en un centro de salud de Tenerife. | andrés gutiérrez

La nueva normalidad tras la pandemia ha llegado a los centros de salud de las Islas que eliminarán los cribados pero mantendrán el control de acceso. Tras casi dos años cribando a todo aquel que intentaba acceder al edificio, realizando test a cientos de personas al día y, en definitiva, volcando íntegramente la asistencia a la vigilancia del virus, la Atención Primaria de toda Canarias está retomando su actividad habitual. 

En el nuevo escenario pandémico –sin restricciones y con nuevos protocolos de actuación– desaparecen de las puertas de entrada a la Atención Primaria los inquisidores termómetros en busca de fiebre alta y las insistentes preguntas de esa enfermera que trataba de evitar que una persona con síntomas compatibles con el coronavirus puedan deambular por el centro. Sin embargo, muchas otras actuaciones que han mejorado la asistencia sanitaria se mantendrán, como los controles de acceso, que permitirán que solo acceda al centro aquel que realmente lo necesite.  

Como explica el gerente de enfermería de Atención Primaria en Tenerife, Ramón Pinto, este control de entrada se mantendrá para "al menos para conocer el motivo de las visitas" y así evitar aglomeraciones y entradas sin control en los centros de salud. De los aprendizajes de la pandemia también se mantendrán las citas telefónicas, aunque con una clara tendencia a recuperar la mayor parte de la presencialidad. En este sentido, Pinto quiso romper una lanza por la atención telemática. "Siempre hemos realizado citas telefónicas, con la covid lo hemos potenciado, y seguiremos haciéndolas, sobre todo para evitar desplazamientos innecesarios", resalta Pinto. El responsable de Atención Primaria se refiere especialmente a trámites administrativos, como los resultados de las pruebas o alguna atención puntual, que se puedan realizar de manera telefónica.

La Atención Primaria recupera los aforos y suprime la separación en las salas de espera

decoration

Los centros de salud, sin embargo, no pretenden recuperar la situación en la que se encontraban antes. Lejos quedarán ya los centros de salud abarrotados, donde la población espera varias horas a ser atendidos o en los que cualquier persona que estornudara o tosiera podía recorrer los pasillos sin ninguna protección. La pandemia ha servido para que la Atención Primaria se reinvente y busque ahora un modelo híbrido entre los centros de salud previos al 2019 y los que existieron durante la pandemia. "Aunque vamos a ampliar aforos y eliminaremos las separaciones en los asientos de la sala de espera; no queremos regresar a la situación de antes en las que no era raro encontrar pacientes esperando durante horas de pie", resalta Pinto. 

Al igual que el resto de sanitarios y muchos expertos, el fin de las mascarillas, lo ve algo más lejano. De hecho, considera que va a ser un recurso que «se va a quedar», especialmente para los pacientes con patologías respiratorias. «No vamos a dejar que alguien llegue al centro de salud tosiendo o estornudando, pues aquí suelen acudir personas vulnerables, y debemos velar por su salud», insiste. 

Nueva estrategia

Además de los cambios que emanan del fin de las restricciones en Canarias, los centros de salud también deben adaptar su actividad a las modificaciones propuestas por el Ministerio de Sanidad en relación a la vigilancia del covid. "Es una nueva filosofía, en la que tenemos que tratarlo como a otros virus respiratorios y centrarnos en la atención a vulnerables", resume el gerente de Atención Primaria. 

Esta adaptación asistencial también será progresiva, por esta razón, aunque el nuevo protocolo impediría hacer test a menores de 60 años, los centros de salud de las Islas seguirán "haciendo pruebas diagnósticas a menores durante unas semanas" hasta normalizar el nuevo protocolo. Poco a poco, tanto sanitarios como usuarios tendrán que acostumbrarse al nuevo escenario que ya se había convertido en una verdadera necesidad para la sociedad.

"La covid ha focalizado muchos de nuestros recursos, lo que se ha traducido en tiempo", insiste el gerente. No en vano, el responsable calcula que entre test, diagnósticos, rastreos, seguimiento diario, vacunas y expedición de certificados, la Atención Primaria habrá soportado al menos el 80% de la actividad covid que ha cargado la sanidad canaria. Para el personal de los centros de salud la atención a los pacientes covid, contactos y casos sospechosos les ha hurtado, durante estos dos años, la mitad de su tiempo de trabajo.

La covid ha ocupado más de la mitad del tiempo efectivo de asistencia en los centros de salud

decoration

Con las vacunas y la variante ómicron, este gran volcado de recursos se ha convertido en un sinsentido. "Consume recursos, incluso para asintomáticos" y en las últimas olas, la mayor parte de la asistencia covid la han dado a estos últimos, algo que, para ojos de Pinto no tiene sentido mientras haya personas vulnerables con patologías crónicas que requieren mucho más asistencia sanitaria.

«La vuelta a la normalidad avanzará rápido porque hemos trabajado mucho y recogeremos los frutos que hemos sembrado durante estos años», concluye. Gracias a este cambio, la Atención Primaria podrá volverse a centrar en su labor principal: «la prevención y educación en salud» de la población canaria. Algo para lo que ya se están relanzando decenas de nuevos programas asistenciales, que con la pandemia, se habían quedado en punto muerto. 

La nueva realidad de los centros de salud

Acceso

Control de entrada

Los cribados respiratorios se van a eliminar completamente, por lo que no hará falta tomarse la temperatura antes de entrar al centro de salud. No obstante, se mantendrá un control de acceso que evite que la población se cuele en el recinto. 

Asistencia

Más presencial

Aunque la mayor parte de los centros de salud tienen ya unas altas tasas de presencialidad, se quiere conseguir que sean aún mayores. No obstante, se mantendrán las citas telefónicas para informar sobre trámites. 

Seguridad

Mascarilla para la tos

En los centros de salud es obligatorio llevar mascarilla y, a largo plazo, es posible que siga utilizándose, especialmente para las personas que muestren síntomas respiratorios, para proteger a los vulnerables. 

Compartir el artículo

stats