Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias renuncia al recuento de casos de covid en la nueva etapa pandémica

En aras de cumplir los acuerdos alcanzados a nivel nacional, en esta nueva fase las Islas restringen los test a pacientes vulnerables y eliminan los aislamientos

Gente con mascarilla pasea por Santa Cruz de Tenerife.

Canarias entró ayer en una nueva etapa pandémica que se caracterizará por un nuevo método de seguimiento más flexible del virus, en el que ya no se contarán los casos de coronavirus, tal y como ha sido acordado entre todas las comunidades. La covid ya no es la enfermedad que amenazó a la humanidad hace apenas dos años, y, de hecho, la mayor parte de los ingresos hospitalarios se producen por enfermos a los que se les diagnostica un contagio pero que no han ingresado por la enfermedad.

Este sustancial cambio, aunque comprendido, también la causa de que muchos sanitarios y expertos aún se muestren cautos ante la relajación de medidas y la tendencia a gripalizar el virus. «Como sanitarios siempre estas cuestiones las vemos con un poco de temor y esperando a ver los resultados que se obtiene», aseguró la gerente del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria, Natacha Sujanani.

Porque aunque el Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria han superado la sexta ola, sus profesionales aún funcionan con «niveles altos» de asistencia. «Tenemos 80 pacientes ingresados con covid y ocho lo hicieron ayer», destacó Natacha Sujanani, la directora gerente del centro hospitalario, que insiste que aunque la presión ha disminuido «la patología sigue estando y ocupa muchísimos recursos». 

El perfil de paciente, no obstante, difiere de otras ocasiones. «Son pacientes que ingresan por otras patologías y en cribado es cuando se les descubre que son covid positivo», resaltó Sujanani, que destacó que «realmente pacientes graves, –con la gravedad de otras olas– no lo estamos viendo». Pese a las reservas por estos cambios en el seguimiento, la responsable del centro hospitalario resaltó que la mayoría de los profesionales está «esperanzado» por poder recuperar su vida normal y confía que la «tendencia siga siendo esta».

En esta nueva fase –que seguirá en pie siempre que los indicadores hospitalarios de la mayoría del país se mantengan en cifras bajas– no se contarán casos, tampoco se impondrá aislamientos obligatorios para los casos leves de coronavirus y las pruebas diagnósticas tan solo se realizarán a personas vulnerables o graves. Estos cambios en el sistema de seguimiento y control se fundamentan en que los altos niveles de inmunidad alcanzados determina un cambio en el comportamiento de la covid-19 que sustenta la transición hacia una estrategia que vigile y dirija las actuaciones a personas y ámbitos de mayor vulnerabilidad y, además, monitorice los casos graves. Tal y como ocurre con el seguimiento de la gripe.

Natacha Sujanani advierte que quitar las mascarillas pondría «en grave riesgo» el sistema

decoration

La Estrategia determina que se continuará vigilando la aparición de nuevas variantes y su evolución en cada momento como se ha realizado hasta ahora y se favorecerá la normalización de la asistencia sanitaria tras la fase aguda de la pandemia, minimizando los riesgos de expansión de los contagios. Se mantendrá en vigor mientras no se produzcan cambios significativos en la tendencia que indiquen una circulación no controlada del SARS-CoV-2 o un cambio en la situación epidemiológica que recomienden poner en marcha medidas de vigilancia y control.

Las mascarillas

En todo caso, para los sanitarios aún no es el momento de retirar la medida estrella de la pandemia: la mascarilla en interiores. De hecho, para Natacha Sujanani, su eliminación podría poner «en grave riesgo el sistema». «No estamos todavía en una situación como para poder quitar las mascarillas en interiores», sentenció la sanitaria. 

Mientras, Sanidad y comunidades celebrarán el próximo Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) el 6 de abril donde prevén abordar la nueva reglamentación para el uso de las mascarillas. El Congreso, por su parte, tiene previsto votar hoy una propuesta de Vox para poner fin a la obligación de usar la mascarilla, tanto en exteriores como en interiores. 

Compartir el artículo

stats