Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un barco canario para investigación marina: la iniciativa política que nunca llega a buen puerto

Las fuerzas políticas canarias elevan a la Cámara Alta la necesidad de los científicos, sin obtener buenos resultados

Dos investigadores del Instituto Español de Oceanografía durante una campaña científica | | E.D.

La primera vez que el Estado conoció las demandas de Canarias fue en 2013. En aquel entonces, el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, pedía al Gobierno estatal que aclarara si tenía intención de trasladar a Canarias el puerto base de alguno de los tres barcos de los que, por aquel entonces, disponía el Instituto Español de Oceanografía (IEO).

En aquella pregunta, que quedó sin respuesta por parte del Gobierno estatal, por aquel entonces presidido por el popular Mariano Rajoy, Quevedo puso de relieve las necesidades de investigación de las Islas. El diputado destacó que Canarias es un «laboratorio natural» para estudios en esta materia y recordó que el IEO llevaba ya 86 años en las islas, por lo que solicitaba que esta comunidad autónoma sea la base de uno de estos barcos, «por razones de logística y operatividad». Propuso, además, que fuera uno de los tres buques del IEO –Ramón Margalef, Ángeles Alvariño y Cornide de Saavedra– el que estuviera en las Islas porque todos ellos habían sido matriculados en Canarias. Y pese a ello, tenían su puerto base en Vigo.

En 2020, y tras una crisis del organismo que casi deja a los investigadores del IEO de las Islas sin poder investigar, Fernando Clavijo, senador de Coalición Canaria, retomó el debate, esta vez llevándolo hasta la Cámara Alta. En su primera pregunta, Clavijo, preguntó al Senado si el Ministerio de Ciencia tenía previsto establecer una base permanente en las Islas o adquirir un buque oceanográfico «con las características necesarias para la investigación en aguas atlánticas oceánicas». Clavijo puso de relieve entonces que la Facultad de Ciencias del Mar de la ULPGC es «un centro de referencia y vanguardia» y que el Archipiélago acoge «gran parte de la investigación vinculada a la economía azul», pero, pese a ello, no cuenta con barco propio para estas actividades. En junio de ese año, al no obtener respuesta, Clavijo elevó una moción al Ministerio de Ciencia e Innovación en el que exigió la creación de una base permanente en Canarias de una de los barcos del Instituto Español de Oceanografía. Clavijo quería plantear a los miembros de la comisión la necesidades que existen en el Archipiélago en relación a este recursos que van desde el impulso de la economía azul, hasta la evaluación de los recursos pesqueros o el conocimiento para hacer frente al cambio climático. Asimismo, el «gran apoyo formativo» que resulta este recurso para las universidades. Más de un año después, en octubre de 2021, se llevó a cabo el debate de la moción, pero ni el Partido Socialista (PSOE) ni Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) apoyaron las demandas del senador canario. Para Clavijo, el rechazo injustificado a esta moción supuso dar la espalda a la investigación, a la formación y a las dos universidades públicas canarias. Además, recordó que «si queremos realizar un seguimiento riguroso de los parámetros vinculados al cambio climático o apostar por la economía azul, los investigadores canarios y las Universidades deben contar con todos los medios; no puede ser que haya un buque que va varias veces al año y que, en ocasiones, no lo haga por cuestiones tan absurdas como la falta de combustible». La iniciativa rechazada recogía una doble posibilidad. Por un lado, que la creación de la base permanente en Canarias debería ser impulsada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, y las Instituciones Canarias . Y por otro, que en el caso de no poder trasladarse uno de los dos buques con los que ya cuenta Canarias de forma puntual, propuso, «la adquisición o fabricación de un buque oceanográfico que sea gestionado por una comisión mixta de las instituciones de investigación del Gobierno del Estado, el Gobierno de Canarias y las instituciones académicas».

Compartir el artículo

stats