Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El "deterioro" de la Atención Primaria despierta el conflicto sanitario en Canarias

Organizaciones sociales y sindicatos del sector llaman a la movilización este domingo para exigir mejoras en el servicio que atiende al 80% de los pacientes que llegan a la sanidad

5

Concentración del Sindicato de Médicos Carsten W. Lauritsen

El "deterioro" que arrastra la Atención Primaria ha despertado el conflicto sanitario en Canarias. En los últimos cuatro meses, los sanitarios han advertido en pequeñas concentraciones, manifiestos y reuniones de que el hartazgo y cansancio de los profesionales, acrecentado por la presión que ha ocasionado la pandemia, podría estallar en cualquier momento. La inacción del Gobierno estatal para resolver años de detrimento de la atención sanitaria se traduce en la campaña Salvemos la Atención Primaria, formada por un centenar de asociaciones y sindicatos, que este domingo llama a la movilización a sanitarios y ciudadanos en general en las dos capitales canarias para apoyar las principales reivindicaciones del colectivo. 

Los sanitarios piden más inversión, un aumento de los efectivos reales que requiere Atención Primaria y una ampliación y mejora de las infraestructuras, pues consideran que todo ello será suficiente como para devolver a la ciudadanía la asistencia sanitaria que merece. "Debemos recordar que Atención Primaria es la puerta de entrada a la sanidad y que, aproximadamente el 80% de los pacientes que acceden cada año al Servicio Nacional de Salud (SNS), lo hacen por los centros de salud", resaltó Inocencio González, secretario general de CCOO.

El 80% de los pacientes que acceden cada año al Servicio Nacional de Salud (SNS), lo hacen por los centros de salud

decoration

"Hasta ahora solo ha habido promesas vacías", destacó Juan Navarro, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sanitarios de CCOO, en rueda de prensa, haciendo alusión al Plan de Acción de Atención Primaria 2022-2023, impulsado por el Ministerio de Sanidad, cuyas premisas aún no han tenido un reflejo en la realidad. "Queremos presupuestos, inversión y plazos, no declaraciones de intenciones. No necesitamos más documentos", insistió por su parte la Asociación de Médicos de Atención Primaria de Canarias (Amapcan), en un comunicado de prensa.

El principal problema de la Atención Primaria es el "déficit económico que arrastra", dado que "se traslada a sus profesionales y a la asistencia", como indicó Navarro. Si bien es cierto que el presupuesto destinado a Atención Primaria en Canarias se ha duplicado tras la crisis del coronavirus - pasando de representar el 13,8% del presupuesto sanitario a superar el 31% de la tarta- , esta área lleva más de década infrarrepresentada en los presupuestos autonómicos. De ahí que los sanitarios soliciten una inversión del 25% mantenida en el tiempo.

Los sindicatos también insisten el esfuerzo presupuestario debe ser distinto en cada Comunidad y se debe repartir entre el Gobierno central y las Comunidades. Para ello, la necesaria inversión suplementaria, que estiman en unos 10.000 millones euros debe repartirse entre las Comunidades y el Gobierno al 50%, en las primeras de manera proporcionalmente inversa al dinero que actualmente dedican y el Gobierno teniendo en cuenta la población de cada una de las Comunidades. 

Los sanitarios piden que al Ministerio de Sanidad destine el 25% del presupuesto a Atención Primaria

decoration

Sobre la falta de inversión, sin embargo, pivotan una amalgama de problemas que los sanitarios llevan años denunciando. Según Asociación de Médicos de Atención Primaria de Canarias (Amapcan), la escasez presupuestaria se traduce en una sobrecarga de los profesionales por la falta crónica de personal. Cupos sobredimensionados, agendas sin límite que soportan demandas imposibles de gestionar con calidad y tiempo insuficiente para valorar a los pacientes, que acaban pasando menos de diez minutos en consulta, son algunos de los problemas derivados de la infrafinanciación que sufre este sector sanitario. La falta de personal afecta tanto a médicos, como enfermeras y administrativos, de los que se calcula que faltan unos 31.000 profesionales a nivel nacional.

Los médicos de Atención Primaria se adelantaron a la gran manifestación del domingo realizando pequeñas concentraciones a las puertas de los centros de salud de las Islas. Los facultativos de Canarias solicitan, al igual que el resto de organizaciones sindicales, más inversión para Atención Primaria. Pero insisten en que se realice una buena gestión de estos recursos de modo que se contrate más y se mejore y amplíen las infraestructura, para redimensionar las necesidades de la población al crecimiento que ha tenido en las últimas décadas.

Para Levy Cabrera, secretario general del Sindicato de Médicos de Santa Cruz de Tenerife, "es urgente" ejecutar un nuevo mapa sanitario de Canarias, que en Atención Primaria contempla la creación de cinco centros de salud en la capital tinerfeña (Cabo Llanos, Parque Marítimo, Salamanca-Duggi, Toscal, Anaga), así como la ampliación del de Finca España y las reformas en los Barrio de la Salud y La Cuesta. El objetivo es poder rebajar el número de tarjetas sanitarias que le toca a cada médico de una media de 1.500 a una mediana de 1.200. "Si se trabaja mejor, se puede hacer un seguimiento más efectivo de los pacientes y eso, a largo plazo, va a redundar en la saturación de los hospitales", resalta.

Los profesionales sanitarios también denuncian "un problema gravísimo de estabilidad", pues en los últimos cuarenta años solo han habido tres ofertas de empleo, cuando la ley establece que se tiene que ofertar trabajo público al menos cada dos años. De hecho, este domingo se va a llevar a cabo un examen en Andalucía donde se convocan 2.000 plazas, la mayoría para médicos de familia y pediatras, y "muchos" profesionales canarios se van a presentar con la intención de trabajar en esa comunidad. "Nos estamos descapitalizando por una mala gestión del Servicio Canario de la Salud", denunció Cabrera, quien insistió en pedir una estabilización del empleo para que no se vayan los médicos.

A esto se une la burocracia, que según las organizaciones, crece "día a día" restando tiempo a la atención directa al paciente. En este sentido, los sindicatos recordaron que "cualquier mejora laboral va a repercutir en la asistencia del paciente", por lo que invitaron a la población a solicitar una mejora en la asistencia junto a ellos este domingo.

Compartir el artículo

stats