Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MARÍA EUGENIA ALONSO NNFICHA PERSONAL PACIENTE. EL CBD, COMPUESTO DEL CANNABIS,

“Tengo dolor y con el cannabis medicinal he logrado volver a dormir toda la noche”

“Mi tratamiento me calmaba de día pero no por la noche. Con las cápsulas de CBD, que tomo desde Navidad, por fin consigo descansar tras muchos años de sufrimiento”

María Eugenia Alonso en una visita a Vigo.

La subcomisión creada en el Congreso para analizar la regulación del cannabis medicinal trabaja con el mes de mayo como horizonte. Ha de tomar una decisión y dar un paso, en este sentido, en España, como ya lo han hecho otros países. Miles de personas ya toman este tipo de productos para tratar sus enfermedades y conseguir calmar el dolor. Este es un tema pendiente en España y son muchos los pacientes que desean que se regule.

María Eugenia Alonso, de 53 años, que vive en Vincios (Gondomar), es un ejemplo de cómo el CBD, un compuesto del cannabis, ha conseguido calmar un dolor que le impedía descansar. Años sin dormir una noche entera. El CBD es el compuesto más abundante del cannabis y no tiene efectos psicoactivos. La forma más común de encontrarlo es en aceite, que se vende con fines terapéuticos, y se extrae de la hoja del cáñamo. También hay cápsulas.

–¿Qué problema de salud tiene?

–Yo tengo una hernia discal y artrosis en la columna. Estoy con un tratamiento para el dolor y estuve en la Unidad del Dolor del Meixoeiro. Llevo años con mucho dolor.

–¿Desde cuándo?

–Desde los 35 años, aproximadamente. Ahora tengo 53. Me empezó con la hernia discal, no es operable. Es una hernia lumbar no operable.

–¿Qué tipo de dolor le ocasiona?

–Me pinza las piernas, me duelen las piernas. Es similar al síndrome de piernas inquietas. Y cuando más lo notas es por la noche, cuando las piernas están en reposo. Y no puedes dormir. Puedes estar toda la noche sin dormir.

–¿También tiene artrosis?

–Sí. La artrosis se fue complicando con los años. Por eso tomo Palexia, que son opiáceos. Y Diliban. Es un tratamiento que me regula el traumatólogo y la médica de cabecera. (Cuando vuelva a consulta hablaremos del CBD, todavía no he tenido oportunidad; está pendiente).

–¿Cuánto tiempo lleva tomando Palexia?

–Unos 8 o 9 años. Lo cojo en farmacia. La Palexia supuso un cambio, me aliviaba el dolor por el día pero por la noche no. Y la mayoría de las noches yo no dormía. En cuanto paro mi actividad física mis piernas es cuando más notan los pinzamientos.

–¿Cuándo empieza a tomar CBD (cannabis terapéutico)?

–Conozco a Pablo Vázquez (de la tienda de Vigo CBWeed Shop) desde hace un montón de tiempo, por otros motivos. Me propuso probar con unas gotas, una dosis medianamente baja. Evidentemente es porque ya recurres a lo que sea, es muy duro convivir con el dolor tanto tiempo. Tantos años. Con esa dosis, los primeros días un poquito mejor, hasta que cambié para una dosis más alta y en pastillas. Y desde entonces: muy bien.

–¿Desde cuándo le va bien?

–Desde estas navidades. Es una cápsula con agua que tomo por las noches. Desde que tomo cápsulas mi vida cambió. Necesitaba dormir. Poder dormir. He pasado muchos años levantándome de la cama al sofá. Me iba para cama, una hora, una hora y media, y me volvía a levantar para ir al sofá. Estirar las piernas. Había noches que no podía ni tocar la cama. Ahora duermo toda la noche. ¡Hasta necesito despertador! Ya no recordaba algo así en mi vida.

–¿Conocía previamente el CBD?

–No. Fue una recomendación. Yo desconocía este tema. No puedo explicar mucho, pero al parecer es como una sustancia que la extraen de la marihuana y la preparan. Cuando lo tomas no alucinas ni nada de eso. No tiene ese efecto. Es como un efecto relajante y me permite dormir.

–¿Qué supuso todo esto para su familia también?

–Tengo dos hijos y pareja. Pues imagina. Yo llevaba sin dormir en cama una noche seguida años. Me quedaba en el sofá. Y en el día a día claro que te afecta. Y mucho. Tener dolor es un problema continuo. Si no descansas y estás con dolor estás de muy mal humor. Yo reconozco que estoy insoportable. Porque al no descansar... en el trabajo tienes que rendir igual y hacer la vida diaria en casa además, es complicado.

–¿A qué se dedica?

–Soy asistenta del hogar. Ahora me dedico más a cuidar a personas dependientes.

–¿Tuvo que dejar de trabajar alguna vez?

–He intentado y sigo intentando cumplir siempre en mi trabajo. Algún día puntual tuve que llamar y decir: ‘lo siento pero hoy no puedo ir a trabajar’. Pero de temporadas largas sin trabajar, no.

–¿Qué opina sobre la subcomisión creada en el Congreso para analizar las experiencias de otros países con la regulación del cannabis medicinal?

–Yo de la parte de regulación no entiendo mucho. En principio lo veo bien. Y a mí me beneficia. Pienso que si lo regulan puede haber más alcance para comprarlo. Esta medicación tampoco está al alcance de todo el mundo.

–¿Puede decir el precio aproximado?

–Algo más de 50 euros.

–¿Y cuánto le dura?

–La caja trae 60 cápsulas. Lo normal sería tomar tres cápsulas al día y en ese caso la duración de la caja: un mes. Pero yo estoy tomando una o dos cápsulas al día, nada más. Una cada noche. Y así me va genial. Y me dura más. Quería decir con lo del precio que en mi caso la caja de Palexia, que compro por la Seguridad Social, me cuesta más de 30 euros. Por lo que estoy comprobando, me compensa pagar 20 euros más y comprar el CBD. Además, tiene menos efectos secundarios.

–¿Por qué debe regularse?

–Es que cuando pasas un dolor así estás deseando que llegue algo que te lo calme. Y si encuentras el remedio... se lo deseo a todo el mundo, claro. Es imprescindible para poder descansar, dormir, vivir... Y si estos tratamientos funcionan, ¿por qué no? Está claro que prefiero ahorrar en otras cosas y poder comprarme esto. Por cierto, si tú vas a la farmacia también hay productos CBD, como champú anticaspa. ¿Por qué para unas cosas sí y para otras no?

Remedios que suponen “un alivio” para pacientes con cáncer, artritis, esclerosis, alzhéimer o epilepsia

En alguna ocasión se intentó avanzar en la legalización del cannabis medicinal en España, como ocurría en 2016: el Congreso paralizó una propuesta de Ciudadanos, que contaba con la experiencia del Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM). Son muchas las personas que toman cannabis terapéutico, que muchas veces tienen que comprar en el mercado negro, con la sensación, en muchas ocasiones, de limbo legal. Los pacientes con cáncer, por ejemplo, mejoran su su calidad de vida porque suaviza los efectos de la quimioterapia y ayuda a regular el sueño. Personas con esclerosis múltiple, epilepsia, artritis o cualquier tipo de dolor crónico para el que no encuentran alivio, aseguran conseguirlo a través del cannabis medicinal. El CBD (Cannabidiol), por ejemplo, es el segundo cannabinoide en abundancia, por detrás del THC. Pero, a diferencia del THC, el CBD no tiene efectos psicoactivos o psicotrópicos, así que no produce el efecto del ‘colocón’. La Organización Mundial de la Salud (OMS) no considera que sea una sustancia adictiva. Sí se le atribuye un conjunto de propiedades terapéuticas, pero algunas de ellas todavía no han sido comprobadas científicamente. Sí existen estudios menores, según indican expertos. La mayoría de países de Europa ya han dado pasos en este sentido, como Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Dinamarca, Países Bajos o República Checa. También en Estados Unidos (parte de los estados), Canadá, Australia, Israel, Uruguay o Chile. La subcomisión fue creada en junio del año pasado y ahora trabaja para tener una decisión tomada el próximo mes de mayo.

Compartir el artículo

stats