Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ratificada una pena de 10 años de cárcel por abusos sexuales a la hija de una prima

El TSJC rechaza el recurso de apelación presentado por el abogado defensor

Palacio de Justicia de Santa Cruz de Tenerife. P. F.

La Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) confirmó la pena de diez años y tres meses de cárcel para un hombre que cometió abusos sexuales sobre una niña de nueve años de edad en el municipio de El Rosario. El mencionado órgano desestimó el recurso de apelación presentado por el abogado defensor del acusado, según informó ayer el Gabinete de Prensa del TSJC. Los hechos ocurrieron entre agosto del 2018 y abril del año siguiente, según consta en los hechos probados. La víctima es hija de una prima del individuo ahora condenado.

El asunto fue instruido por el Juzgado de Instrucción número 5 de Santa Cruz de Tenerife y la Sección Segunda de la Audiencia Provincial emitió la primera sentencia el 8 de noviembre del pasado año.

Durante los meses en que se desarrolló el delito continuado de abuso sexual, el individuo tenía 29 años. Según recoge la sentencia, con el propósito de satisfacer sus "instintos lúbricos" y "con desprecio a la libertad e indemnidad sexual de la menor", la convenció para que le realizara "felaciones y masturbaciones".

La niña acudía a la vivienda del condenado, tanto por iniciativa propia como invitada por el varón. La casa del implicado y la de la afectada estaban muy próximas y el joven aprovechaba la circunstancia de que era primo de la madre de la pequeña.

Para convencerla de que hiciera las citadas prácticas sexuales ilícitas, el hombre le prometía a la niña pequeños regalos, así como que iban a jugar a la Play Station u otro tipo de juegos. Según consta en la sentencia, nunca empleó la violencia o la intimidación para lograr su objetivo. No obstante, si en algún momento la víctima se oponía, el varón «se mostraba muy insistente hasta que lograba doblegar la voluntad» de la menor afectada.

En otras ocasiones, el joven mostraba a la menor vídeos de contenido sexual, en los que adolescentes mantenían relaciones sexuales con adultos, sobre todo coitos, masturbaciones y felaciones.

Los hechos fueron denunciados por la madre de la niña el 21 de abril del 2019 en las dependencias de la Comisaría de la Policía Nacional de La Laguna, según consta en la sentencia.

Además de la pena de cárcel de diez años y tres meses por un delito de abuso sexual continuado, el individuo ha sido condenado a cinco años de libertad vigilada en los que no puede desempeñar trabajos relacionados con menores; tendrá que realizar programas de educación sexual y no aproximarse a la afectada ni comunicarse con la misma en los doce años posteriores a salir de prisión; pagar una multa de 3.600 euros y una indemnización a la menor de 15.000 euros.

Compartir el artículo

stats