Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus | Situación sanitaria en Canarias

La contratación en Atención Primaria toca techo y se disparan los turnos dobles

Los centros de salud soportan el peso de la sexta ola con una plantilla mermada por los contagios y sin posibilidad de cubrir las bajas ante la falta de profesionales

La contratación en Atención Primaria toca techo y se disparan los turnos dobles E. D.

Desde el 22 de noviembre, se han producido más casos positivos de coronavirus que en el conjunto de los otros 20 meses de pandemia, por la variante ómicron. Esta situación ha puesto en jaque a la Atención Primaria en Canarias que soporta el peso de esta sexta ola, con una plantilla mermada por los contagios -más de 2.200 positivos el pasado diciembre-. Ante la imposibilidad de cubrir las bajas, por la falta de profesionales en el mercado laboral, se ha disparado el número de sanitarios que tienen que doblar turnos para hacer frente a la carga de trabajo diaria en los centros de salud -consultas, llamadas, pruebas diagnósticas, gestión de IT, tratamientos...-.

«Los centros de salud ya venían con una presión asistencial bastante importante, pero desde que empezó la sexta ola a principios de diciembre, la incidencia de casos de Covid-19 ha sido brutal, y los centros de salud son los que están soportando la mayor carga de trabajo, casi en exclusiva, teniendo en cuenta que esta variante tiene menos casos graves, por fortuna», indicó Miguel Díaz Barreiros, coordinador de Atención Primaria en Gran Canaria, sobre una situación que se extiende al resto de las Islas debido a la alta incidencia de la infección en diciembre y enero.

La foto actual de los centros de salud, salvo escasas excepciones, es la de un escenario con un alto nivel de saturación, con menos profesionales de lo normal, que soportan una carga de trabajo extra «brutal» por la incidencia de casos. «Para intentar abarcar el trabajo los profesionales están doblando, al menos dos o tres veces por semana, y así llevamos todo diciembre y enero, lo que supone que cada vez están más cansados».

Díaz Barreiros insiste en que el problema se ha agravado ante la falta de profesionales para sustituir las bajas. Todo el personal sanitario disponible ha sido contratado, adaptando y diversificado perfiles a las tareas requeridas. Se han adaptado puestos de trabajo y la puesta en marcha del Plan Especial ha permitido que los profesionales dispuestos a trabajar reforzando, con retribución complementaria, pudiesen hacerlo.

«Ahora mismo en Atención Primaria todos los profesionales médicos y de enfermería que podíamos contratar, ya lo hemos hecho, no hay más en el mercado laboral. Por lo tanto, personal que se pone enfermo no tenemos para sustituirlo, eso significo que sus compañeros, que ya venían cansados previamente, tienen que doblar, ver más pacientes de lo habitual. Hay que hacer puzles para intentar abarcar todo el trabajo».

La media de tiempo que hay que esperar para una cita médica presencial ya supera los siete días

decoration

El coordinador de Atención Primaria en Gran Canaria apuntó al respecto que, la consulta por ejemplo de un médico, que antes atendía 35 o 40 pacientes diarios, ahora soporta entre 50 y 60 pacientes. «Y cuando termina tiene que doblar, bien porque un compañero falta, o por la gran demanda en el centro de salud por la incidencia de Covid. Lo cual puede suponer ver entre 80 y 90 pacientes diarios. Eso lo puedes hacer un día, pero no uno tras otro», subraya.

Aunque la mayoría de los casos de Covid son leves, cada paciente requiere atención y seguimiento, además de la carga burocrática que se genera y la gestión de las bajas laborales. El temor de la población al coronavirus, unido a la saturación de la línea telefónica Covid del Gobierno de Canarias, se traduce en que muchas personas acuden a las urgencias de los centros de salud, incluso para pedir información, lo que agrava la sobrecarga de trabajo.

En este escenario, el tiempo medio para una cita presencial con el médico de familia en el centro de salud es superior a los siete días; y aunque la consulta telefónica es menor, también se ha incrementado el tiempo de demora.

Las incapacidades temporales automatizadas se aplican a un tercio de los demandantes

decoration

Ante dicha situación se ha puesto en marcha un plan de contingencia y nuevas medidas organizativas, entre las que figura la creación de una agenda Covid centralizada por centro de salud. «Todos los pacientes que dan positivo a diario con test de antígenos en hospitales o en nuestros centros, y la gente que llama a la línea 900 que se han hecho el test por su cuenta y les ha salido positivo, los incluimos en esa agenda que no es específica de un médico, y los citamos en los centros de salud que se organizan para que, a lo largo del día, los diferentes profesionales puedan ir atendiendo a esos pacientes y la mayoría de las veces es doblando turno».

A ello se le suma el sistema de baja automatizada, de cara a ayudar a aliviar la carga burocrática de las IP (incapacidades temporales). «Este recurso se está aplicando a un tercio de las personas que necesitan una IP, y a veces hay que rectificarla, pero ayuda».

También ha habido un cambio de protocolo con priorización de vulnerables y validez de test de farmacia; se ha solicitado refuerzo de la línea 900 112 061 que se ha dotado de nuevos puestos de forma progresiva; además de activarse la notificación de resultados y recomendaciones vía SMS a positivos y contactos estrechos...

No obstante, Díaz Barreiro manda un mensaje a la población para, entre todos, contribuir a mejorar la situación. «Las claves son paciencia e información -recomiendo canariasaludable.org-. Si tienen síntomas leves compatible con Covid, hay que aislarse y con tranquilidad contactar con el centro de salud o con la línea 900 donde se les atenderá y se les dará indicaciones, si no el primer día, el segundo o tercero. Si logramos eso, lograríamos aliviar la carga de trabajo, detectar los casos graves y, al final, con calma, se atenderá a todo el mundo», concluye.

Concentración el 14 de febrero

Personal de Enfermería y Fisioterapia se concentrará el próximo de 10 de febrero para denunciar la «grave» situación de deterioro y precariedad que hay en los centros de salud del archipiélago y para reclamar al gobierno canario que «no siga abandonando» a la Atención Primaria. La concentración ha sido convocada por el sindicato de enfermería Satse, que en un comunicado reclama al ejecutivo regional medidas urgentes y eficaces para mejorar la atención sanitaria y los cuidados que recibe la ciudadanía. Una convocatoria que el sindicato hace para todos los centros de salud de las capitales de provincia en Canarias, y para toda España. Es el inicio de su estrategia para denunciar el «grave deterioro» del sistema sanitario y reclamar mejoras en las condiciones profesionales y laborales las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas. Satse denuncia que hay escasez estructural y crónica de enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas, falta de medios y recursos, sobrecarga y tensión asistencial continúa o el cierre de centros son los principales problemas que la crisis del Covid ha agravado y que «conllevan que las personas deban esperar días o semanas para ser atendidos presencialmente». | Efe

Compartir el artículo

stats