La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha tramitado 11.413 bajas laborales desde la puesta en marcha del sistema automatizado de la incapacidad temporal por COVID-19.

Según informa el Ejecutivo regional, esta cifra corresponde al perfil del paciente positivo en COVID-19 o contactos estrechos no vacunados que son menores de 45 años con sintomatología leve, para quienes se diseñó esta herramienta que libera de carga administrativa a los médicos de Atención Primaria en estos momentos de mayor presión asistencial.

De los 11.413 expedientes, 10.254 se corresponden con personas positivas a SARS-CoV-2 menores de 45 años con sintomatología leve y el resto, 1.159, son personas que han sido contacto estrecho y tienen que realizar cuarentena por no estar vacunadas, no tener la pauta de vacunación completa y que no han pasado la enfermedad en los últimos 180 días o bien pacientes inmunodeprimidos que han sido contactos estrechos con casos positivos.

Por otro lado, en los primeros días de funcionamiento de este sistema automatizado se ha ampliado el tiempo de baja a un total de 112 bajas emitidas previamente al haber experimentado el paciente mayor sintomatología, por lo que ha tenido que ampliársele el periodo de aislamiento prescrito inicialmente hasta la desaparición de los síntomas.

Además, se han enviado los SMS correspondientes con los que se comunica automáticamente el alta al paciente tras haber pasado los siete días de aislamiento establecidos en la Estrategia de Detección y Seguimiento de casos Covid, tanto para casos confirmados como para contactos estrechos.