Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

"Los farmacéuticos somos el último plan, pero voluntad hay siempre"

Moderado inicio de la emisión de certificados de vacunación contra el covid en farmacias

Una empleada de farmacia accede al enlace de emisión del certificado de vacunación

La emisión de certificados de vacunación contra el covid-19 en las farmacias tuvo hasta mediodía de este martes un inicio moderado, al menos en varios establecimientos del centro de la capital tinerfeña. El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife, Manuel Galván, explica que la media osciló entre cinco y diez peticiones por local, en base a la consulta telefónica que realizó la institución entre algunos de estos negocios. El objetivo de la medida impulsada por parte de la Consejería de Sanidad del Gobierno canario y los colegios oficiales de Farmacéuticos del Archipiélago es que todos los ciudadanos dispongan del mencionado documento, con independencia de sus habilidades con los medios tecnológicos. Una de las empresarias consultadas fue crítica con el Ejecutivo autónomo y el Gobierno central al asegurar: "los farmacéuticos somos el último plan, pero voluntad hay siempre".

Manuel Marrero Díaz, titular de la Farmacia El Cabo, en la calle José Hernández Alfonso, señala que el procedimiento se realiza mediante un enlace directo a la página del Servicio Canario de Salud (SCS), donde se introduce un número de usuario y una contraseña por parte del personal del establecimiento, así como el DNI de la persona interesada o autorizada para solicitar el mencionado certificado. El documento refleja si el ciudadano se ha puesto una, dos o tres dosis de alguna de las vacunas.

Marrero advierte de que el procedimiento no da resultado para aquellas personas que nunca se han vacunado y se han contagiado una, dos o más veces a lo largo de los dos últimos años. De forma curiosa, el primer individuo que acudió ayer a la farmacia El Cabo coincidía con ese caso.

Hasta mediodía, un total de cinco personas habían solicitado el documento en dicho local. Todas ellas fueron hombres y mujeres de avanzada edad, a quienes se les imprimió en papel la acreditación. En opinión de Marrero y alguna de sus trabajadoras, el servicio no supone obstáculo alguno en el trabajo diario y se considera "un servicio más".

El titular de El Cabo opina que las farmacias cuentan con varios factores positivos para aplicar medidas de carácter social, como su amplia distribución territorial por todas las localidades de las islas, su horario de apertura durante doce horas, un sistema de información rápido y un abastecimiento frecuente de productos gracias a las cooperativas de distribución.

Tres personas habían reclamado el certificado de vacunación contra el covid-19 en las instalaciones de la Farmacia La Salle, en la calle Calderón de la Barca. En todos los casos fueron personas de avanzada edad, explica la titular del establecimiento, Nieves Sicilia. El comentario de una mujer mayor a una de las empleadas es la mejor definición del perfil al que va dirigida esta acción: "Yo no manejo el móvil".

En la Farmacia Corominas, en la calle Galcerán, hasta mediodía de este martes se habían expedido de forma gratuita tres certificados. La titular del establecimiento, Lucía Corominas, manifiesta que, en su caso, el perfil de los solicitantes es de "personas jóvenes", veinteañeros y treintañeros. De hecho, admite que la demanda fue mayor cuando se divulgó en los medios de comunicación que se iba a aplicar la medida, pero todavía no había medios ni posibilidad de llevarla a cabo.

Para Corominas, el enlace informático existente "es rápido y ágil" para llevar a cabo el proceso y la entrega del certificado se puede hacer tanto en papel como por correo electrónico.

Según la titular de la farmacia Corominas, "para unas cosas no somos sanitarios, pero para otras sí”, en una clara crítica a las administraciones. Lamenta que, "hasta ahora, no nos han tenido en cuenta y solo se acuerdan de nosotros como colectivo cuando están desbordados en los centros de salud". Señala que el papel, la tinta, la impresora o el tiempo del personal corre por cuenta de las farmacias y aclara que asumen esa función. Pero también recuerda que en otros países, como el Reino Unido, el Gobierno llega a convenios con las farmacias cuando va a implantar una medida social de este tipo para cubrir esos gastos mínimos.

Apunta que "hace meses" que se podía haber tomado la decisión de que las farmacias emitieran los certificados de vacunación, "en julio o agosto", para evitar las actuales aglomeraciones en los centros sanitarios.

Corominas indica que "siempre queremos hacer más socialmente y lo solicitamos al Gobierno, pero, a veces, se nos impone", cuando la situación es límite o está colapsada la Atención Primaria. Aclara que desde el Colegio de Farmacéuticos "nunca hay una respuesta negativa, siempre damos un sí rotundo", por lo que señala que "somos el último plan, pero voluntad hay siempre".

Manuel Galván comentó que "nos hemos ofrecido desde el principio al Gobierno de Canarias para lo que hiciera falta y ahora nos han pedido esta gestión para descongestionar los centros de salud", sobre todo para ayudar a las personas que no son capaces de sacar los certificados por medios electrónicos, de manera principal los mayores.

Galván recuerda que las farmacias "son el único establecimiento sanitario abierto doce horas en el que se atiende sin cita previa", al que, con frecuencia, acuden los ciudadanos que tienen síntomas de covid y no pueden contactar por teléfono con su centro de Atención Primaria. "Y en las farmacias de Canarias van a tener a un sanitario universitario que te va a atender y a asesorar", afirma el presidente del Colegio.

Acerca de las críticas que algunos profesionales farmacéuticos realizan por la falta de consideración de las administraciones para encargarles determinadas funciones, Manuel Galván aclara que "empiezan a tenernos en cuenta ahora, aunque se han hecho colaboraciones puntuales". Indica que, "si hubiéramos empezado antes con esta colaboración se hubiera notado más el trabajo de 3.000 sanitarios distribuidos por todas las localidades de las islas".

Por ejemplo, hace tiempo que los farmacéuticos del Archipiélago se ofrecieron para realizar rastreos, así como para efectuar o comunicar los test con resultado positivo de covid. Sin embargo, desde la Consejería de Sanidad de Canarias no se les ha incorporado al sistema para dar fiabilidad a la comunicación de un positivo. Estas funciones sí las desarrollan farmacéuticos de comunidades como Galicia, Aragón, Cataluña, Murcia, Navarra o Cantabria, bien realizando ellos el test o verificando su validez.

Galván recuerda que ahora, con las últimas medidas, se puede comunicar por teléfono un positivo por test de antígeno comprado en una farmacia. “¿Pero quién da fe de que eso es exactamente así?”, se pregunta Galván.

Compartir el artículo

stats