Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La saturación por Ómicron obliga a priorizar la atención a las personas vulnerables

En periodos de alta incidencia no se realizarán test a la población general | La estabilización de la ola llegará a finales de enero

Las compras navideñas 'atiborran' la calle Castillo en Santa Cruz de Tenerife Andrés Gutiérrez

Ómicron ha saturado el sistema sanitario canario y ha obligado a toda España retomar las prácticas de vigilancia y atención de la pandemia de la primera ola. Desde el pasado 31 de diciembre y por mandato del Ministerio de Sanidad, los sistemas sanitarios más saturados, entre ellos el de las islas capitalinas del Archipiélago, deben priorizar a las personas vulnerables o con sintomatología más grave de covid, mientras que reducen el control entre los casos en los que se espera que tengan sintomatología leve. 

El nuevo protocolo del Ministerio para contextos de alta incidencia, intenta aliviar la carga provocada, especialmente, por los casos sospechosos de coronavirus que, por su edad, situación de salud o su estado de vacunación, no tengan riesgo de sufrir una covid grave. Según las normas marcadas hasta el momento debían mantener un seguimiento, confirmar positivo a través de una prueba diagnóstica (PCR o antígenos) y hacer rastreo de sus contactos estrechos. 

Con el nuevo protocolo, los casos leves tendrán que encargarse de notificar a sus contactos del positivo mientras que el seguimiento de su centro de salud se limitará a una primera comunicación y explicación sobre los pasos a seguir, así como una evaluación de que, efectivamente, se trata de un caso leve. Así, a partir de ahora, los positivos o contactos o posibles positivos deben aislarse y llamar a la línea 900 112 061. Los sanitarios que conforman esta línea le derivará con su médico y le indicará qué deben hacer según su sintomatología, afectación, si son contactos o con respecto a su vulnerabilidad. Será también el médico el que decida si le prescribe un test, en el caso de que la persona no se lo haya hecho por sí mismo. 

Uno de los casos en los que se prescribirá será si la persona necesita tramitar una baja. En este sentido, si no se ha hecho prueba por su cuenta, se le citaría para realizarle un test de antígenos y, posteriormente, tendría la valoración con su médico quien realizará el trámite para la incapacidad temporal (IT). 

"Es la reacción más razonable", afirma el epidemiólogo canario Lucas González. Como explica el experto, asentado en Escocia, este tipo de medidas se toma en contextos de alta transmisión para "adaptar el sistema a la realidad" y lograr, aún así, "la mejor estimación posible" de la situación pandémica. Y es que el sistema de vigilancia epidemiológica, como explica, debe ser funcional hasta el punto que permita saber "si la patología más grave la tenemos controlada". Algo que es imposible de dilucidar si los servicios sanitarios están saturados. Coincide con él el jefe de epidemiología del Gobierno de Canarias, Amos García Rojas, quien insiste en que "en un contexto de alta incidencia es posible que cualquier forma clínica leve sea SARS-CoV-2, ya que es el virus que más está circulando". Como insiste, "cuando tenemos miles de casos", es más importante "focalizar nuestra tención en los cuadros clínicos más complejos, porque sabemos que esto irá a más".

Asimismo, ambos epidemiólogos muestran preocupación porque se expanda la idea de que el crecimiento de casos es una oportunidad para dejar que el virus campe a sus anchas y todos se contagien para adquirir la "inmunidad de rebaño". Y es que, como resalta García Rojas, "a más casos, más ingresos en UCI habrá". "En algún momento habrá que convivir con el virus, pero para llegar allí habrá que ir paso a paso", matiza.

Debido al cambio en la normativa, los casos de coronavirus notificados por el Gobierno de Canarias van a descender en las próximas semanas, dado que este nuevo protocolo conlleva a que el sistema sanitario realice menos pruebas diagnósticas - solo a los más vulnerables o graves -. Sin embargo, "los casos seguirán subiendo hasta después de Reyes", resalta García Rojas, quien concluye que es posible que la curva en Canarias no llegué a estabilizarse hasta "finales de enero".

Según García Rojas, la curva no empezará a estabilizarse hasta finales de enero

decoration

Estas medidas se toman debido a la saturación que está llevando a los servicios sanitarios al borde del colapso, especialmente en Atención Primaria por la cantidad de tareas que se les ha encomendado durante la pandemia y su precaria situación de base . Así, a las tareas propias de los centros de salud (prevención, control y seguimiento de pacientes crónicos, calendario vacunal infantil), se ha unido la vacunación contra la covid, el seguimiento de casos confirmados y la realización de test de antígenos. Además, muchos centros de salud se han encontrado que son cada vez más las personas que acuden simplemente para expedir el certificado vacunal. De hecho, aunque con la implantación del nuevo protocolo la Atención Primaria está menos saturada, se siguen formando grandes colas en los centros de salud las personas que solicitan su pasaporte covid para poder realizar actividades de ocio en nivel 3. Cabe recordar que este documento se puede expedir a través de internet o de la app miHistoria o miCertificado Digital COVID UE.

También por la presión asistencial que se está viviendo en las urgencias de los hospitales de referencia, que han pasado de atender a una media de 200 pacientes al día a una de 300 debido al impacto de Ómicron. De hecho, el Servicio Canario de la Salud (SCS), solo aconseja acudir a este servicio si presenta síntomas graves, es decir, fiebre superior a 39 grados durante más de tres días, dificultad respiratoria o sensación de ahogo o dolor torácico. Lo que se pretende es que la población no acuda a estos servicios por tener síntomas respiratorios leves (como tos o dolor de garganta), no haber sido llamado para el seguimiento, si tiene un test de farmacia positivo, dudas por ser contacto estrecho o por querer hacerse un test. En caso de tener síntomas compatibles o dudas se puede llamar tanto al 900 112 061 como pedir cita con su médico a través de internet, de la app miCitaPrevia o a través de los teléfonos 012 o 922 470 012 / 928 301 012.

Solo aconseja acudir a Urgencias si presenta síntomas graves

decoration

Pese a lo razonable es esta medida en el contexto actual para evitar que el sistema llegue al colapso, los epidemiólogos siguen insistiendo en que esto no supone que la pandemia haya acabado ni que se inste porque todo el mundo se infecte. “No tenemos datos concluyentes sobre si Ómicron produce casos más leves”, insiste González. Los estudios que se han publicado hasta el momento no dan certezas sobre el asunto. Aunque sí parece, con los datos epidemiológicos actuales, que a los vacunados no les afecta de manera más leve, los no vacunados siguen mostrando que el virus es tan letal como antes. "Además no sabemos cómo va a ser a largo plazo". El epidemiólogo asentado en Escocia hace referencia al covid persistente o incluso, la posibilidad -ya descrita- de que haya una primera fase de síntomas leves y, dos semanas después, una con síntomas más graves. "Tampoco sabemos qué complicaciones se pueden derivar de una reinfección en una persona con covid persistente", resalta Lucas González. 

En este contexto siguen imperando las recomendaciones de la iniciativa Libres de Covid, de la que González es miembro. Esta estrategia se basa en tomar tres medidas: uso de mascarilla, ventilación agresiva y reducir los contactos. El uso de mascarilla, en este sentido, debe ser correcto, con ajustadores. "Si se sellaran los bordes de las mascarillas, se mejoraría mucho su uso", resalta González, quien insiste que este tipo de mejoras se pueden hacer de manera casera, dado que, por el momento, la industria no ha dado respuesta a esta necesidad. Por su parte, para la ventilación, en Canarias podría bastar con abrir ventanas y puertas, garantizando la ventilación cruzada. Sin embargo, se opta también por el uso de filtros de aire para purificarlo. Asimismo, se apuesta por reducir los contagios a los más "vitales e importantes" y, en caso de mostrar síntomas de Ómicron, "quitarse de la circulación" lo antes posible.

Compartir el artículo

stats