Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Doce uvas y una vacuna

Casi 900 personas acudieron ayer al Recinto Ferial capitalino para comenzar el año con la dosis de refuerzo

5

Jornada de vacunación por el Covid-19 en el Recinto Ferial el día de Año Nuevo

Antonio no tenía programado vacunarse, pero salió a quemar las calorías almacenadas el 31 de diciembre con una hora de running y acabó a las puertas del Recinto Ferial de Santa Cruz de Tenerife. «Ya que estoy aquí, me pongo el refuerzo», pensó al ver la cola que había empezado a tomar cuerpo antes de las ocho de la mañana de ayer. La hilera de los «sin cita» triplicaba en ese momento la fila de los que habían concertado el suero de refuerzo. Dentro, un médico y seis enfermeros tenían por delante seis horas de pinchazos y un sinfín de agradecimientos. «Vienen, hacen cola –la que está concertada marcha más rápito–, se ponen la vacuna (Moderna en el caso de los adultos y Pfizer para las dosis infantiles) y te dan gracias por estar aquí el 1 de enero», enumera el coordinador de día en relación a los primeros pasos de una jornada en la que esperaban vacunar a unas 900 personas, cifra similar a la que se registró durante el pasado viernes.

Un grupo de personas espera el turno para vacunarse en el interior del Recinto Ferial. | | ANDRÉS GUTIÉRREZ

Mayores y parejas

Aunque había dosis preparadas para inocular la vacuna –elegida por la FundéuRAE como la palabra del año– a niños de 5 a 11 años, el perfil más generalizado de las personas que ayer anotaron vacunarse en la primera hoja de la agenda de 2022 era el de ciudadanos de mediana edad –entre los 45 y 55– que decidieron comenzar el año con algo más de seguridad. «No están las cosas para andar con dudas –Sanidad notificó ayer que en las últimas 24 horas se habían contabilizado 3.033 nuevos positivos y dos fallecidos en las Islas– porque, de momento, es lo único que nos protege», asegura Fátima antes de ser vacunada.

Compartir el artículo

stats