Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Las clases tras las vacaciones de Navidad, ¿presenciales o virtuales?

Los ministerios de Educación y Sanidad se reunirán el martes con los consejeros autonómicos para determinar cómo será el inicio del segundo trimestre en España

Toma de temperatura en un colegio de La Laguna tras las pasadas vacaciones de Navidad. Carsten W. Lauritsen

La evolución de la pandemia y los preocupantes datos que se vienen repitiendo a lo largo de todo el país provoca que estos días las Comunidades Autónomas se planteen cómo será el inicio de las clases tras el parón navideño. Mientras que algunos territorios ya han mostrado sus deseos de que el segundo trimestre comience de forma semipresencial para tratar de limitar los desplazamientos y frenar el número ascendente de contagios, otros apuestan por la presencialidad como mejor opción para ofrecer una educación de calidad. En el caso de Canarias, la Consejería de Educación apuesta, una vez más, por la máxima presencialidad aunque, indica que, al igual que en ocasiones anteriores cuando la pandemia ha afectado al normal funcionamiento educativo, «estamos supeditados a las instrucciones de Sanidad», y por eso no tomarán ninguna decisión hasta que el martes 4 de enero se celebre una reunión entre los ministerios de Sanidad y Educación junto con los consejeros de las Comunidades Autónomas para analizar el regreso a las aulas tras las vacaciones.

Canarias siempre ha supeditado su toma de decisiones a la evolución de los datos epidemiológicos. No obstante, el inicio de las vacaciones de Navidad dejó tras de sí unos datos un tanto preocupantes en las aulas ya que el último día lectivo antes de las vacaciones por las fiestas navideñas, un 0,7% de los grupos de enseñanzas no universitarias se encontraban en cuarentena por covid. Es decir, de los cerca de 17.000 grupos existentes en centros públicos canarios, concertados y privados, 132 estaban en confinamiento. Los casos activos entre el profesorado sumaban 189, de más de 31.000 docentes; y 894 entre el alumnado, de más de 335.000 escolarizados. Esta tendencia se viene repitiendo en todo el territorio español, donde la educación se ha convertido en el ámbito que más contagios registra desde hace tres semanas, por encima del laboral o del ocio.

La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias reconoció que seguirá en todo momento las recomendaciones realizadas por las autoridades sanitarias, y si estas determinan que no es segura la vuelta a las aulas de forma presencial, se apostará por el modelo de formación on line. Hasta el momento, y a falta de tomar la última decisión el próximo martes día 4, las clases del segundo trimestre comenzarán el 10 de enero, como estaba previsto, y de manera presencial.

En cualquier caso, el Ministerio de Educación insiste en que el porcentaje de aulas confinadas en toda España en la última semana continúa estando por debajo del máximo registrado –entre un 1,6% y un 1,7%–, cuando reabrieron los colegios en septiembre del año pasado y destaca que, en la actualidad, un tercio de la población infantil –entre 5 y 12 años– tiene ya la primera pauta de la vacuna contra el covid, por lo que la previsión es que, a la vuelta de las vacaciones, la cifra de contagios baje. Es por ello que Educación continúa apostando por la presencialidad para la docencia tras el final de las vacaciones y solicita «no generar alarma» por esta cuestión.

Al igual que en Canarias, ya fueron varias las Comunidades Autónomas que mostraron sus dudas sobre la vuelta a clase. La Comunidad de Madrid esperará «un poco más» para tomar la decisión de cómo será la vuelta al cole dependiendo de la evolución epidemiológica y de la campaña de vacunación, aunque la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, adelantó que la capital valora dos escenarios: uno con total normalidad y otro con semipresencialidad donde los alumnos mayores se turnen en las clases.

Algo parecido se plantea Andalucía que adelantó que, tras las Navidades, la docencia podría ser semipresencial en los niveles 3 y 4 de alerta sanitaria, en el caso excepcional de que no se pudieran cumplir las medidas de seguridad frente al covid, y «solo a partir de 3º de ESO». De la misma opinión es el Gobierno murciano que, no obstante, añadió la necesidad de adoptar una postura común en todo el territorio nacional para que no se produzcan «decisiones dispares». El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, defendió retomar el curso escolar después de las vacaciones con «normalidad» y con «presencialidad», respetando la distancia de 1,5 metros entre alumnos en las clases, que tienen medidores de CO2. 

Compartir el artículo

stats