Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Y el nominado es... ¡El Gusto por el Vino!

La vinoteca tinerfeña aspira, por tercera vez a ser el Mejor Distribuidor en los Óscar del mundo del vino

Toño Armas, la mano que acuna la mejor vinoteca de Canarias. E. D.

Este proyecto empresarial se descorchó en octubre del año 2021 y a lo largo de estas dos décadas ha maridado con el despegue del sector gastronómico, convirtiendose en todo un referente. Su mentor, Toño Armas, recuerda que en los inicios la tienda parecía «una boutique», hasta que dio con la fórmula del «desorden organizado», sostiene que se debe apoyar al vino canario y sentencia: «El mundo se paró y ahora arrancarlo es complicado».

Acaba de regresar del Salón de los Vinos Peñín, celebrado en Madrid, tras dos largos años sin catar las sensaciones del burbujeo, el estallido de los descorches, el tintineo de un brindis, el rumor de la bulla, las confidencias cara a cara... aunque sea bajo mascarilla. Pero, además, Toño Armas se ha traído bajo el brazo la nominación de la vinoteca tinerfeña El Gusto por el Vino como finalista en los prestigiosos premios International Wine Challenge Merchant Awards Spain –considerados los Óscar del mundo del vino– en el apartado de Mejor Distribuidor. Es la sexta edición de estos galardones, que el próximo lunes darán a conocer los nombres de los agraciados en cada uno de las categorías, si bien Toño Armas estima que «la nominación ya es un premio en sí misma». Es la tercera vez que resultan finalistas de unos premios que reconocen la labor de profesionales que contribuyen a acercar el vino al gran público. Eso, pese a la condición de la insularidad, de la lejanía, «un hándicap que pesa, y mucho», explica, al medirse a grupos nacionales. «Hay 48 empresas de la Península nominadas y la única representante canaria siempre ha sido El Gusto por el Vino», afirma con sincera humildad.

En octubre de 2001 surgía este proyecto empresarial. Recuerda que en los inicios, «la tienda parecía una boutique, impoluta» lo que echaba para atrás al público. Hasta que dio con la fórmula de un «desorden organizado», cajas por aquí, botellas por allá, y se obró el sortilegio. Hoy en día, con más de mil referencias y precios entre los 2 y 1.800 euros por botella, el vino es su pasión y el motor que activa una empresa de la que participan veintitantas personas, «aunque me movería igual si vendiera pan tostado», reconoce Toño Armas, quien al oír que al vino lo llaman caldo se eriza «como un sargo». En el fondo lo considera un producto que convoca al encuentro personal, «pero siempre digo que cuanto más vino pruebo, menos sé». Eso sí, sostiene que al vino canario «hay que apoyarlo y defenderlo», y subraya que de un tiempo a esta parte al sector ha llegado «un grupo de jóvenes bodegueros y enólogos, muy preparados y que están haciendo bien las cosas».

Sobre el desabastecimiento considera que, debido a la incertidumbre, «se ha generado una demanda brutal que va a desembocar en una evidente especulación de precios». En el caso del champán «hay casas que nos han anunciando que no pueden servirnos y sé de bodegas canarias que no disponen de cajas de cartón Todos acaparan productos. El mundo se paró y arrancarlo es complicado».

Salón de los vinos canarios

Con ocasión de San Andrés, El Gusto por el Vino celebra este lunes, de 11:00 a 19:00 horas, el Salón de Vinos Canarios en su almacén logístico, en la calle La Campana esquina Isaac Peral, Polígono de La Campana, (922882890 o vinoteca@elgustoporelvino.com), evento gratuito que contará con ocho bodegas canarias que bajo el formato show room ofecerán la posibilidad de degustar sus vinos y departir con los bodegueros.

Compartir el artículo

stats