Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Silvia Congost Psicóloga

Silvia Congost: «El confinamiento fue una bomba de relojería para las parejas con una mala relación»

Silvia Congost. El Día

¿En qué consiste Entender el amor para vivir mejor?

Es una terapia grupal donde el público que viene al evento ríe, llora y se transforma. No es un monólogo. De lo que se trata es de entender mejor el amor y las relaciones de pareja para conseguir identificar las situaciones que nos hacen sufrir.

Una especie de «taller» de las emociones que están vinculadas al amor, ¿no?

Sí, algo así. El sufrimiento en las relaciones es la causa principal por el que los seres humanos lo pasamos mal; el origen de las angustias y las depresiones que tanto condicionan nuestra salud.

¿Cuesta contar un problema?

Que una persona se levante delante de 500 desconocidos y hable de sus problemas no deja de ser sorprendente, pero si entre todos creamos un clima de confianza, le aseguro que la energía que se crea en la sala es muy bonita y sana. Hay que ser valiente para describir una situación dolorosa que te dejó al borde del suicidio.

¿No deja de ser curioso que lo hagan teniendo en cuenta el grado de incomunicación que se está creando en las parejas gracias a los móviles, ordenadores, redes sociales?

Yo no voy a negar cómo Instagram o el resto de las redes sociales están condicionando nuestras vidas, pero ese grado de destrucción depende del estado en el que se encuentre una pareja. Un móvil en medio de una relación que está cogida con alfileres puede llegar a originar el mismo efecto que una infidelidad. A nadie le gusta que la persona que está sentada enfrente la ignore mientras envía mensajes a otra persona.

¿Y cuál es la solución?

Con no hacerlo bastaría, pero lo ideal es buscar oportunidades para estar sin móviles. Si esos instantes son fuera de casa, mucho mejor... Hay que saber elegir el punto exacto para un café, para hablar de esas cosas que nos callamos, para encontrarnos otra vez como pareja sin que en medio aparezcan los móviles. En serio, es vital aprender a romper esos silencios.

¿Ese silencio puede llegar a ser el principio del fin?

Cuando se alarga demasiado y hace daño a la persona que lo está recibiendo sí. También hay gente que tiene problemas para contar sus miedos, que no quiere perder al ser que tiene a su lado o, simplemente, busca evitar un enfado. Esos son unos indicios bastante claros de que algo no va bien y, por lo tanto, si no se ponen los remedios adecuados habrá un conflicto. Hablar es la mejor receta para solucionar un malentendido o poner las bases para forzar una transformación.

¿Hay alguna explicación lógica que aclare por qué Canarias es la comunidad con mayor número de divorcios en España?

Que siete de cada diez parejas se inclinen por el divorcio (o la separación) en algún momento de sus vidas es un indicador de que las situaciones de cambio están presentes en el día a día de una manera decisiva. Ver que una relación no tiene más recorrido y optar por un divorcio no debe ser visto como un fracaso, sobre todo, porque hoy se ha quedado muy obsoleta la frase de hasta que la muerte los separe. Mucho más grave es permanecer al lado de una persona por apego o por el simple hecho de que un día decidiste estar con ella. Los seres humanos tenemos unas dos o tres relaciones importantes en vida y no hay que tener miedo a los cambios... Romper con alguien con el que has sentido un montón de experiencias no es fácil, pero hay que saber evitar sufrimientos. Estar sin pareja no significa estar solo/a.

¿Esas altas estadísticas de las Islas no tienen nada que ver con un clima benévolo?

Yo no lo descartaría (sonríe). Dicen que en los lugares cálidos la gente es más sociable y se relaciona más que en los sitios donde pasamos más frío. Quedarse en casa encerrados limita las relaciones.

Hablando de quedarse en casa, ¿cómo afectó el confinamiento a la vida en pareja?

A las parejas que les iba bien, pero tenían una situación laboral estresante les ayudó a reencontrarse en casa y afianzar mucho más todo lo bueno que existía entre los dos. A las que estaban en el otro extremo no les fue tan bien, es decir, que se les hizo complicado convivir las 24 horas del día, las semanas y los meses con una persona con la que tenían pocas cosas en común. El confinamiento se convirtió en una bomba de relojería para las parejas con una mala relación. Los seres humanos necesitamos tener relaciones que van más allá de la vida en pareja y cuando te limitan el espacio y, encima, lo tienes que compartir con alguien con el que ya no estás cómodo las posibilidades de que todo salte por los aires por una tontería son altas. Salir de una relación tóxica es una señal de inteligencia y de madurez: cuando las cosas no están bien no hay que forzar situaciones que la mayoría de las veces solo aportan una solución momentánea.

¿Cuáles son las señales para identificar una relación tóxica?

La persona que la sufre suele sufrir episodios de ansiedad, pérdida de ilusión y ganas de solucionar el problema que le está generando sentirse mal con la persona que ejerce la parte destructiva.

¿Se puede salir de ese círculo vicioso?

Sí, leyendo, buscando información y recurriendo a los profesionales que saben los pasos que hay que dar para cambiar una relación tóxica. El problema es que nadie nos ha educado en la resolución de los problemas que tienen que ver con la vida en pareja. Por eso es crucial reconocer que existe un conflicto que se nos ha ido de las manos y no podemos arreglar sin ayuda.

¿Ese primer paso es el más difícil de dar?

Es el que nos va a permitir ganar confianza y fortalecer la autoestima que nos han ido quitando durante años. Cuando tienes claro que las cosas negativas que dominan tu existencia pesan más que las positivas, esa es la señal que te va a permitir dar ese primer paso. Es una decisión que cuesta tomar, pero yo soy una defensora de las situaciones de cambio que debemos buscar para llegar a un estado de felicidad.

Evento benéfico por La Palma

La autora de libros que han dominado las ventas (Si duele, no es amor, cuando amar demasiado es depender, Autoestima automática o La llave de las emociones), Silvia Congost estará mañana por la tarde en un evento que tendrá lugar, a partir de las 20:00 horas, en el Aulario de Guajara de la Universidad de La Laguna. La psicóloga especializada en autoestima y dependencia emocional donará todos los ingresos a los damnificados por la erupción del volcán de Tajogaite. «Esta es una manera de ayudar a la gente que lo está pasando mal, que necesitar tener unos altos niveles de resiliencia porque lo complicado vendrá cuando el volcán deje de expulsar lava. Cuando eso pase es importante que no se sientan solas en medio de la nada», cuenta. | J.D.

Compartir el artículo

stats