Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud | Deporte y concienciación en Santa Cruz

Brazadas rosas en Las Teresitas

La IX Travesía a Nado de Ámate reúne a 300 participantes en la playa capitalina

16

IX Travesía a nado solidaria Andrés Gutiérrez

La iniciativa que organiza Ámate cada año para promover el deporte, la concienciación y recaudar fondos volvió ayer con fuerza tras el parón motivado por las restricciones de la pandemia.


Los hábitos saludables y la concienciación sobre al cáncer de mama marcaron la mañana de ayer en la playa de Las Teresitas. Alrededor de 300 personas se lanzaron al agua en la IX Travesía a Nado, convocada por la asociación Ámate y con la que se recaudan fondos para continuar realizando su labor. Se trata de una iniciativa de carácter solidario, en la que, por encima de los valores propios de la competición, se sitúan «la solidaridad, el compañerismo y el respeto al medio ambiente», según explicaron desde la organización del acto.

Brazadas rosas en Las Teresitas

La acción, que también contó con el apoyo del Ayuntamiento de Santa Cruz, arrancó desde temprano. Antes de las nueve de la mañana ya estaban instaladas unas carpas en las proximidades del puesto de Cruz Roja en las que los participantes, en caso de no haberse inscrito previamente por vía telemática, podían apuntarse en la prueba. Y poco a poco fue creándose ambiente deportivo y aumentando el número de asistentes, que llegaron a hacer cola a la espera de formalizar su inscripción. En total, tres centenares de personas dispuestas a pasar una mañana diferente.

Brazadas rosas en Las Teresitas

Ámate es la Asociación de Cáncer de Mama de Tenerife y tiene como objetivos «prestar asistencia psicológica, trabajo social, fisioterapéutica, nutrición, actividad física y estética oncológica a las personas con cáncer de mama». A eso se une una labor de sensibilización de la sociedad «para demostrar que con ayuda sí se puede», destacaron desde la entidad. Uno de los motivos que mueven la Travesía a Nado es precisamente poder continuar con esa atención que brindan desde Ámate a las afectadas.

En concreto, hubo dos pruebas infantiles (una de 300 metros para menores de entre seis y nueve años y otra de 500 metros para niños de diez a quince) y la prueba adulta, de 1.400 metros, en la que la popular zona de baño santacrucera se llenó de gorros rosas y brazadas de solidaridad. Entre las 11:00 y las 12:00 horas fue el momento de mayor actividad de esta jornada, aunque desde antes también se ofreció una clase de zumba para quienes no estuviesen por la labor de lanzarse al agua o para aquellos que apostasen por esa disciplina a modo de calentamiento.

Además de los gorros rosas, cada uno de los participantes llevaba pintado sobre la piel su número de inscripción y un lazo del mismo color. Todo ello contribuía a crear ambiente en la playa capitalina. En algunos casos se sumaron familias completas o varios miembros de una misma familia con ganas de hacer deporte o de mostrar su compromiso con esta causa, o de ambas cosas.

Ayer se volvió a poner de manifiesto, y pese al parón obligado en 2020 por las restricciones derivadas de la pandemia, que la Travesía a Nado es uno de los «eventos insignia» de Ámate, como habían destacado desde el colectivo, que también puso de relieve que se trata de una de las citas más veteranas de su estilo. «La recaudación de las inscripciones permitirá a la Asociación continuar realizando su labor y ayudando a todas esas personas con cáncer de mama, prestándole servicios, realizando talleres que les ayuden desde un punto de vista tanto físico como moral, reforzando su autoestima y haciendo más fácil su situación», detallaron desde Ámate.

La concejala de Deportes del Ayuntamiento de Santa Cruz, Alicia Cebrián, se encontraba por la playa desde primera hora. «Es muy interesante apoyar este tipo de eventos, ya no solo por la parte deportiva, sino también solidaria», manifestó. «Por supuesto que el Servicio de Deportes del Ayuntamiento tiene que respaldar este tipo de iniciativas», sostuvo la edil popular, al tiempo que mostró la importancia de que en la ciudad haya «mucho deporte y posibilidades al ciudadano para tener un día deportivo, y con este tipo de eventos se consigue».

Además de estar presente en el acto, la concejala también se animó a ponerse el gorro y a lanzarse al agua con el resto de participantes. No era la primera vez. «He hecho varias travesías; me gusta nadar en el mar», afirmó una edil que antes fue deportista de élite, olímpica en vela en Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016.

Propuestas deportivas

Más allá de la iniciativa de este domingo, la IX Travesía a Nado supone la continuación a otras propuestas deportivas que se están realizando en la capital y que seguirán el próximo fin de semana con la Maratón Internacional Santa Cruz de Tenerife, en la que se incluyen categorías de 8, 21 y 42 kilómetros. «Ya hace un par de fines de semana se hizo la Santa Cruz Extreme con muchísimo éxito», celebró Cebrián. «Hoy aquí vemos que hay mucha gente y va a ser un éxito», vaticinó antes del comienzo de las diferentes distancias.

La concejala también se detuvo en que cada fin de semana continúan las ligas de los diferentes deportes y en que ya empieza a haber público en las instalaciones y, en consecuencia, a respirarse de nuevo el «ambientillo deportivo que todos queríamos». Y resaltó: «Es sorprendente que todos los eventos que se han ido realizando después del tiempo de confinamiento han tenido muchísimo éxito en cuanto a participación; incluso en muchas pruebas ha habido que cortar las inscripciones porque no se podía apuntar más gente».

Brazadas rosas en Las Teresitas D. Ramos

Ayer fue la primera vez que Virginia Gorrín participó en la Travesía. «Siempre me había quedado con las ganas; he sido voluntaria desde 2016 y este año he querido aprovechar», explicó. Esta santacrucera se mostraba contenta de poder sumarse a la iniciativa. «Suelo practicar natación y estoy acostumbrada a nadar en Bajamar», manifestó. «Yo tengo familiares que han fallecido por cáncer de mama y esta es una buena iniciativa. Son solo diez euros: vienes, te inscribes y te lo pasas bien».

Brazadas rosas en Las Teresitas D. Ramos

Otro de los participantes de la IX Travesía a Nado fue Francisco González, también vecino de Santa Cruz de Tenerife. En su caso no era la primera ocasión. «Yo creo que casi siempre he estado por aquí en esta iniciativa; sé que el año pasado no se hizo, pero creo que el resto de los años he venido», indicó. «Hago socorrismo deportivo y entreno natación», apuntó, antes de explicar que cada vez que puede participa en este tipo de pruebas vinculadas a los deportes que practica habitualmente.

Brazadas rosas en Las Teresitas D. Ramos

«Es la tercera vez que vengo. Suelo nadar habitualmente, aunque ahora un poco menos desde que fui madre; pero lo intento», señaló Sara Ballesteros mientras esperaba para inscribirse. Según comentó, acostumbra a nadar en piscina, aunque también lo está haciendo en mar abierto. No en vano, participó en la prueba Murallas del Infierno, en Los Gigantes. «Esta es solidaria y lo que cuenta es participar», señaló sobre la cita de ayer, sobre la que destacó que la estaba viendo «muy bien organizada».

Brazadas rosas en Las Teresitas D. Ramos

Tomás Pestano también se mostraba con ganas antes del comienzo de esta prueba solidaria. «Es la tercera vez que participo. Habitualmente nado. Hago mi deporte, me voy abajo a la playa, me tiro al agua y hago mi travesía deportiva tranquilamente y luego salgo para tierra y descanso, y después cojo y me tiro otra vez por la tarde», explicó sobre su rutina, que añadió que se ha visto algo afectada por las restricciones derivadas de la covid. «A ver si la pandemia se va de una vez», afirmó.

Brazadas rosas en Las Teresitas D. Ramos

Fátima Hernández participó este domingo por tercera vez en la Travesía a Nado de Las Teresitas. «Soy de las últimas que llego, pero participo», bromeó. Ella sabe especialmente de la importancia de iniciativas de este tipo dirigidas a la concienciación, dado que, según expresó, está recuperada de esta enfermedad. Además, comentó que se trata de una acción no solo por las mujeres, sino por los hombres, que, como pudo comprobar durante su tratamiento, pueden también sufrirla.

Brazadas rosas en Las Teresitas D. Ramos

Alfonso Gómez era uno de los participantes que se sumaban por primera vez a la Travesía a Nado. «Me ha liado él…», dijo señalando a un amigo que también asistió. «Empezamos a nadar hace poquito, él había hecho la travesía y me lo dijo», expresó. Gómez, que suele nadar dos veces por semana en la playa de Las Teresitas, también se refirió al carácter solidario de la iniciativa. «Si no es esto es lo del volcán o cualquier cosa que se pueda hacer; hay que arrimar el hombro siempre».

Fondos para seguir trabajando

La presidenta de Ámate, María del Carmen Bonfante, explicó que detrás de la iniciativa también está la búsqueda de fondos para continuar con la actividad que esta asociación realiza en diez sucursales en Tenerife y que, además, llega a La Gomera y El Hierro. «Esto fue una iniciativa que se nos ocurrió hacer; es una travesía a nado que no es competitiva, que puede venir la familia completa y que, si no quieres nadar, te das un paseo, bailas zumba...», apuntó Bonfante antes del comienzo de las pruebas deportivas. «Es una fiesta familiar», sintetizó. «Nosotros estamos encantados, porque es la primera que hacemos después de la pandemia», dijo. Y es que las restricciones derivadas de la covid obligaron a la suspensión en 2020, mientras que la última Travesía a Nado que se pudo celebrar en Las Teresitas tuvo lugar en 2019. Sobre la actividad de la Asociación de Cáncer de Mama de Tenerife, la presidenta detalló que asisten todos los días a los afectados por este problema de salud, que son fundamentalmente mujeres. «Nuestro equipo se traslada cada día para poder atender a las personas que están mal», expuso. «Nuestra ayuda es total: psicológica, social, los fisioterapeutas…», indicó, y agregó que todo es gratuito en Ámate para aquellas personas que carecen de recursos.

Compartir el artículo

stats