Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Estados Unidos respira mucho mejor sin Donald Trump»

«El covid nos robó la capacidad de respirar y solo cuando nos niegan algo empezamos a prestar atención»

James Nestor. E. D.

 Millones de personas de más de 25 países han leído los consejos del periodista y divulgador estadounidense James Nestor, quien esta semana volvió a dejar claro en una fugaz visita a España que «somos los peores respiradores del mundo animal». Sus reflexiones sobre un asunto de «vital importancia» aparecen habitualmente en Scientific American.


¿Usted es partidario de contar uno, dos y tres y respirar antes de dar una mala respuesta?

¿En cualquier situación?

Sobre todo, cuando está incómodo.

Si la persona que me plantea la pregunta tiene paciencia, que ya le adelanto que no suele ser lo más habitual, tomar unas respiraciones lentas y rítmicas puede favorecer la frecuencia cardiaca y puede originar un gran impacto en los elementos que conforman la bioquímica del cerebro. Eso incrementa las posibilidades de dar una respuesta más lógica y menos emocional.

¿Un periodista que escribe regularmente para revistas como The Atlantic y Dwell o en el periódico The New York Time debe ser más lógico que emocional?

Teniendo en cuenta que practico Buceo, yo puedo estar sin respirar unos cuatro minutos (ríe)... Esa es la mejor manera de controlar el sistema nervioso, por lo que es preferible aplicar la lógica sin dejar de lado las emociones. Sí. Lo racional siempre debería estar por delante de lo emocional.

No deja de ser curioso que su libro sea una especie de «guía» para aprender a respirar mejor ahora que nos tocar convivir con la mascarilla.

Tenemos que reaprender a respirar por la misma razón que debemos aprender a comer de una forma saludable. Los humanos somos los peores respiradores del mundo animal, entre otras razones, porque estamos divorciados con el entorno natural en el que evolucionamos. Eso hace que cuanto más lejos nos encontremos de ese lugar, mayores serán las opciones de enfermar. Esa es la razón por la que los animales salvajes o culturas de cazadores-recolectores tienen una vida más sana y, por lo tanto, no sufren ninguna de la enfermedades crónicas que padecemos los humanos.

¿Una cuestión tan compleja se explica por el hecho de que esos animales salvajes de los que habla respiran mejor que nosotros?

Respiran mejor y no sufren estas enfermedades... ¿Usted ha visto alguna vez a un mono con una congestión crónica o un sinusitis, un león con asma o un gorila con una alergia?

No soy capaz de responder a esas cuestiones...

Le aseguro que los animales salvajes tienen una vida más sana que nosotros; también algunas culturas que no están tan expuestas como las personas que vivimos en el primer mundo... Eso se complica a medida que sumamos años.

¿Esperaba que Respira tuviera tanta trascendencia?

No, en el mejor de los casos creía que los únicos lectores que podía garantizarme con Respira –el libro se comercializa en 25 países– serían mi madre y algunos amigos.

¿Hay alguna explicación lógica que justifique los millones de lectores que ha conseguido?

Muchas de las cosas buenas que han pasado alrededor de Respira se asocian con los efectos de una pandemia global. El covid nos robó la capacidad de respirar y solo cuando nos niegan algo empezamos a prestar atención. Los tiempos han sido muy afortunados porque, después de cinco años de investigación, todo se confabuló para que el texto se presentara justo cuando el mundo estaba confinado.

¿Es curioso cómo la vida experimenta tantos cambios en solo 3,3 segundos, justo lo que tardamos en inhalar y exhalar?

Cómo respiramos afecta a los tejidos, a los músculos a todos los órganos del cuerpo hasta llegar a unos niveles subatómicos de las células. Sí. En ese corto espacio de tiempo se suceden muchas cosas y mejorar la respiración tendrá un impacto significativo en nuestra salud.

¿Hasta qué punto su diagnóstico condicionó el inicio de la investigación que acabó derivando en este libro?

Dicen que la miseria es la madre de la invención pero, sinceramente, no sé con exactitud el porcentaje de culpa que le tengo que atribuir a los problemas respiratorios que estaba padeciendo y que no lograba solucionar con los medicamentos que me recetaban.

¿Se puede sobrevivir en una redacción inundada de fumadores?

En Estados Unidos hace muchos años que es ilegal fumar en las redacciones. Cuando era joven fumaba, pero era freelance y pisaba poco el periódico. Ahora que conozco lo beneficioso que resulta la respiración saludable no lo hago, pero me sigue encantando el olor al cigarrillo (sonríe)... Se lo juro.

¿Roncar no es lo mismo que roncar?

Roncar es respirar, pero es respirar mal... La mayoría de las personas respira de forma dañina por las noches. Más del 60% de la población lo hace por la boca y esto nos expone al polvo, patógenos y otros tipos de contaminantes que se encuentran en el ambiente.

¿Estados Unidos respira mucho mejor sin Donald Trump?

Ja, ja, ja... Aún es posible que se presente otra vez a la presidencia, pero en el último año sí que hemos respirado mejor. Es probable que muchos estén deseando que respire sus últimos alientos antes de volver a presentar su candidatura.

Compartir el artículo

stats