Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Premian la profesionalidad del área de Neumología de la Candelaria

Profesionales del área de Neumología de la Candelaria. E. D.

El Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha recibido de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), la máxima acreditación por la prestación sanitaria que presta la Unidad de Déficit de Alfa-1 Antitripsina los pacientes diagnosticados de esta patología.

En este sentido, el jefe de Neumología, José Luis Trujillo, detalla que con este reconocimiento, “Se premia la labor asistencial, el conocimiento, la divulgación y la actividad investigadora que se lleva en este departamento de carácter multidisciplinar, pionero en Canarias”, que en la actualidad trata a más de 30 pacientes graves con esta patología recibiendo tratamiento sustitutivo.

El DAAT es considerada una enfermedad genética hereditaria que afecta tanto al pulmón como al hígado. La carencia de esta proteína en el cuerpo humano impide que estos órganos puedan desarrollar un escudo protector frente a inflamaciones e infecciones, por lo que en sus estadios más graves, provoca enfisemas y facilita el desarrollo de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) en personas fumadoras, haciendo que esta se desarrolle con más agresividad, hasta en un 3% de los casos.

La Unidad de Déficit de Alfa-1 Antitripsina del servicio de Neumología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria está formada por un equipo de profesionales médicos y de enfermería, coordinados por los doctores Ignacio García-Talavera y José María Hernández, responsables del diagnóstico y el tratamiento de esta enfermedad. Los especialistas concretan que “se hereda una predisposición genética pero no todo el mundo la desarrolla”. Los casos más graves derivan en una problemática respiratoria importante para la que se necesita tratamiento sustitutivo“ de por vida” que busca “ralentizar el avance de la EPOC y que se desarrolle con virulencia”.

Compartir el artículo

stats