Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Arranca la campaña de la gripe con la tercera dosis para mayores de 70 años

Canarias contará con una partida inicial de 261.500 unidades de la vacuna contra la influenza para empezar a inmunizar a la población diana el 28 de octubre

Una mujer, en el momento de recibir la vacuna contra la gripe en Canarias el pasado año. Agencias

Canarias potenciará la vacunación contra la gripe y el acceso a la tercera dosis de refuerzo contra el coronavirus entre las personas mayores de 70 años, con el fin de acelerar el proceso y poder proteger a la población más vulnerable ante estas patologías respiratorias. «Vamos a intentar promover la doble vacunación entre las personas mayores de 70 años. Esto hará que el sistema sea mucho más eficiente desde el punto de vista organizativo», apuntó el consejero de Sanidad del Ejecutivo autonómico, Blas Trujillo, en el marco de la presentación de la nueva campaña de inoculación contra el virus de la influenza, que arrancará en el Archipiélago el 28 de octubre. No obstante, desde mañana, será posible solicitar cita llamando al 012, o bien, a los teléfonos 928-301- 012 o 922-470-012.

Para desarrollar la actividad y poder llegar a toda la población diana, la administración sanitaria ha adquirido una partida inicial de 261.500 unidades de vacunas contra la gripe, lo que ha supuesto una inversión de 1.801.500 euros. En total, son 118.500 dosis menos que las disponibles en la campaña 2020/2021, que contó con 380.000 vacunas, de las que 60.000 fueron aportadas por el Ministerio. Sin embargo, la cantidad podrá incrementar si la demanda así lo requiere.

107.000 personas

Según precisó el titular de la sanidad canaria, en las Islas hay 230.000 personas mayores de 70 años. Ahora bien, teniendo en cuenta que deben transcurrir seis meses entre la administración de la segunda dosis de la vacuna contra el covid y la tercera, ahora mismo, los enfermeros podrían inmunizar frente a los dos virus a 107.000. Cabe recordar que es posible recibir ambos pinchazos en la misma jornada, siempre y cuando tengan lugar en distintos brazos.

Pero, ¿a quién va dirigida la vacuna contra la influenza? A toda la población a partir de 60 años, los enfermos crónicos –mayores de seis meses–, las mujeres embarazadas, al personal que cuida de personas vulnerables, los profesionales sanitarios y sociosanitarios, así como a todos los trabajadores esenciales en el escenario de la pandemia de coronavirus.

En cuanto a los espacios en los que se administrarán los compuestos, Trujillo aseguró que los habitantes menores de 70 años podrán acceder a ellos tanto en los centros de inoculación masiva como en los centros de salud, mientras que los mayores lo harán únicamente en estos últimos escenarios «por ser los espacios más cercanos a sus domicilios».

«La gripe es una patología que, en líneas generales, no es excesivamente compleja para la mayoría de la ciudadanía. Sin embargo, hay sectores de la población a los que les puede traer problemas de salud extremadamente serios, e incluso, acabar con sus vidas. Son a estos colectivos y a las personas que realizan su trabajo en un ámbito que es fundamental para el normal desarrollo de la vida en comunidad a los que se dirige la campaña», recalcó el epidemiólogo y presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amós García Rojas, quien también participó en la presentación de la iniciativa.

Tipos de compuestos

Por lo que concierne a los tipos de vacunas que estarán disponibles este año, el facultativo garantizó que habrá tres: Una de alta carga antigénica que va dirigida a los usuarios de residencias mayores de 90 años; otra tetravalente de cultivo celular que se administrará a la población mayor de 60 años, a las embarazadas y a los pacientes de riesgo; y otra indicada para los menores de 60 que padecen enfermedades de base.

García Rojas recordó que el pasado año, el miedo a la coinfección entre el SARS-CoV-2 y la influenza llevó a los profesionales a estar muy preocupados por el desarrollo de la campaña antigripal. «Afortunadamente no hubo gripe», agregó. ¿El motivo? Tres factores fundamentales. Por un lado, porque se logró alcanzar mayor tasa de cobertura vacunal que en años anteriores –un 65% en mayores de 65 años, siendo lo habitual un 55% y el objetivo de la Organización Mundial de la Salud un 75%–. Por otro, el uso de mascarillas y la correcta higiene de manos. Pero, a juicio de Rojas, la clave fundamental estuvo en las propias características del microorganismo causante de esta pandemia global. «Hay que saber que cuando aparece un virus predominante como el SARS-CoV-2 yugula la presencia del resto de virus y se queda como el único gran dominante», detalló el especialista.

Por tanto, ahora que el uso de la mascarilla en exteriores se ha relajado y que la presencia del coronavirus ha disminuido no es posible vaticinar el comportamiento que tendrá la influenza este año. «Se abre un marco impredecible», subrayó Amós García Rojas.

En base a la información que maneja la Consejería de Sanidad, en la temporada 2019/2020 fueron notificados al sistema de vigilancia 250 casos graves de gripe que precisaron hospitalización. En total, 86 personas fueron derivadas a las áreas de críticos, mientras que 36 fallecieron por las complicaciones causadas por la enfermedad. «La vacunación podría reducir, en términos globales, entre un 75 y un 80% las muertes que se producen como consecuencia de la gripe. En el caso de España, rondan las 2.000 anuales», destacó el consejero de Sanidad.

Compartir el artículo

stats