Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un estudio del IAC permite validar el Principio de Equivalencia de Einstein

Los expertos comprobaron el desplazamiento al rojo en cuásares cuya luz fue emitida hace «tan solo» 2.200 millones de años

Representación gráfica de un desplazamiento al rojo detectado por el IAC. E. D.

Científicos del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y de la Universidad de Granada han medido el desplazamiento al rojo en cuásares cuya luz fue emitida cuando el Universo tenía tan solo unos 2.200 millones de años, lo que permite validar el Principio de Equivalencia de Einstein.

Según la teoría de la relatividad general de Einstein, la luz siente la influencia de la gravedad al igual que la materia y una consecuencia, basada en el Principio de Equivalencia, es que la luz que escapa de una región con fuerte gravedad pierde energía en su camino, de forma que su longitud de onda se vuelve más roja.

Este fenómeno se conoce como desplazamiento al rojo gravitatorio y la medida de este efecto es un test fundamental de la teoría de la gravitación de Einstein, afirma el IAC en un comunicado, en el que señala que hasta ahora el test se había aplicado exclusivamente en regiones del Universo muy cercanas a la Tierra.

La predicción de Einstein fue confirmada de forma fehaciente en las proximidades de la Tierra, desde las primeras mediciones de R. V. Pound y G.A. Rebka en Harvard en 1959 hasta los mas recientes experimentos basados en satélites.

También se ha confirmado mediante observaciones astronómicas en el Sol y en algunas estrellas como la cercana Sirio B o S2, próxima al centro de la Vía Láctea. Pero su confirmación fuera de nuestra galaxia se ha mostrado elusiva y apenas ha podido ser comprobada, con complejas medidas poco precisas, en cúmulos galácticos vecinos situados a distancias relativamente cercanas a escala cosmológica. La causa de esta ausencia de comprobaciones en el Universo más lejano es la dificultad de medir el desplazamiento al rojo ya que, en la mayoría de las situaciones, el efecto de la gravedad sobre la luz es muy pequeño, indican desde el IAC.

Compartir el artículo

stats