Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

1989: arriado de bandera en el Faro de Orchilla

El arriado de Bandera se realizó junto al Faro de Orchilla en El Hierro, el punto más occidental de España. La construcción del faro se inició en 1924 y se encendió por vez primera en 1933. | el día

Los preparativos

Por aquel entonces, yo estaba destinado como Jefe de Estado Mayor en la Jefatura de Tropas de Tenerife. En aquellos años se celebraban anualmente en cada Región Militar diversos actos para conmemorar el Día de las Fuerzas Armadas: una parada militar, jornada de puertas abiertas en un cuartel, exposiciones diversas, etc... Estudiamos la idea de complementar los actos previstos en Canarias con una ceremonia conjunta de izado y arriado de Bandera en los puntos más oriental y occidental del territorio patrio. La propuesta gustó, por lo que fue incluida en el Programa Oficial de los actos a celebrar a nivel nacional.

1989: arriado de bandera en el Faro de Orchilla

La ceremonia del izado se debería realizar en el punto más oriental de España, la Punta de s’Esperó, situada en Menorca a la entrada del puerto de Mahón.

1989: arriado de bandera en el Faro de Orchilla

En cuanto a Canarias, el arriado de Bandera lo teníamos que organizar junto al Faro de Orchilla en la isla de El Hierro, punto más occidental de nuestra Patria. La construcción del faro se inició en 1924 y se encendió por vez primera en 1933. Desde la antigüedad, la mayoría de las marinas europeas usaban como Meridiano Cero el trazado a partir de la punta de La Orchilla, por ser la tierra firme más occidental del mundo conocido. Esta situación se mantuvo hasta el S.XIX, pues en 1885 la Pérfida Albión consiguió que se impusiera como meridiano cero el trazado desde el Observatorio de Greenwich, en Londres.

1989: arriado de bandera en el Faro de Orchilla

A nosotros nos correspondió organizar la ceremonia que iba a tener lugar junto al Faro. El primer problema que se nos planteó fue el del acceso, ya que en 1989 solamente existía una pista de tierra a través del malpaís. Vino en nuestra ayuda el flamante Batallón de Helicópteros de Canarias, que nos prestó un apoyo total. A principios de mayo hicimos un vuelo de reconocimiento y tomamos tierra en la explanada próxima al faro. Una vez reconocida la zona y la forma en la que debíamos disponer a todos los participantes en la ceremonia de arriado, presentamos nuestro informe para la organización del acto, previsto para el día 27 de mayo, fecha en la que se efectuaría el arriado de la Bandera como un acto más del Día de las Fuerzas Armadas.

Desarrollo del acto en el Faro de Orchilla

La ceremonia fue presidida por el Capitán General de Canarias, Teniente General D. Ángel Santos Bobo, y contó con la asistencia de diversas autoridades civiles y militares. A la hora que la Ordenanza militar marca para el arriado de la Bandera en todos los cuarteles de España, una Compañía de Honores del Regimiento de Infantería Tenerife 49 presentó armas y la Enseña Nacional comenzó a descender lentamente, acompañada por las manos del propio Capitán General. En aquel emotivo momento, pareció que hasta el astro rey detenía un instante su lento caminar hacia el ocaso, tal vez recordando que unas horas antes, al despuntar el alba, había visto una ceremonia similar con la misma Bandera en otras tierras españolas situadas más al este. Incluso dio la impresión de que tomaba uno de sus cálidos y luminosos rayos y lo depositaba suavemente en el paño rojo y gualda, como un beso de homenaje a nuestra Enseña Nacional.

El Capitán General pronunció unas emotivas palabras destacando la simbología del acto en conjunción con el celebrado horas antes en Menorca, ante ese océano que “marcó la ruta de la mayor gesta histórica protagonizada por nuestra Patria”. Una vez arriada la Bandera, la entregó al Presidente del Cabildo herreño, D. Tomás Padrón, para que la conservara como recuerdo de aquel solemne acto. Para finalizar la jornada, se inauguró un monumento al Meridiano Cero, diseñado por el Servicio Militar de Construcciones, con una emotiva placa en la que la Capitanía General de Canarias rendía homenaje a todos los que habían dado su vida por España.

Epílogo

Unas semanas después, recibí un bello Diploma del Cabildo Insular de El Hierro, en el que se certificaba mi visita al faro de Orchilla “por donde, desde tiempos de Ptolomeo, pasaba el Meridiano “0”. Este histórico documento debidamente enmarcado, lo tengo expuesto en mi despacho como prueba fehaciente del afecto que el pueblo herreño quiso demostrar al Ejército y también como recuerdo de aquellos emotivos momentos pasados junto al Faro de Orchilla.

Años más tarde, en 2019, el Capitán General de Canarias, Teniente General Palacios, dispuso la celebración simultánea de este acto en las ocho islas del archipiélago. En El Hierro tuvo lugar en la capital de la isla y cuando se arriaba la Bandera, el Faro de Orchilla, altivo y orgulloso, desvió la secular trayectoria de su luz y lanzó un cálido y acariciador destello hacia Valverde, para recordarle a los herreños que en 1989 él también había participado como un patriota más en el emotivo acto de arriado de la Enseña patria, y que bajo su sombra acogedora, un reducido grupo de buenos españoles había despedido a la Bandera Nacional, mientras el sol depositaba sobre ella su último beso, en su pausado caminar hacia el ocaso.

Compartir el artículo

stats