Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cruz Roja explica vías para detectar sucidios en el entorno más cercano

La Policía Nacional establece un teléfono para prevenir acciones suicidas entre su personal y para favorecer la salud mental

Cruz Roja explica que resulta muy importante aprender a reconocer signos de insatisfacción vital. Según la ong, es posible, cuando se le pregunte, la persona afectada niegue que está en riesgo. Por eso, señalan desde la institución humanitaria, es importante explorar si existen indicios para ello y aprender a detectar si estamos ante un posible caso de conducta suicida. A pesar de que se trata de un problema grave de salud pública, se puede prevenir basándonos en la experiencia y la evidencia. Entre las señales de alerta habituales que se pueden detectar se encuentran la verbalización directa de la idea suicida: «la vida no merece la pena», «dejaré de ser una carga». Otros elementos a tener en cuenta son los pensamientos habituales sobre el suicidio; los comentarios de insatisfacción con personas del entorno, o los preparativos relacionados con la desaparición: el arreglo de documentos o despedidas, entre otras coas.

También se sugiere que amigos o familiares estén atentos al reconocimiento del sentimiento de soledad o la incapacidad para solucionar sus problemas: importancia, indefensión, desesperanza. Otros factores a los que se debe prestar atención son pérdida de interés por las aficiones, obligaciones o por la propia apariencia personal; los cambios de ánimos repentinos (mejoras, especialmente); los cambios de conducta: aumento de irritabilidad o ingesta de alcohol, por ejemplo, así como las autolesiones.

La detección de ideas suicidas deben tomarse siempre en serio; entre los mitos que rodean este problema están las ideas de que quién expresa el deseo de acabar con su vida, no lo hace; que hablar del suicidio incita a llevarlo a cabo, que sólo las personas con problemas graves se suicidan o que lo llevan a cabo personas cobardes o muy valientes. Nueve de cada diez personas que se han suicidado habían verbalizado su propósito y hablar de ello reduce el riesgo.

La Policía Nacional

La Policía Nacional puso en marcha ayer un teléfono de asistencia para atender las necesidades psicológicas de su personal. El recurso estará atendido por el Equipo de Intervención Psicosocial las 24 horas y los 365 días del año. La intención es trabajar con la mayor celeridad y eficacia para atender los problemas de salud mental de los agentes y mandos, así como prevenir las conductas suicidas que puedan sufrir en soledad dichos profesionales.

Compartir el artículo

stats