«Nuestro objetivo es dar educación afectiva sexual que sea efectiva, sin las vergüenzas que nos impone la sociedad y que al final pueden dar lugar a enfermedades sexuales y daños en la salud mental» explicó durante la jornada de ayer la directora general de Juventud, Laura Fuentes, durante la presentación de la segunda edición de la campaña audiovisual #CERO, desarrollada junto a la Asociación LGBTI* Diversas, en el marco del Día Mundial de la Salud Sexual, y con la que se pretende combatir «los estereotipos, tabúes y prejuicios respecto al sexo».

«Las relaciones sexuales deben ser sanas y consentidas» recalcó la citada directora general, que hizo alusión a que en los nuevos temas de los audiovisuales se aborda el del consentimiento, en la medida en que es un elemento clave en la libertad sexual.

El presidente de la Asociación LGTBI Diversas Canarias, Sergio Siverio, explicó que esta campaña se contextualiza en el Día Mundial de la Salud Sexual y agradeció a la Dirección General de Juventudad que permitiera a su entidad abordar esta campaña que permite que «seamos jóvenes quienes hablamos a jóvenes».

Siverio indicó que los temas se han seleccionado sobre la base de las preocupaciones de la población juventil, de acuerdo a las consultas que reciben en el servicio de salud sexual integral que mantienen en Tenerife. Entre los asuntos de este año, se trata el consentimiento sexual, el reconocido solo sí es sí, también los métodos de prevención de las infecciones de transmisión sexual (ITS), embarazos no deseados para personas con vagina, la hipocondría social y el virus del papiloma humano.

La responsable del departamento de Juventud del Ejecutivo Autónomo insistió en la importancia de abordar la salud sexual en las aulas y explicó que los audiovisuales de esta segunda edición, al igual que ya lo fueron los del año pasado, serán de libre uso para los centros educativos o administraciones que lo consideren, pues resultan «un mecanismo de educación sexual positiva que además aportan información». El objetivo último de #CERO es incidir en el aprendizaje personal o grupal de los jóvenes sobre la educación afectivo-sexual desde la diversidad y la igualdad de género.

El colectivo Diversas cuenta con el #EspacioCERO, un servicio de salud sexual integral ubicado en Puerto de la Cruz en el que, además de realizar las pruebas rápidas de VIH, Sífilis y Hepatitis C como aspecto importante de la salud de las personas, realizan asesoramiento en dudas o preocupaciones al respecto.