El canal sky-live.tv retransmitirá el máximo de las Perseidas desde los observatorios de Canarias la noche del 12 al 13 de agosto, cuando se estima que la actividad de esta lluvia de estrellas alcance los 100 meteoros por hora.

Si bien los primeros registros de las Perseidas datan del año 36, no fue hasta 1835 cuando el astrónomo belga Adolphe Quetelet identificó el radiante de esta lluvia de meteoros (el punto del cielo en el que parecen nacer) en la constelación de Perseo, de la que reciben su nombre.

Las Perseidas, también conocidas como Lágrimas de San Lorenzo, es una lluvia de estrellas originada en la nube de polvo y rocas que el cometa Swift-Tuttle ha dejado a su paso en cada una de sus órbitas alrededor del Sol.

Cada año por estas fechas la Tierra atraviesa el rastro del cometa y, cuando las pequeñas partículas que se desprendieron de él rozan la atmósfera de la Tierra, se producen los trazos luminosos que conocemos como estrellas fugaces

Este año la actividad de las Perseidas se produce entre el 17 de julio y el 24 de agosto. El máximo se espera la madrugada del 12 al 13 de agosto. Esas noches y las de los días próximos, entre el 11 y el 14 de agosto, serán las mejores para disfrutar de esta lluvia de estrellas.

Además, la baja luminosidad de la Luna –habrá Luna nueva el 8 de agosto– facilitará la posibilidad de ver incluso los meteoros más débiles. Según los cálculos de los modelos estándares, la actividad de las Perseidas se situará alrededor de los 100 meteoros/hora (ZHR o tasas horarias cenitales).

Conocemos como estrellas fugaces a las pequeñas partículas de polvo que se desprenden de los cometas o asteroides a lo largo de sus órbitas alrededor del Sol. La nube de partículas resultante (llamados meteoroides), debido al deshielo’ producido por el calor solar, se dispersa por la órbita del cometa y es atravesada por La Tierra en su recorrido anual alrededor del Sol. Cuando estas partículas entran a altísima velocidad en la atmósfera de la Tierra, se desintegran y acaban emitiendo esa típica traza luminosa.