El Consejo de Gobierno, en su reunión semanal, ha decidido mantener los actuales niveles de alerta sanitaria en todas las Islas como ya avanzó esta mañana el presidente del Ejecutivo regional, Ángel Víctor Torres. No obstante, el portavoz del Gobierno, Julio Pérez, como el consejero de Sanidad -que han comparecido en rueda de prensa posterior a la reunión- han señalado que "preocupa" la situación en varias de las Islas como es el caso de Tenerife y Gran Canaria, sobre todo, por la presión hospitalaria que comienza a ser muy alta o extrema.

En este sentido, el consejero de Sanidad aclaró que tras el análisis del informe de la Dirección General de Salud Pública, se ha decido mantener a todas las Islas en los actuales niveles de alerta, esto es que Tenerife seguirá en el nivel 4; Gran Canaria, Fuerteventura y La Palma seguirán en el 3; Lanzarote y La Gomera en el nivel 2, y El Hierro en el nivel 1.

Con respecto a Tenerife tanto Pérez como Trujillo señalaron que la isla "sigue con las incidencias más altas del archipiélago, pero el elemento que más preocupa es la presión hospitalaria", ya que la ocupación de las UCI está por encima del 25%, que es un nivel de riesgo "muy alto", situación de incidencia hospitalaria que se repite en la isla de La Palma, donde se ha alcanzado ya una ocupación de las UCI por enfermos Covid superior al 26%.

En este sentido recordaron que "los cuatro hospitales de referencia de las islas tienen activado el plan de contingencia 1, en especial el de la Candelaria, en Tenerife".

El consejero ha señalado que Gran Canaria merece especial atención, ya que en esta isla la situación está al límite del nivel 3, pero la ocupación de las camas hospitalarias está en el 3,8% y la de las UCI no llega al 10%.

"Hay que estar en alerta continuamente"

La intensidad en Gran Canaria no es la misma que en Tenerife pero hay que estar en "alerta continuamente", subrayó el consejero.

Lanzarote continúa en el nivel 2, y en esta isla han crecido las incidencias pero "sin" presión hospitalaria digna de destacar, ha dicho Blas Trujillo.

La situación en La Palma también preocupa, pues, a pesar de que la positividad de la incidencia es baja han crecido de forma notable las incidencias, casi todas exportadas, y es la isla con mayor incidencia y ocupación de las UCI, por encima del 26 por ciento.

La Gomera, se mantiene el crecimiento de los casos pero la presión hospitalaria es poca, igual que en El Hierro.

Durante su comparecencia, el consejero ha señalado asimismo que, a pesar de que en Canarias se están batiendo las marcas de contagios se ha visto superada prácticamente por todas las comunidades autónomas, y en la actualidad Canarias está en tercera posición con mejores datos, aunque estos sean muy altos, indicó.

Así, ha dicho, a pesar de tener la incidencia más alta que nunca es la tercera comunidad autónoma con los mejores datos, lo cual ha reconocido que no es un alivio pero sí vale para ser conscientes de la situación.

También ha manifestado que, a pesar de que algunas personas creen que no, la incidencia hospitalaria sigue aumentando, y Canarias es la octava región con mayor incidencia de ocupación hospitalaria, mientras que, junto con Baleares, es la que presenta la menor letalidad.

Antes de la intervención de Blas Trujillo, el portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, ha dicho que la situación general con motivo de la pandemia de coronavirus "sigue siendo muy preocupante", y también ha manifestado que la incidencia de los contagios sigue siendo "significativamente intensa".

Julio Pérez ha declarado que la situación general es "muy preocupante" no sólo en Tenerife sino también en Gran Canaria, porque sigue aumentando el número de contagios, si bien la suben "un poco menos".

En cuanto a la incidencia de los contagios, el portavoz del Gobierno de Canarias ha señalado que "sigue siendo significativamente intensa en tramos de edades inferiores a los 50 años".

En cambio, ha explicado el portavoz del Ejecutivo canario, avanza de forma "muy positiva" la vacunación, y así aumenta el número de personas vacunadas.

Ha comentado Julio Pérez que desde la Consejería de Sanidad se mide "con precisión" cuántos de los nuevos contagios se producen entre personas vacunadas y cuántos entre quienes no se han vacunado.

Alta es también la presión sobre el nivel asistencial, de forma que se acerca a cifras elevadas de ocupación, en particular de Unidades de Cuidados Intensivos, añadió Julio Pérez.

Certificado Covid

A comienzos de esta semana también comenzó la obligatoriedad de disponer de certificado covid para acceder al interior de los locales de restaurantes, gimnasios y establecimientos culturales, que acredite que la población cuenta con la pauta vacunal completa o, en su caso, de debía mostrar el resultado negativo de una prueba PCR o de antígenos realizada hasta 72 horas antes.

Sin embargo, hoy jueves, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) suspendió esa obligatoriedad tras la petición del Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife de paralizar de forma cautelar esa medida.

El TSJC se basa en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que consideran que “los datos relativos a la salud están comprendidos dentro del derecho a la intimidad” para tumbar la introducción de la nueva restricción en Canarias.

Pérez dijo no entender por qué mientras hoteles y aeropuertos piden el certificado covid para entrar en esas instalaciones, el TSJC se opone a la medida aprobada por el Gobierno de Canarias. "El derecho a la intimidad entendemos que no está lesionado al pedirlo para entrar en locales de hostelería, gimnasios y espacios culturales", precisó el portavoz del Ejecutivo, quien avanzó que el Gobierno presentará alegaciones contra el auto que ha suspendido la exigencia del certificado Covid.

El Gobierno de Canarias estudiará el alcance de los dos últimos autos dictados por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias que elimina, entre otras medidas, la exigencia del certificado covid para acceder a determinadas actividades y ha recordado que desde hace más de un año se pide una prueba diagnóstica para entrar en hoteles o para llegar a Canarias.

Pérez señaló que aún no les han notificado este auto pero ha especificado que la decisión judicial sustituye a las medidas establecidas por el Gobierno.

Pérez insistió en que se precisa un estudio a fondo de los autos porque se debe aclarar que la eliminación de la limitación de horarios o el cierre de actividades no solo se refieran al nivel 4 sino a todos los niveles "porque no sería muy coherente".

Añadió que en el auto se vincula la decisión del Tribunal Supremo de eliminar el toque de queda con el horario de las actividades cuando, en su opinión, no guarda relación ya que la primera se refiere a la movilidad.

Pérez consideró que la exigencia de un certificado covid, que ha recordado se pactó con el sector, no lesiona el derecho a la intimidad y recordó que desde hace un año en todos los establecimientos hoteleros se exige un documentado parecido así como en los puertos y aeropuertos para entrar en Canarias.

Adelantó que presentarán alegaciones a los dos autos y aclaró que todas las decisiones que toma el Gobierno lo hace siguiendo el criterio de los técnicos sanitarios y con el asesoramiento legal de los servicios jurídicos.

Además puntualizó que en todas ellas se intenta conjugar la defensa de la salud; la economía y los derechos fundamentales, factores a los que añadió el entendimiento con los sectores.

Pérez negó que todas las decisiones que ha adoptado el Gobierno durante la pandemia, se las haya suspendido la justicia y respecto al certificado covid se ha mostrado convencido de que proporciona más seguridad a los establecimientos. 

"En el Gobierno seguiremos tomando las medidas en base a la salud, la economía y la legalidad", subrayó Pérez.