Los contagios por coronavirus siguen disparados en Canarias a causa de la quinta ola de la Covid-19 que está sufriendo no solo las islas, sino el resto del país en los últimos días. A causa del incremento de contagios, para evitar la propagación del coronavirus, las autoridades han vuelto a poner en marcha distintas restricciones, como entre ellas el acceso a los hospitales.

Esto ha llevado a Sandra Porcel a llevar una iniciativa a través de las redes sociales para buscar cómo hablar con su abuela, que está ingresada y aislada, a causa de estas medidas ya mencionadas, en el Hospital de La Candelaria

"¿Algún enfermero o médico que esté de urgencias en La Candelaria, en Tenerife,? Mi abuela está ingresada e incomunicada. No tiene móvil, ni sabe leer, y como no se puede pasar, no hemos podido tener contacto con ella. Necesito un pequeño favor, lo agradecería mucho", publicó la joven en su cuenta de Twitter.

Y por una vez, las redes sociales han dejado de lado su carácter más polémico y ha mostrado su labor humanitaria. Muchos usuarios han mostrado su apoyo a Sandra.

"Muchísimas gracias de corazón. No pensé que el tweet fuese a tener tanta repercusión. Hemos conseguido información detallada del estado de mi abuela y, con suerte, algún enfermero se pasará a animarla. Contactar con ella va a ser difícil dada la situación, pero estoy más tranquila", afirmó sobre los mensajes de ánimo que recibió.

El poder de transmisión de las redes sociales permitió que la historia llegase a un sanitario de la Candelaria que accedió a ayudar a Sandra y a su familia. "Más que agradecida de nuestro personal sanitario, de todos los que me habéis hablado, enfermeros, médico, celadores..., y habéis movido hilos para ayudarme. Finalmente he conseguido ver a mi abuela por videollamada", aseguró.