Con el final del curso 2020/2021 en el Archipiélago, ANPE Canarias solicitó la puesta en marcha de una estrategia plurianual de reducción de las ratios en las aulas en todas las etapas educativas. De este modo, el sindicato con más representación en la enseñanza pública no universitaria de las Islas consideró necesario mejorar las medidas planteadas por la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias la pasada semana para el próximo curso, que suponen solo la contratación de 600 nuevos docentes para afrontar la bajada de ratios anunciada a partir de septiembre.

El presidente de ANPE Canarias, Pedro Crespo, celebró las medidas anunciadas por el Ejecutivo regional pero recordó que es necesario continuar avanzando puesto que con estas acciones previstas «se reducirán las ratios en los grupos mezcla de Primaria pero es insuficiente», afirmó y reconoció que «a nivel presupuestario es difícil asumir la contratación de profesores que haría falta ahora mismo, por eso consideramos que lo mejor sería poner en marcha un plan plurianual a tres, cuatro o cinco años». Pero esta es tan solo una de las «asignaturas pendientes» que considera ANPE Canarias que tiene la educación isleña.

El sindicato solicitó la aprobación de una orden que garantice la atención psicológica y jurídica al profesorado víctima de alguna agresión, así como la implantación del servicio de enfermería escolar y la puesta en marcha de un plan de disminución de la burocracia en los centros educativos. Crespo también propuso la actualización de normativas obsoletas relativas a comisiones de servicios y ordenación del profesorado. Además de resaltar la necesidad de crear un estatuto docente y consensuar un calendario de negociaciones, el sindicato habló sobre el plan de digitalización de la enseñanza pública puesto en marcha este curso en Canarias pero que se ha mostrado insuficiente. «La llegada de fondos europeos para digitalización debe servir para dotar a todo el alumnado de un dispositivo electrónico que evite la brecha digital y para dotar al profesorado de un complemento que le permita actualizar periódicamente sus recursos», avanzó el presidente del sindicato.

ANPE Canarias destacó la entrega del profesorado durante un curso lleno de adversidades y desafíos. El sindicato agradeció durante la valoración que realizó del presente curso escolar que el trabajo de miles de docentes durante los últimos meses ha permitido que los niveles de contagio en el ámbito educativo se mantuvieran bajo mínimos.

La organización valoró el talante negociador mostrado durante los últimos meses por la Dirección General de Personal de la Consejería de Educación, que ha sido fundamental para el desarrollo del curso. Sin embargo, advirtió que la escasez de personal técnico lastra el sistema educativo y debe solventarse cuanto antes. En este sentido, y a pesar de la predisposición de la Consejería, «hay aspectos que no se han desarrollado de forma adecuada durante el curso», advirtió Crespo quien precisó que la vacunación del profesorado «ha sido un desastre, sobre todo por la falta de información».

ANPE también lamentó la «situación de inestabilidad» de los 2.568 docentes interinos extras nombrados para hacer frente a los cambios por la pandemia. La Administración ha mantenido en la «incertidumbre» y finalmente serán cesados en sus puestos el 30 de junio. Tampoco se ha adaptado el puesto de trabajo a todos los docentes declarados especialmente sensibles al coronavirus.