Canarias sumó en el transcurso de la última semana 1.066 contagios de coronavirus, 156 más que entre el 7 y el 13 de junio, cuando la comunidad añadió a su estadística 910 casos. La mayoría de las nuevas detecciones se ha localizado en Tenerife, que agregó en los últimos siete días 783 cuadros clínicos, 215 más que la semana anterior. Hay que señalar que en la última jornada, la región anotó en su registro general 124 nuevas infecciones por SARS-CoV-2 y que, por segundo día consecutivo, no fueron constatados fallecimientos vinculados a los efectos del patógeno.

Según notificó la Consejería de Sanidad del Ejecutivo autonómico, Tenerife sumó este domingo 96 cuadros, que elevan su cómputo de acumulados a 26.487, de los que 1.483 se mantienen activos epidemiológicamente. Gran Canaria, en cambio, constató 14 diagnósticos positivos en la afección y cuenta con 23.156 acumulados y 386 pacientes pendientes de su evolución. Lo cierto es que la incidencia acumulada en los últimos siete días ha mejorado de forma notable en la Isla, pues pasó de reflejar 25,48 casos por cada 100.000 habitantes, el 13 de junio, a 20,81 sobre el mismo cómputo poblacional, ayer. Cabe resaltar que este indicador marca 46,97 cuadros por cada 100.000 personas en el conjunto del Archipiélago.

Lanzarote anotó cuatro detecciones y ya reúne un total de 5.689, con 75 personas afectadas por la enfermedad, mientras que Fuerteventura constató nueve contagios y tiene 2.478 acumulados y 75 activos. La Gomera, por su parte, solo registró un caso y aúna 246, con 11 enfermos aquejados de la patología.

Por el contrario, tanto La Palma como El Hierro no apuntaron nuevos cuadros clínicos, por lo que la primera se mantiene con 574 acumulados y tres activos, y la segunda, con 372 y uno en curso.

Cuadros activos

Ahora mismo, hay 2.065 casos activos de coronavirus en Canarias. El municipio más perjudicado es Santa Cruz de Tenerife, que cuenta con 855. Le sigue Las Palmas de Gran Canaria, con 363; La Laguna, con 355; Arrecife, con 72; Granadilla de Abona, con 68; y Adeje, con 53. El resto de localidades se sitúa por debajo del umbral de 50.

En base a la información que maneja la Consejería, la situación hospitalaria experimentó variaciones desde el último balance. Y es que en los centros sanitarios de Canarias permanecen ingresadas 190 personas con covid en planta –ocho más que las notificadas el pasado sábado– y 22 en las áreas de críticos – una menos–.

En el transcurso de las últimas 24 horas solo se emitieron 26 nuevas altas, si bien con estas ya son 56.157 los pacientes que han logrado ganarle la batalla al SARS-CoV-2 en las Islas. Desde el inicio de junio, el Archipiélago ha sumado 2.189 altas epidemiológicas.

Con el propósito de frenar la expansión del microorganismo y lograr inmunizar al 70% de la población diana el 31 de julio, la actividad vacunal continuó ayer en los centros de inoculación masiva y en los hospitales universitarios. A la espera de conocer hoy el número de dosis administradas durante el fin de semana, los últimos datos señalan que en Canarias ya se han inyectado 1.522.712 unidades de los sueros, que han permitido completar la pauta a 591.312 personas, el 31,6% de las llamadas a esta campaña.

Además, 995.822 usuarios han accedido, al menos, a un pinchazo. Hay que recordar que las islas no capitalinas comenzaron a vacunar al grupo etario de entre 30 y 39 años desde la pasada semana y que Gran Canaria y Tenerife empezarán estos días a inocular al colectivo. Además, hoy está previsto que aterrice en el Archipiélago un nuevo cargamento con 125.200 dosis de la profilaxis de Pfizer.

Desde la irrupción de la pandemia, se han realizado 1.185.746 pruebas de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) en la comunidad autónoma. Del total, 61.522 han evidenciado un resultado positivo en coronavirus, lo que se traduce en un 5,19%. El sábado, fueron practicadas 2.274.

En Canarias ya han contraído la infección 59.003 personas, de las que 29.606 son mujeres y 29.397 hombres.

Controles en los aeropuertos

El control sanitario que deben pasar los viajeros procedentes de la Península o de un país que se encuentre en situación de riesgo y que tengan como lugar de destino Canarias provocó ayer colas en el aeropuerto de Gran Canaria, donde decenas de personas aguardaban en fila para poder presentar los documentos que acrediten un resultado negativo en la infección por SARS-CoV-2, tras haberse sometido a algunas de las pruebas diagnósticas admitidas (PCR, antígenos o TMA). Esta medida estará vigente hasta el 31 de julio y no afecta a aquellos viajeros nacionales que demuestren haber recibido la pauta vacunal completa, en los ocho meses previos al desplazamiento, ni a los que hayan estado fuera de la región por un plazo inferior a las 72 horas previas a la llegada.