Canarias tiene la misma población diana que País Vasco: 1,8 millones de habitantes. Entre ambas hay una separación de apenas 27.000 habitantes, y sin embargo, la segunda ha recibido casi 300.000 dosis más que las repartidas en el Archipiélago hasta el momento. Los vascos han recibido 1,2 millones de vacunas, mientras que en Canarias aún no se alcanza el millón (985.770 dosis entregadas).

Sin embargo, esta situación no tiene su origen en un agravio comparativo, ni en la insularidad, ni siquiera con el goteo de llegada de vacunas a las Islas, sino en que Canarias cuenta con una población mucho más joven que la vasca. A ambas regiones las separan 171.291 personas que han cumplido 60 o más años en el último año, o lo que es lo mismo, un 26% más de población por encima de esta edad. Una diferencia que coincide justamente con las personas que han estado teniendo prioridad para vacunarse hasta el momento según la Estrategia nacional de Vacunación frente a la Covid-19.

Las diferencias se acentúan por grupos etarios, siendo la más pronunciada la del colectivo de 80 años o más, en el que País Vasco cuenta con 67.000 personas más que Canarias (un 75% más). También cuenta con 58.550 mayores de 70 entre 79 años más (un 37,8%) y 45.027 personas pertenecientes al grupo de 60 a 69 años (un 19% más).

Pero las tornas han cambiado desde que se ha empezado a vacunar a las personas incluidas en el grupo de 50 a 59 años –desde la semana pasada– dado que en este grupo Canarias cuenta con una población más numerosa. 10.535 personas más para ser exactos, lo que deriva en un 3,1% más que País Vasco. Pero lo que diferencia realmente a ambas comunidades es la población joven. Canarias cuenta con un 14% más de población entre 25 y 40 años (107.562 personas), un 16,8% más de población entre 18 y 24 años e, incluso, un 6% más en el pequeño grupo que integra a los jóvenes de entre 16 y 17 años, correspondiente a 2.528. El cambio de pauta vacunal y el avance del calendario ha provocado que durante la última semana, se haya incrementado rápidamente el número de dosis inyectadas, hasta superar las las 30.000. Así lo ratifica la Consejería de Sanidad pues, durante la última semana, es decir, entre el 10 y el 16 de mayo se han administrado en Canarias 110.230 vacunas, frente a las 89.101 de la semana anterior, lo que representa un incremento del 23,7%. Un aumento que alcanza el 48,95% con respecto a la semana del 26 de abril al 2 de mayo, cuando se administraron 74.000 dosis.

Hasta el momento se ha inmunizado a 280.565 personas en Canarias con la pauta de vacunación completa, lo que supone el 15% de la población diana. Asimismo, ya hay 590.748 personas que han recibido, al menos, una dosis de la vacuna, es decir, el 31,57% del total. Canarias ha empezado a poner las segundas dosis al grupo 3 (sanitarios no adscritos al SCS) que ya está al 29,47% con dos dosis; y el grupo 6, compuesto por 66.000 personas en el que se incluye a docentes, bomberos y policías, entre otros colectivos, se han vacunado 34.588 personas, el 52,4% con una dosis, tras retomar la vacunación hace unas semanas. Del grupo 7, en el que se incluye la población menor de 60 años con riesgo de padecer Covid-19 grave, hay 11.157 personas ya que han sido vacunadas con una dosis, el 62,9% de la población diana. Por otro lado, el 59,85% de las personas de entre 60 y 65 años ya han recibido al menos una dosis (95.250); al igual que el 9,57% de los que tienen entre 50 y 59 años, de los que 33.531 han recibido ya primera dosis.