La pandemia se sigue deshinchando en Canarias. La tendencia de los últimos días indica que la propagación del virus está cayendo poco a poco en las islas capitalinas, lo que está beneficiando al resto del Archipiélago. En el día de ayer lo ratificaban 100 casos nuevos de coronavirus detectados en toda Canarias, la cifra más baja desde el 7 de diciembre (99 casos), es decir, en cinco meses.

En estos cinco meses el panorama ha cambiado radicalmente. A principios de diciembre, la sombra del virus se adentró en varias residencias de Tenerife, que no conseguía de ninguna manera reducir sus contagios. A su paso dejó varias decenas de muertes y miles de afectados. La Navidad comenzó con más agotamiento mental que nunca, pero también con la esperanza de la primera vacuna que llegaba a las Islas y que fue inoculada el 27 de diciembre. Cinco meses después, son cuatro tipo de vacunas las que se están suministrando en el Archipiélago, y se ha vacunado a más del 80% de la población de riesgo, lo que ha provocado que las hospitalizaciones por coronavirus en esos grupos de edad –los más propensos a fallecer– hayan descendido drásticamente.

Pierde fuerza en las capitalinas

Los datos demuestran que además, el virus está perdiendo terreno en Tenerife y Gran Canaria, las grandes perjudicadas de la pandemia. En el día de ayer Tenerife sumó 39 casos nuevos de coronavirus, la cifra más baja desde principios de febrero. Con esta cifra, la isla consolida su tendencia al descenso al acumular un 8% menos de casos que en la semana previa. Concretamente, hace una semana, Tenerife venía acumulando 541 semanales, mientras que en estos momentos suma 498 en 7 días. Esto ha permitido que la incidencia acumulada en la isla baje hasta 52,1 casos por 100.000 habitantes, cerca del umbral óptimo para considerarla un destino seguro ( 50 casos por 100.000 habitantes). Gran Canaria, por su parte, mantiene también su descenso, aunque es más estable. La isla sumó 38 casos de coronavirus, lo que significa que acumuló 303, un 6,1% menos que la semana anterior (323).

Un brote en Lanzarote

Lanzarote sigue la estela de estas dos islas al acumular, durante estos días, más casos de lo habitual. Se debe a un brote en el ámbito deportivo notificado el pasado miércoles. En el día de ayer, la isla sumó 20 casos nuevos, con lo que los de esta semana ya ascienden a 94. El equipo de rastreadores de la isla están haciendo las necesarias pesquisas para evitar que el virus siga propagándose por el ámbito familiar y amistades de los afectados. Lanzarote fue ayer la única isla en la que aumentó la incidencia de coronavirus a una semana vista, situándose por encima del umbral óptimo de 50 casos por 100.000 habitantes. En el resto de islas, la afectación por el virus es más residual. Así, solo Fuerteventura acumuló nuevos casos (2), mientras que La Gomera, La Palma y El Hierro no notificaron casos nuevos.

Más hospitalizados

Sin embargo, y en contra de esta tendencia, en el día de ayer se incrementó el número de hospitalizados en Canarias. Concretamente, cinco personas ingresaron en uno de los hospitales canarios con carácter crítico, elevando a 325 las personas hospitalizadas. Este número sin embargo, sigue siendo uno de los más bajos de las últimas dos semanas, dado que a mediados de abril el máximo de pacientes hospitalizados llegó a superar los 400. Tenerife es la isla que acumula más pacientes ingresados (61% del total en el Archipiélago). Concretamente cuenta con 200 personas hospitalizadas (1 más que el día anterior), de las que 35 se encuentran en UCI. Por su parte, Gran Canaria cuenta con 118 personas ingresadas en sus hospitales, de las que 34 se encuentran en la unidad de críticos. La isla sumó cuatro nuevos ingresos hospitalarios en el día de ayer. En Lanzarote hay tres personas hospitalizadas, y otros cuatro se reparten a partes iguales entre Fuerteventura y La Palma.

Fallecen dos mujeres.

En el día de ayer se notificó el fallecimiento de dos mujeres: una de 94 años en Tenerife y otra de 66 en Gran Canaria. Ambas presentaban patologías previas y estaban asociadas a sendos brotes familiares. Desde que comenzó la pandemia han fallecido 741 personas en toda Canarias. De ellas, 411, es decir más de la mitad (55%) lo han hecho en Tenerife. Otras 258 han fallecido en Gran Canaria, seguida de Lanzarote con 48, Fuerteventura con 13, La Palma con 6, El Hierro con 4 y La Gomera con 1. El perfil de fallecido en Canarias es el de un hombre mayor de 70 años con patologías previas que pueden derivar en complicaciones al padecer Covid-19.