Tenerife agregó ayer a su estadística 113 contagios de Covid-19, lo que se traduce en el 53% de los 214 casos que constató la comunidad autónoma este jueves. El dato se sitúa muy por encima al registrado por el resto de las islas, pues Gran Canaria sumó ayer 67 cuadros clínicos; Lanzarote y Fuerteventura 12; El Hierro nueve; y La Gomera uno. Por su parte, La Palma, logró mantener su registro y variable por no hallar nuevas detecciones del patógeno entre la población.

Asimismo, según informó la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, el Archipiélago tuvo que lamentar en la última jornada cinco decesos vinculados a los efectos del virus. Los fallecidos, dos personas de 86 y 88 años en Gran Canaria, dos pacientes de 52 y 67 años en Fuerteventura y una persona de 83 años en Tenerife, se encontraban aquejados de patologías previas. Estos nuevos óbitos elevan a 703 el cómputo de muertes producidas en la región por las complicaciones provocadas por el coronavirus.

Como es habitual, la buena noticia viene de parte de las altas. Y es que en las últimas 24 horas se emitieron 256, por lo que ya han conseguido superar la enfermedad 44.881 personas en Canarias.

No obstante, en los hospitales de las Islas hay 311 pacientes luchando contra la afección en plantas –uno menos que el pasado miércoles– y 82 en las unidades de cuidados intensivos – se mantiene la misma cifra–. Por el contrario, 4.011 enfermos se encuentran en régimen de seguimiento domiciliario, lo que representa el 91% del total que aúna el Archipiélago (4.403).