TECH Universidad Tecnológica ha renovado su acuerdo estratégico con Harvard Business Publishing, la editorial de la prestigiosa universidad, para reforzar la excelencia de sus contenidos educativos. Con esta alianza, la mayor universidad digital del mundo en español reafirma su apuesta por la formación de calidad, ofreciendo a sus alumnos contenidos académicos a través de los ‘Harvard Business School Cases’, los conocidos ‘casos de negocio’ de la universidad; así como una potente serie de recursos que incluyen materiales didácticos, simulaciones online, notas técnicas, cursos y artículos de actualidad empresarial de primer nivel.

Con este acuerdo, ambas instituciones renuevan su relación de apoyo y confianza mutua, según ha destacado Tere Guevara, responsable académica en TECH Universidad Tecnológica. «La renovación del acuerdo tiene como objetivo general reforzar la calidad de la docencia impartida en TECH, contribuyendo a la excelencia de nuestra actividad, facilitando el acceso a programas de formación continuada de primer nivel, reforzando la proyección internacional del grupo educativo y elevando la oferta y nivel de los servicios académicos prestados a la comunidad universitaria», ha explicado Guevara.

Con 15 años de trayectoria, presencia en 23 países y una innovadora apuesta educativa, TECH Universidad Tecnológica se ha posicionado como la mayor universidad digital de habla hispana. Desde 2018 tiene su sede principal en Tenerife, desde donde gestiona de forma centralizada este ambicioso proyecto educativo conformado por un clúster transnacional de universidades privadas digitales, con una filosofía común orientada a la capacitación de profesionales en ejercicio que precisan actualizarse o profundizar en un área concreta de alta especialización.

Una universidad online orientada principalmente a la actividad de posgrado y formación continuada, en la que el estudiante puede optar entre programas propios y programas con reconocimiento de validez oficial (RVOE) de la Secretaría de Educación Pública de México. Este reconocimiento gubernamental permite que los programas obtengan la validez oficial en cualquier país donde sean presentados, a través del proceso de validación exigido por la autoridad educativa correspondiente en cada territorio en que se requiera. Además, cuenta con alianzas estratégicas con otras instituciones universitarias de referencia, como la suscrita con la Universidad CEU Cardenal Herrera, con la que imparte de forma virtual programas de máster propio y experto universitario en diferentes países del área idiomática española.

Innovación y excelencia

El acuerdo con Harvard Business Publishing refuerza la apuesta de TECH Universidad Tecnológica por una formación de calidad en sus programas, aportando más herramientas de valor en su método de formación propio: la ‘Metodología Re-Learning’. Un innovador sistema de aprendizaje, cien por cien online, basado en la reiteración dirigida. Es decir, un aprendizaje repetido en el tiempo, autogestionado por el estudiante y dirigido por un profesional docente, que permite al alumno superar la “Curva del Olvido” que estableció el psicólogo alemán Hermann Ebbinghaus.

«El resultado es que los contenidos perduran más tiempo en la memoria, gracias a una estrategia que permite a los alumnos asimilar conceptos de forma más rápida y efectiva, desarrollando espíritu crítico, capacidad para tomar decisiones y capacidad de argumentación. Para ello, nuestros profesores y pedagogos seleccionan los conceptos más relevantes, los sintetizan y los presentan como elementos multimedia interactivos, apoyándose en el uso ordenado de imágenes, esquemas en movimiento, algoritmos de decisión y animaciones que garantice la correcta adquisición del conocimiento», explica la responsable académica de TECH.

El método pedagógico empleado en TECH supera con nota los estándares mundiales de calidad que evalúan la efectividad de la formación online, y se sitúan al mismo nivel de las instituciones educativas consideradas las mejores del mundo en formación online, según el exhaustivo estudio de investigación liderado por el Dr. David Fernández García, experto en aprendizaje virtual de la Universidad Católica de Valencia, que mide aspectos como la metodología, los contenidos o la tecnología empleada. Un sistema que, destacan desde el grupo educativo, apuesta por una formación continua de primer nivel que enlaza con la realidad del mercado laboral. «Es la constatación de que, cada vez más, se hace necesario no solo la adquisición de conocimientos, sino la aplicación práctica y efectiva de los mismos, salvando la brecha que existe entre el mundo académico y la vida real de la empresa».

‘Método del Caso’

Harvard Business School, líder en los principales rankings educativos de referencia, ideó el llamado ‘Método del Caso’, una metodología de enseñanza disruptiva que ha sido adoptada por el resto de escuelas de negocio del mundo. Fue desarrollado en 1912 para que los estudiantes de Derecho no se limitaran a aprender leyes de forma teórica. Su éxito fue tal que en 1924 se estableció como el método estándar de enseñanza de la escuela y hoy en día se mantiene como el sistema de aprendizaje por excelencia en la formación universitaria, siendo el más utilizado por las mejores escuelas de negocios del mundo. Su filosofía se centra en presentar al alumno situaciones complejas reales para fomentar habilidades como la toma de decisiones o la exposición de juicios fundamentado sobre cómo resolverlas, así como la valoración posterior de las actuaciones. El resultado es la mejora en la práctica de las habilidades directivas, con unos contenidos que sirven de puente entre lo académico y lo empresarial.

El ‘Método del Caso’ se aleja del formato reactivo de la metodología de enseñanza tradicional por el que el alumno se sienta, toma nota y después estudia por su cuenta. Aquí los casos son presentados a los alumnos, propiciando un ambiente de aprendizaje práctico que requiere una postura activa del alumno. Los programas se renuevan de forma constante e incluyen casos de estudio globales. Para ello, Harvard dispone de una red de centros de investigación en ciudades de todo el mundo (desde París a Tokio pasando por Estambul) que rastrean las compañías más interesantes para incorporarlas como caso de estudio. La exigencia se aplica también a sus profesores, que cada tres años deben reevaluar su capacidad pedagógica y su adaptación a las nuevas tendencias.