Agentes del Grupo de Intervención Rápida (GIR) de la Guardia Civil y de la Policía Local de Yaiza intervinieron este jueves por la tarde en una fiesta en una villa de Yaiza, en la que se estaban incumpliento las medidas ante el Covid. Además, entre los participantes se encontraba un juez y una abogada, según adelanta La Voz de Lanzarote.

Desde la vivienda estaban haciendo un directo a través de redes sociales y una persona, que lo vio, alertó de forma anónima a los cuerpos policiales. 

Tras ello, más de una decena de agentes se desplazaron a la vivienda, ubicada en la zona del Barranco del Agua, entre Puerto Calero y Uga.  

Dentro de la fiesta había una docena de personas, muchas de ellas sin mascarilla, que estaban bailando y sin respetar la distancia de seguridad, con el añadido de que no eran convivientes. Fuentes policiales han indicado que se trata del magistrado Ricardo Fiestras, titular del Juzgado de Instrucción 4 de Arrecife, que precisamente pasó hace algunas fechas la enfermedad, de la que se contagió en uno de los brotes detectados en un restaurante de la isla, lo que le obligó a permanecer varios días ingresado en planta en el Hospital Insular de Lanzarote, informa Canariasahora.