Los trabajos de excavación iniciados en enero en la Cueva de El Tendal (San Andrés y Sauces) han finalizado con la extracción de materiales arqueológicos de este yacimiento, uno de los más importantes de Canarias y que ayudará a conocer la vida de los aborígenes de La Palma a lo largo de mil años.

Con motivo de la finalización de la campaña arqueológica han visitado la Cueva de El Tendal el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, junto a la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la isla, Jovita Monterrey, y la directora general de Patrimonio del Gobierno de Canarias, Antonia Perera. Mariano Hernández Zapata destaca en un comunicado del Cabildo de La Palma la cantidad de materiales arqueológicos descubiertos durante los trabajos de excavación, los primeros que se realizan desde la década de los años 80 del siglo XX.

Recuerda también que la Cueva de El Tendal es uno de los yacimientos arqueológicos de Canarias de mayor importancia, ya que los sedimentos arqueológicos hallados en el lugar han permitido conocer el pasado aborigen de quienes habitaban en la isla hace milenios. La responsable de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo de La Palma, Jovita Monterrey, explica que este proyecto, financiado elCabildo de La Palma y la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Canarias, cuenta con un equipo multidisciplinar de las universidades de La Laguna y Las Palmas de Gran Canaria, además de con la colaboración de otras instituciones científicas europeas. Por su parte, Antonia Perera manifiesta que la actividad arqueológica que se está desarrollando en El Tendal evidencia la excepcional importancia de este yacimiento para comprender la historia de la ocupación de la población aborigen en la Isla.

"Nuestra visita al enclave se ha traducido en la firma de un convenio con las dos universidades públicas que conforman el proyecto porque el Gobierno no puede permanecer al margen del desarrollo de líneas de investigación estructurales para comprender el pasado", remarca. El investigador del Departamento de Ciencias Históricas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Jonathan Santana, destaca la importancia de que este año se hayan retomado los estudios de este yacimiento, en el que se encuentra una estratigrafía bien conservada que permite reconstruir cómo era la economía y la sociedad de la población aborigen en La Palma y Canarias. Por su parte, el jefe de la Sección de Patrimonio Histórico y Arqueológico del Cabildo de La Palma, Jorge Pais, resalta que El Tendal es el espacio que más conocimiento ha aportado al conocimiento de la vida y cultura de los benahoaritas.

"Se trata de un yacimiento único no solo a nivel insular sino regional, puesto que tiene más de siete metros de espesor donde podemos estudiar cómo vivió la gente y cambió su dieta a lo largo de, como mínimo, mil años", explica. El proyecto que se está desarrollando permitirá continuar realizando excavaciones para seguir estudiando los materiales que se encuentren en la Cueva de El Tendal, precisa el Cabildo de La Palma.