La alerta meteorológica por fenómenos costeros adversos dejó ayer imágenes tan espectaculares como las que se pudieron captar en los alrededores de las piscinas de Bajamar, en el término municipal de La Laguna. La bravura del mar se evidenció desde la madrugada del viernes en la costa norte y oeste de La Palma, El Hierro, Lanzarote y Fuerteventura, mientras que las olas de mayor intensidad en las islas de Tenerife y Gran Canaria se hicieron visibles en el litoral norte. En algunos casos, estas llegaron a superar los cinco metros de altura.