La asociación El Defensor del Paciente sitúa a Canarias en el disparadero en el apartado de la lista de espera al situarse en esta comunidad el tiempo de espera para ser sometido a una intervención quirúrgica en 163 días, una cifra sensiblemente inferior a la media nacional (170 días).

El balance del año pasado, inevitablemente, estuvo condicionado por los efectos de la pandemia, lo que según el Defensor del Paciente “ha trastocado la actividad asistencial, tanto en atención primaria como hospitalaria”, dicha organización concluye que en el archipiélago “las cifras han aumentado de manera categórica”, al llegarse a “25.460 pacientes englobando la lista quirúrgica”. En su informe, además, especifica que en Canarias las cirugías que más se han retrasado son las vasculares, las plásticas, las torácicas y las oftalmológicas.

253 denuncias en 2020

Las listas de espera sanitarias han sido, de largo, el motivo más frecuente de las denuncias que recibió El Defensor del Paciente desde esta comunidad, donde atendió en 2020 un total de 253 casos, 144 de ellos en la provincia de Santa Cruz de Tenerife y los otros 109 en la de Las Palmas.

Sus cifras revelan, en todo caso, que en toda España, que en 2020 llegó a una suma de 691.508 pacientes aguardando una operación, la media de tiempo de espera fue superior a la de las Islas. Para este colectivo, uno de los principales argumentos a la hora de explicar el incremento en la lista de espera se debe a la mala coordinación entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades.