La consejera de Sanidad de La Palma, Susana Machín (PSOE), se ha vacunado contra la Covid-19 saltándose el protocolo impuesto por el Gobierno de Canarias y el Ministerio de Sanidad. Según justifica la Consejería de Sanidad, el nombre de la política aparecía en el listado de personal habitual del centro sociosanitario Hospital de Los Dolores, ubicado en Santa Cruz de La Palma. Machín cuenta con un despacho en el propio centro, lo que le ha permitido obtener la protección antes que el resto de responsables políticos y de la población general, e incluso antes que algunos sanitarios, al considerarse que trabaja directamente en lugares donde es posible atender a pacientes con Covid-19.

El protocolo del Ministerio de Sanidad, sin embargo, lo deja claro: el primer grupo a vacunar debe ser el personal sanitario y sociosanitario que trabaje en residencias de personas mayores y atención a grandes dependientes, además de los residentes. En España, el personal sociosanitario son los cuidadores, gerocultores y auxiliar administrativo, además de los técnicos a domicilio. Mientras que lo sanitarios pueden ser facultativos, auxiliares de enfermería, fisioterpeutas, terapeutas ocupacionales, podólogos, ópticos, logopedas, nutricionistas o enfermeros, entre otros trabajadores que realizan sus funciones en la sanidad pública. Machín, que es técnica superior de Administración y Finanzas, no cumple ninguno de estos requisitos.

La Consejería de Sanidad ha estimado que, al contar con un despacho en el geriátrico palmero Hospital de Los Dolores debía recibir esta inoculación durante la primera tanda de vacunación. No obstante, estos despachos no son los que usa habitualmente. Machín cuenta con varios espacios de trabajo, uno es el del centro sociosanitario, pero también tiene un despacho en el Cabildo de La Palma y otro en la Casa Rosada.

El criterio de vacunar al personal de estos centros, a pesar de que no todos estén en contacto directo con los pacientes Covid-19, ha sido utilizado también en todo el Servicio Canario de la Salud (SCS), atendiendo a que directivos como gerentes o directores de áreas de salud tienen labores asistenciales que les pueden poner en riesgo, a ellos y a los pacientes y compañeros.

Reuniones de 6.

Tras más de un mes limitando las reuniones a tan solo cuatro personas, los tinerfeños tienen a partir del lunes la posibilidad de reunirse en grupos de seis personas. Así queda constatado en la Resolución del 21 de enero de 2021, publicada en el Boletín Oficial de Canarias, en el que se aprueba una actualización de las medidas de prevención frente a la Covid-19. Esta es la tercera modificación que sufre el semáforo canario, después de que el Gobierno se haya visto obligado a establecer un nuevo nivel de alerta –el cuatro– debido a la situación epidemiológica de Lanzarote.

12.500 vacunas.

El Gobierno de Canarias está pendiente de la recepción de 12.500 vacunas de Pfizer durante la próxima semana. De esta manera se garantizaría el comienzo de la vacunación a los 12.000 grandes dependientes del Archipiélago, así como culminar la vacunación a sanitarios y la inoculación de la segunda dosis en residencias.