Cruz Roja ayudó en 2020 en Canarias a más de 159.000 personas afectadas por la covid-19, un 6% más de las inicialmente previstas en el marco de un plan de respuesta socioeconómica dirigido a los colectivos más vulnerables que supuso la movilización de cinco millones de euros.

Con este plan, denominado Cruz Roja Responde, la organización humanitaria ha realizado "la mayor movilización de recursos, capacidades y personas de su historia" frente a esta pandemia, lo que le ha llevado a prestar ayuda a unos tres millones de personas en todo el territorio español, según ha destacado este martes en un comunicado donde ha hecho balance de su repercusión.

Concretamente en Canarias, Cruz Roja ha dado 488.277 respuestas a estas personas a través de este plan, siendo el 59 % de las personas atendidas mujeres, la mayoría de ellas de entre 30 y 59 años y con estudios primarios, mientras que el 32,6 % han sido personas mayores de 60 años.

El presidente de Cruz Roja en Canarias, Antonio Rico, ha destacado que más de 3.300 personas voluntarias, el 54 % de ellas mujeres, con una media de edad de 37 años, han participado hasta ahora en esta intervención integral frente a la covid-19 a través de acciones en las áreas de emergencias, inclusión social, salud, socorro, empleo, educación y medioambiente.

El incremento de las tasas de pobreza, exclusión social y desempleo llevará en este 2021 a Cruz Roja a focalizar su respuesta en la mejora del acceso al empleo y la lucha frente a la brecha digital, que serán dos de los principales retos de una nueva edición del Plan Responde.

"Además de mantener nuestra intervención habitual con las personas vulnerables con las que trabajamos cada año, hemos tenido que responder al enorme incremento de las demandas de ayuda y hemos multiplicado por cinco nuestra actividad durante este año porque la pandemia ha hecho vulnerable a muchas personas que nunca lo habían sido", recalca Rico.

Canarias fue el pasado año la quinta comunidad autónoma con más personas atendidas en el marco de esta estrategia y la séptima con más voluntarios movilizados para ayudar a personas vulnerables con traslados sanitarios, despliegues de albergues para personas sin hogar e infraestructuras hospitalarias, apoyo psicosocial, educación virtual para niños o distribución de bienes básicos de primera necesidad para familias sin recursos.

En materia de empleo, Cruz Roja ha atendido en las Islas en los últimos meses a través del Plan Responde a más de 5.400 personas; en el ámbito de salud, a 57.919; en educación, a más de 7.500 personas; en materia de inclusión social, a 43.460; en medioambiente, a más de 28.000 personas, y, a través de medidas de socorro, ha apoyado a 42.782 personas.

Rico ha "agradecido y reconocido el compromiso del voluntariado para estar donde hace falta, porque demuestra su carácter esencial, más que nunca en tiempos de pandemia, para las personas que reciben la ayuda de Cruz Roja".

"El voluntariado es una expresión de solidaridad humana y en esta situación es necesario que más personas se comprometan para hacer de este mundo un lugar mejor", ha referido.