Tenerife arranca la semana en semáforo amarillo y con una bajada de las restricciones después de que el Gobierno de Canarias decidiera la semana pasada rebajar el nivel de riesgo en la Isla debido a la mejora de los datos de contagios registrados en las últimas semanas. Este cambio implica que los tinerfeños ganarán algunas pequeñas libertades en el día a día después de haber tenido que sacrificar las pasadas fiestas de Navidad para evitar que el virus continuara propagándose.

Estas son las medidas que se 'relajan' a partir de este lunes y hasta el próximo día 1 en Tenerife, siempre que la situación no empeore:

Toque de queda. Los tinerfeños ganan una hora de libre circulación. Hasta este fin de semana, los ciudadanos estaban obligados a permanecer en sus domicilios desde las 22:00 y hasta las 06:00 horas, salvo situaciones de necesidad. La bajada a nivel 2 significa que el toque de queda se retrasa hasta las 23:00 horas.

Aforos. Ya se permite a los grupos de cuatro personas como máximo estar juntos en espacios tanto públicos como privados, hasta ahora estaba limitada solo a los convivientes. En semáforo rojo solo se permitía reuniones de cuatro personas no convivientes por mesa en restaurantes y hostelería.

Varias personas pasean este fin de semana por las calles de La Laguna María Pisaca

Bares y restaurantes reabren sus locales. Se recupera el servicio en el interior de los locales, pues hasta ahora solo podían atender a los clientes en las terrazas y, además, el cierre de atención al público será una hora más tarde, antes de las 23:00 horas. Además, las terrazas podrán estar al 75% del aforo y el interior de los establecimientos al 50%. Pese a ello, siguen estando prohibidas la celebración de actividades en las que no se respeten la distancia de seguridad.

Vuelven los gimnasios. Se vuelve a permitir la práctica de actividad física tanto en el interior como en el exterior de los establecimientos deportivos pero con un máximo de 4 personas, incluido el monitor si no puede mantener la distancia de seguridad. El aforo en estos locales deportivos será del 50% en cada estancia. Hasta ahora estaba prohibido el deporte en el interior de los gimnasios y solo se podía hacer deporte de manera individual en exteriores.

Transporte público. Se mantiene el aforo reducido al 50% en el transporte regular terrestre urbano y metropolitano.

Viajes. Los tinerfeños ya no tienen que dar explicaciones sobre los viajes que realicen. Hasta ahora las entradas y salidas de Tenerife estaban prohibidas, salvo casos justificados.

Hospitales y centros sanitarios. Se permiten las visitas pero limitadas bajo la supervisión del centro.

Locales de juegos y apuestas. Vuelven a abrir sus puertas.