Los tinerfeños tendrán que esperar al menos hasta el domingo para disfrutar de la primera nevada de 2021 que ha traído la borrasca Filomena a la Corona Forestal y el Teide. Todas las previsiones apuntan a que los tres accesos al Parque Nacional por el norte y el sur –La Esperanza, La Orotava y Vilaflor– permanecerán cerrados hoy por la presencia de hielo en la calzada. Además, para la jornada de este sábado se espera más nieve que la caída ayer en la cima de España. Según explicó el delegado provincial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Canarias, Jesús Agüera, hoy se mantendrán las precipitaciones en forma de copos “en la cota de 1.700 metros”, lo que hará que “nieve de manera más copiosa”. Agüera precisó que esto ocurrirá no solo en las cumbres de Tenerife, sino también en las de La Palma y Gran Canaria. La operación nevada tendrá que esperar.

Filomena deja un manto blanco en las cimas tinerfeñas y palmeras, así como precipitaciones en todas las Islas –especialmente fuertes en la vertiente norte de Tenerife, La Palma, El Hierro, La Gomera y Gran Canaria–, temperaturas por debajo de los cero grados y rachas de vientos superiores a los 100 kilómetros por hora en las cumbres. La borrasca también deja un reguero de pequeños incidentes –cortes puntuales de vías por desprendimientos o caídas de árboles– y repercusiones en el transporte aéreo. Pero lo que más ha sentido la población es la drástica caída de las temperaturas. Según Agüera, se debe a un cambio en la dirección del viento, que giró al norte, lo que provocó una entrada de aire muy frío.

Nieva en el Teide

Nieve en Tenerife y La Palma.

La nieve en Tenerife cayó sobre todo en la Corona Forestal, Izaña y la cara norte del Teide. El manto blanco en las cumbres se divisaba desde Arona, Güímar, La Orotava o Puerto de la Cruz. El hielo que dejaron las bajas temperaturas y la caída de piedras a la calzada obligaron al Cabildo de Tenerife a cerrar los accesos al Parque Nacional en Boca Tauce y El Portillo. Las autoridades insulares piden a la población que no intente subir hoy al Teide porque las carreteras permanecerán cerradas previsiblemente durante toda la jornada ante la llegada de nuvas nevadas, que pueden ser más abundantes que las de ayer. Esperan con ello avitar atascos y facilitar la labor de los operarios.

La nieve también llegó a las cumbres de La Palma, dejando en el entorno del Observatorio Astrofísico del Roque de Los Muchachos, desde el Pico de La Nieve hasta la bajada de Garafía por Hoya Grande, una fina capa blanca. Esta será una estampa que volverá a repetirse hoy, con previsiones de que la cota de nieve descienda hasta los 1.400 metros. Esto permitirá volver a contar con una estampa llamativa en la Isla, con prácticamente toda la Cumbre Nueva y Cumbre Vieja cubiertas por un manto blanco.

Se trata de la primera nevada del año en la Isla Bonita, más que esperada por el sector primario palmero, que ve cómo a pesar de las copiosas lluvias mucha agua se pierde por los barrancos. La Palma padece una sequía que preocupa a los agricultores y ganaderos. Es precisamente el deshielo el que permitirá recargar los acuíferos filtrándose a las galerías que permanecen activas para completar el sistema hídrico insular, lo que se ve reflejado en La Laguna de Barlovento, que embalsó en las últimas 48 horas más de 700.000 pipas de agua, el equivalente a 110 piscinas olímpicas.

Así, con bajas temperaturas en la cumbre –se llegó a los -1,7 en el Roque de los Muchachos– y precipitaciones importantes –por encima de los 60 litros por metro cuadrado en la cima y en torno a los 50 litros por metro cuadrado en las medianías–, Filomena deja no sólo una estampa invernal en La Palma, sino también cuantiosos beneficios económicos para un sector primario que representa el 40% de la economía palmera.

Temperaturas por debajo de los 0 grados.

Además de tener que sacar los paraguas, Filomena obligó a los canarios a ponerse los abrigos. Los termómetros llegaron a bajar de los 0 grados en el Parque Nacional del Teide, donde hizo más frío. En Izaña se alcanzaron los -2,2 grados centígrados, el récord de temperatura mínima que se registró en la gris y extremadamente húmeda jornada de ayer. Los otros registros más bajos se dieron en Vega de San Mateo (Gran Canaria), Vallehermoso (La Gomera) y Tejeda (Gran Canaria), con 3,9 grados. En Santa Cruz de Tenerife, la temperatura mínima fue de 14,5 grados, según los datos oficiales de la Agencia Estatal de Meorología en Canarias.

3

Lluvia en Santa Cruz Andrés Gutiérrez

Vientos huracanados en las cumbres.

Las fuertes rachas de viento también se dejaron sentir en las Islas, especialmente en las zonas más altas de Tenerife, La Gomera y Gran Canaria. El máximo se alcanzó en Izaña, en el Parque Nacional del Teide, donde las rachas alcanzaron las de un huracán de categoría 1: 118 kilómetros por hora. Asimismo, la estación meteorológica gomera de Vallehermoso-Alto Igualero registró momentos de hasta 100 kilómetros por hora. También hubo fuertes vientos en los aeropuertos de Tenerife Norte, La Palma y Fuerteventura.

Abundante agua sin desbordamientos.

El agua corrió con fuerza por los barrancos, en especial los de la vertiente norte, pero no se produjeron desbordamientos. En algunos acantilados de Tenerife, La Palma, La Gomera y Gran Canaria se formaron cascadas. Las precipitaciones fueron generalizadas durante todo el día, aunque el cielo se abrió en algunos momentos. La lluvia acumulada más alta la situó la Aemet en los altos del municipio tinerfeño de Candelaria, con 74,4 litros por metro cuadrado. Le siguieron Teror (Gran Canaria, 69,4 litros por metro cuadrado), El Pinar (El Hierro, 66,2), el aeropuerto Tenerife Norte (63,8) y San Juan de la Rambla (Tenerife, 60,8).

Numerosas incidencias.

Filomena provocó ayer numerosas incidencias, aunque ninguna de importancia, tal y como informó el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad, que apuntó a Tenerife, La Palma y Gran Canaria como las Islas más afectadas. Caídas de ramas, señales de tráfico o mobiliario urbano fueron las consecuencias más frecuentes en estas Islas, situación que provocó dificultades en la circulación de vehículos y obligó a la intervención de los técnicos de carreteras. Las vías con más incidencias de este tipo fueron las dos autopistas de Tenerife. Además, la borrasca provocó en esta Isla algunas salidas de coches de la carretera, sin que se tuvieran que lamentar daños personales. En la capital chicharrera, los principales sustos vinieron de las alcantarillas, desbordadas en varios puntos del municipio, sobre todo en la zona de Ifara.

58 vuelos afectados en la provincia.

Un total de 58 vuelos resultaron afectados entre el jueves –día en que Filomena entró con fuerza en el Archipiélago– y ayer en todas las Islas. El jueves, la peor jornada en los aeropuertos, hubo 46 cancelaciones y 8 desvíos: 1 vuelo desviado y 11 operaciones canceladas en El Hierro; 1 desvío y 3 cancelaciones en La Gomera; 1 desvío en Tenerife; 1 desvío y 28 vuelos cancelados en La Palma; y 4-4 en Lanzarote. Pese al mal tiempo, ayer fue una jornada más tranquila en los aeropuertos, con el desvío de un vuelo de Binter que iba a hacer el trayecto de Gran Canaria a Tenerife Norte y terminó aterrizando en Tenerife Sur, así como la cancelación de dos vuelos de Madrid a Tenerife Norte y otro de la instalación de La Laguna a Gran Canaria.

Mal tiempo hasta el lunes.

Filomena seguirá afectando mañana a las Islas, que siguen en alerta, aunque con lluvias y vientos menos intentos a medida que avance la jornada. El mal tiempo permanecerá hasta el lunes.

En la foto principal, una mujer se protege de la lluvia con un paraguas en Santa Cruz de Tenerife. A la izquierda de estas líneas, una joven camina por la capital tinerfeña, acceso cerrado al Teide y un árbol caído en Gran Canaria. Arriba y abajo, nieve y heladas en el Roque de los Muchachos de La Palma.

Así descargó Filomena sobre Canarias El Día